eso explica el corralito y el cambio de depositario

La CNMV evita al juez para salvar los fondos y sicavs del concurso de Banco Madrid

La actuación de la CNMV es lo más llamativo del caso Banco Madrid. Aprovechando la lentitud del juez, se mueve a toda prisa para salvar a fondos y sicavs de verse atrapados por el concurso

Foto: Un hombre protesta ante la sede del Banco de Madrid. (EFE)
Un hombre protesta ante la sede del Banco de Madrid. (EFE)

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, está demostrando unos reflejos desconocidos hasta ahora en la institución. En primero lugar, decretó el corralito para los fondos y sicavs depositados en Banco Madrid el mismo día que el Banco de España hizo lo propio con los depósitos; y ayer, anunció el próximo cambio de depositario de estos productos para que sus titulares puedan retirar el dinero atrapado en la filial del andorrano BPA. Estos movimientos pretenden librar a estos clientes del concurso de acreedores y evitar que su dinero pase a formar parte de la masa con que se pague a los depositantes y acreedores. 

Según distintos expertos, el supervisor está adoptando "una política de tierra quemada, de hechos consumados, con la que está tomando todas las medidas que considera necesarias para evitar que el administrador concursal pueda echar mano de los activos fuera de balance como fondos y sicavs. Y si, después, el juez considera que estas medidas no son legales, las puede rescindir siempre que acredite que han causado perjuicio a los acreedores del banco". Así lo establece el artículo 71 de la Ley Concursal, "Acciones de reintegración", que extiende esta rescisión a los actos adoptados hasta dos años antes del concurso.

En principio, los fondos y sicavs son activos fuera del balance del banco, ya que únicamente están depositados en él, y por tanto gozan de derecho de separación según el artículo 80 de la citada ley; esto es, sus titulares se los pueden llevar y no corren peligro de que se utilicen para pagar a los acreedores. Ahora bien, si esto se hace después del inicio del concurso, debe ser el administrador concursal el que autorice estas retiradas una a una, lo que puede llevar años.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)

De ahí que la CNMV esté adoptando medidas para que estas retiradas se puedan efectuar antes de que se inicie la administración concursal y, por tanto, sin necesidad de ninguna autorización previa, según un bufete especializado en estos procesos. "Todo el mundo lo hace así en los concursos; ante la duda y siempre que sea beneficioso, es mejor hacerlo siempre de forma extrajudicial. Y luego, si no está de acuerdo, que venga el juez y lo eche atrás", añade. Entretanto, el supervisor aprovecha la lentitud del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, que todavía no ha nombrado administrador de la entidad pese a que el FROB ya le contestó el 18 de marzo que no pensaba rescatarla.

"La CNMV tiene el mandato de garantizar la protección de los inversores y la normalidad en la operativa, que en este caso es permitir que reembolsen su dinero. No sabemos lo que dirá el juez, pero mientras tanto vamos tomando decisiones conforme a la Ley del Mercado de Valores y a la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva, porque nos dan esas competencias", explica una fuente del supervisor del mercado. 

Los reembolsos se abonan en cuentas en balance

Hay otro peligro adicional, según uno de los grandes despachos de abogados españoles: cuando un cliente vende sus participaciones en un fondo o sicav, el dinero producto de dicha venta se abona en una cuenta corriente de Banco Madrid... que sí pertenece a su balance y, por tanto, se puede entender que está incluida en la masa con la que pagar a los depositantes y acreedores. En principio, esto choca con el derecho de separación de estos activos, pero ni siquiera los abogados especializados descartan que un juez adopte esta interpretación. Ante esto, la CNMV prefiere curarse en salud y permitir que se saque el dinero antes de que se plantee la duda.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Este es el motivo tanto de la suspensión de reembolsos (el corralito) como de la intervención de la gestora de Banco Madrid y, sobre todo, de la decisión de sustituirla como depositaria de fondos y sicavs anunciada ayer. Por ello, estos activos pasarán a estar depositados en otra entidad y sus titulares podrán retirarlos sin ningún problema y sin necesidad de pedir permiso a nadie. "Se trata de evitar que los partícipes se queden capturados en el concurso", según la citada fuente de la CNMV. Esta admite que, con el corralito, corre el riesgo de que el mercado se caiga y los fondos pierdan valor, "pero también es posible que suba y, en todo caso, el mayor riesgo de deterioro es quedar incluidos en el concurso".

Situación sin precedentes

De hecho, hay quien critica incluso la lentitud con que ha actuado Elvira Rodríguez: "Ha perdido una ocasión de oro de hacer bien las cosas por una vez. Debería haber asumido más protagonismo desde el primer momento y haber intervenido directamente la gestora cuando impuso el corralito. Ha creado una enorme confusión en el mercado y ha hecho mucho daño a las entidades pequeñas, que se podía haber evitado", según uno de los expertos consultados.

En todo caso, el gran problema de Banco Madrid es que se trata de una situación sin precedentes. Desde Eurobank del Mediterráneo, en 2003, ningún banco había sido liquidado en España, y desde entonces la normativa tanto bancaria como concursal ha cambiado radicalmente. Por tanto, todas las partes implicadas se mueven en la incertidumbre y desconfían unas de otras, ante lo cual, la CNMV prefiere tomar la iniciativa en beneficio teórico de los partícipes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios