EL 'HOLDING' NACE CON 65 MILLONES DE CAPITAL

Sáenz adquiere un 5% del 'holding' africano de Alberto Cortina y Alejandro Betancourt

El exvicepresidente del Banco Santander es el alma máter del BDK Financial Group que controlan Alberto Cortina y el empresario venezolano Alejandro Betancourt

Foto: El exconsejero delegado del Banco Santander Alfredo Sáenz. (EFE)
El exconsejero delegado del Banco Santander Alfredo Sáenz. (EFE)

El exvicepresidente del Banco Santander Alfredo Sáenz dispondrá de una participación inicial del 5% en el capital social del DBK Financial Group, denominación del 'holding' financiero constituido por Alberto Cortina y el empresario venezolano Alejandro Betancourt para operar en toda la zona del África francófona. El nuevo grupo cuenta desde hace un año con una primera base de operaciones en Senegal a través del flamante Banco de Dakar y trabaja ahora en la obtención de una ficha bancaria equivalente para crear otra entidad de crédito en Costa de Marfil.

La puesta en escena del nuevo grupo financiero responde a una iniciativa conjunta de Alberto Cortina y su socio venezolano, el empresario Alejandro Betancourt, hijo de Lilia López, antigua novia del torero Sebastián Palomo Linares, y promotor de la firma Derwick Associates. Ambos financieros ‘cabalgan juntos’ desde hace tiempo en distintos escenarios de inversión, empezando por el sector petrolífero, donde cuentan con el apoyo asesor de Alfonso Cortina, hermano de Alberto, y experto conocedor del mercado desde su etapa presidencial en Repsol.

Alberto Cortina junto a su esposa, Elena Cue (Gtres)
Alberto Cortina junto a su esposa, Elena Cue (Gtres)

El salto a la actividad financiera, más si cabe tras la aventura protagonizada hace casi 30 años en el Banco Central, fue acogido con cierta prevención por Alberto Cortina. El empresario español no estaba dispuesto a tropezar en la misma piedra del negocio bancario, y menos en un terreno todavía poco explorado como es África, sin contar con un ‘guía’ capaz que abrir camino con suficiente garantía y reputación profesional. La relación de amistad con Alfredo Sáenz ofrecía una oportunidad inmejorable, pero antes de dar ningún paso era necesario convencer al antiguo hombre fuerte del Banco Santander.

Una vez resuelto el fichaje estrella de Sáenz, todo está listo para desarrollar un amplio plan de expansión que tiene por objeto desplegar fichas bancarias en todos los países que operan con el franco CFA, divisa convertible a tipo fijo con el euro. El 'holding' BDK Financial Group, con sede en Luxemburgo, ha sido dotado con una aportación de capital de 65 millones de euros, que podrían ser ampliados a medida que el proyecto vaya cubriendo sucesivas etapas tras la apertura del Banco de Dakar y la próxima, que tendrá lugar en la ciudad marfileña de Abiyán, el gran centro financiero de toda la zona de influencia de África Occidental y Central.

El antiguo hombre fuerte de Botín encabeza en el grupo BDK un equipo formado por antiguos directivos portugueses que ya trabajaron juntos en el Santander

El que fuera primer ejecutivo del Banco Santander en la etapa de mayor esplendor con Emilio Botín pilotará el 'holding' bancario de Alberto Cortina con algunos de los principales banqueros portugueses, que hace una década trabajaron a sus órdenes en la plana mayor del banco cántabro. Sáenz ha fichado como número dos a Vasco Duarte-Silva, antiguo responsable de banca de inversión de la entidad española, a la que llegó tras 14 años en Citigroup. Duarte-Silva es el consejero delegado de BDK Financial Group y al mismo tiempo el presidente del Banco de Dakar, convirtiéndose en la mano derecha de Alfredo Sáenz dentro de la nueva cúpula directiva del grupo africano.

El segundo hombre fuerte que podría acompañar en un futuro inmediato al exvicepresidente del Banco Santander es Felipe Ribeiro-Ferreira, antiguo director de Corporate Finance de la entidad cántabra y promotor, junto con el citado Vasco Duarte-Silva, del equipo de gestión de la consultora financiera 3anglecapital, radicada en Lisboa. En tercera instancia, el Banco de Dakar tendrá a un directivo local al frente de la gestión del día a día que es el senegalés Ibrahima Fall, diplomado en Matemáticas aplicadas y en Economía y finanzas por las universidades Paris-Dauphine y Sorbona.

Alberto Alcocer también se ha sumado al proyecto, pero esta vez su participación es meramente simbólica y no tiene carácter alguno de referencia

Entre el resto de compañeros de viaje aglutinados por Alberto Cortina y Alejandro Betancourt, figura también Bernard Kouchner, ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno francés de François Fillon y partícipe en la fundación de Médicos sin Fronteras (MSF). El político galo, militante en los años sesenta del Partido Comunista de Francia, formará parte en calidad de consejero independiente del máximo órgano de gobierno del grupo BDK, si bien no tendrá ninguna posición accionarial en el 'holding' financiero que da soporte jurídico al proyecto.

Quienes sí participarán en el capital, aunque lo harán con pequeñas cuotas accionariales, son el presidente de Kiss FM, Blas Herrero, y César Álvarez, hermano de Isidoro Álvarez, antiguo presidente de El Corte Inglés y viejo amigo de 'los Albertos’. El grupo bancario africano rompe en cualquier caso la relación tradicional de negocio que aseguraba el equilibrio accionarial entre los dos primos. Cortina ha dejado claro esta vez la paternidad exclusiva de la iniciativa, aunque ha tendido la mano a Alcocer para que no se quede fuera y, si lo desea, disponga de alguna participación minoritaria, por no decir simbólica.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios