al menos Un 30% de los beneficios se destinarán a remunerar al accionista

Los españoles cobrarán 100 millones de dividendos de la embotelladora de Coca-Cola

La nueva empresa Coca-Cola European Partners, la mayor embotelladora del mundo, será un maná de dividendos para los accionistas españoles, socios mayoritarios con el 34%

Foto: Muhtar Kent, presidente y consejero delegado de The Coca-Cola Company, Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, y John Brock, presidente y consejero delegado de Coca-Cola Enterprises.
Muhtar Kent, presidente y consejero delegado de The Coca-Cola Company, Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, y John Brock, presidente y consejero delegado de Coca-Cola Enterprises.

Los socios españoles de la nueva superembotelladora de Coca-Cola se llevarán más de 100 millones de euros en concepto de dividendos de la nueva empresa Coca-Cola European Partners. Y esta es la valoración conservadora, en función de la información financiera del proyecto que la parte americana del proyecto, Coca-Cola Enterprises, ha comunicado al regulador bursátil estadounidense, la SEC, al dar detalles sobre la fusión que se está llevando a cabo.

En este documento se apunta que el porcentaje de beneficios -'pay out'­- que se destinará al pago de dividendos se situará “entre el 30% y el 40% de los beneficios”. Es decir, los 100 millones son una valoración en la franja baja de la que se beneficiarían sobre todo los Daurella, que se llevarían casi 52 millones. El resto se repartiría entre las otras familias. Los siguientes más beneficiados serán los Gómez Trenor, con cerca del 8% de la nueva Coca-Cola European Partners. A los Gómez Trenor les correspondería 23 millones al año, según las propias estimaciones de los promotores de la fusión.

El peso de los españoles es clave en la creación de Coca-Cola European Partners, que será la mayor embotelladora del mundo y que presidirá Sol Daurella. En total, tendrán el 34% de la sociedad resultante de la fusión de tres empresas: la española Coca-Cola Iberian Partners, la estadounidense Coca-Cola Enterprises -que es la que ha hecho pública la información- y la alemana Coca-Cola Erfrischungsgetränke Aktiengesellschaft. Y los socios españoles han pactado crear una sociedad en la que mantendrán unidad de acción y controlar de manera conjunta sus paquetes.

Estos dividendos no son la única remuneración prevista. Según la presentación remitida a la SEC, si hay excesos de caja, la nueva Coca-Cola Enterprises abonará dividendos extraordinarios. Incluso se comprometen a llevar a cabo recompras de acciones. Por tanto, los 100 millones resultan una estimación doblemente conservadora.

En la presentación se estipula que la empresa resultante hubiera facturado este año 2015 un total de 12.185 millones de dólares y ganado 971 millones este año. En 2016, los beneficios están subiendo, si bien en el caso español y alemán a un ritmo menor de lo esperado. Una auténtica máquina de generar dinero, con un ebitda de 2.041 millones de dólares.

Pendiente de trámites

En este momento, la fusión está a la espera de dos trámites muy importantes: la aprobación de las autoridades de competencia de la Unión Europea y que la junta de accionistas de Coca-Cola Enterprises, empresa cotizada en la bolsa en Estados Unidos, otorgue su visto bueno a la operación.

La previsión de la compañías que participan en esta megafusión es cerrar el acuerdo y constituir la nueva empresa al final del segundo trimestre de este año, según consta en la documentación.

Fuerte ritmo inversor

La empresa anuncia que mantendrá un fuerte ritmo inversor, que estima entre el 4% y el 5% de las ventas, lo que supondría más de 540 millones de dólares al año, una estrategia que los promotores de esta concentración califican de “prudente”. Este es uno de los objetivos a largo plazo de la compañía.

Dichas inversiones se destinarán, siempre según el documento depositado en la SEC, a tres líneas de actuación: reestructuraciones para potenciar la eficiencia de las plantas embotelladoras, innovación que potencie el crecimiento y compras que incrementen el valor del accionista. Es decir, los Daurella y Coca-Cola han pactado crear un gigante que aspira a hacerse todavía mucho más grande.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios