LA SUSTITUTA DE BECERRIL SE PASA AL PESIMISMO

JP Morgan deja de confiar en la banca española y retrasa otro año la recuperación

Las grandes firmas de análisis están empeorando radicalmente su opinión sobre la banca española. A Berenberg se suma ahora un peso pesado: JP Morgan.

Foto: Fachada de la sede del Banco de España en la plaza de Cibeles. (EFE)
Fachada de la sede del Banco de España en la plaza de Cibeles. (EFE)

Las grandes firmas de análisis están empeorando radicalmente su opinión sobre la banca española. El primero en cuestionar el optimismo oficial fue el independiente Berenberg, pero ahora se ha sumado un peso pesado: JP Morgan. En un informe centrado en Popular, pero aplicable al conjunto del sector, considera que los márgenes van a caer en 2015 y 2016, en contra de la opinión generalizada, lo cual va a retrasar la recuperación "al menos un año, si no más". Esta alerta tiene aún más relevancia por cuanto la emite la sustituta del conocido analista Jaime Becerril, el 'martillo pilón' de la banca, destituido tras las presiones del sector. Y parece que ha tenido cierto impacto, a la vista de las fuertes ventas registradas por el sector en bolsa en las últimas fechas.

Dicha analista, Sofie Peterzens, reconoce que los bancos españoles van a mejorar la calidad de sus activos (es decir, la morosidad se ha frenado y los nuevos créditos son más fiables) y que el coste del riesgo va a seguir bajando. Pero su preocupación viene por los márgenes, después de la caída registrada por los de los préstamos del Popular en el tercer trimestre de este año (7 puntos básicos en el trimestre, 50 puntos básicos respecto al año pasado). A su juicio, el deterioro de los intereses de los préstamos y el fin del carry trade no serán compensados por la caída de la remuneración de los depósitos y de la financiación mayorista. Si a estos se suma que el volumen de crédito va a seguir bajando al menos dos años más, el resultado es esa caída anunciada de los márgenes, que lógicamente se trasladará a los beneficios del sector.

Según este estudio, hay varios factores que mantendrán la presión sobre los márgenes. El primero es el retraso con que las bajadas de tipos se reflejan en los créditos. Así, como los préstamos a pymes se suelen revisar dos veces al año y las hipotecas una, queda margen para este traslado reduzca aún más los márgenes a corto plazo. 

Después está que los clientes también se benefician de la caída de los costes de financiación, como los depósitos, ya que éstos se trasladan a los préstamos en porcentajes del 90%. "No es un secreto que los bancos pueden acceder al TLTRO [la barra libre del BCE ligada a la concesión de nuevo crédito] al 0,15% y que pagan el 0,50% a los nuevos depósitos en España, lo cual supone un argumento que están usando las empresas para negociar unos tipos más bajos". Según el Banco de España, los tipos para las pequeñas empresas han caído del 5,4% en el tercer trimestre de 2013 al 4,5% en 2014, y esa tendencia va a continuar, en su opinión.

En este sentido, JP Morgan recuerda que los tipos más altos a las pymes se concedieron en los momentos más duros de la crisis de la prima de riesgo, en 2012 y 2013. Como estos préstamos suelen tener un plazo de 2-3 años, eso significa que los activos con mayores márgenes (los más rentables) van a renovarse en los próximos meses con tipos más bajos, lo que puede acelerar la caída de márgenes. También es lógico pensar que la calidad de los clientes de los bancos ha mejorado gracias a la recuperación económica (la morosidad de las pymes no dedicadas al ladrillo está bajando), lo que les permite exigir mejores condiciones.

El crédito seguirá sin crecer

Esto podría compensarse con un crecimiento del volumen de crédito, pero este banco de inversión lo descarta: aunque se están concediendo más préstamos a pymes y de consumo, las hipotecas y el crédito promotor se siguen reduciendo porque los vencimientos superan a la nueva producción. De hecho, el sector no prevé volver a crecimientos netos antes de 2016 como mínimo. Y esa falta de volumen provoca una intensificación de la competencia que pone todavía más presión sobre los márgenes. Y esta presión tampoco será compensada con las ganancias de la cartera de deuda pública, ya que el grueso del efecto benéfico de la caída de la prima de riesgo ya se ha producido.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)

Por todo ello, este análisis espera una caída de los márgenes de los préstamos del sector en torno a 50 puntos básicos durante los dos próximos años. Una previsión que se opone radicalmente al consenso de los analistas y a las propias previsiones del sector. Es más, fuentes de JP Morgan añaden que están esperando una ronda de rebajas de previsiones de las entidades en los próximos meses. Y podría ser peor si las presiones deflacionistas en Europa frenan aún más la concesión de crédito y, en consecuencia, los tipos de los préstamos bajan más. En ese caso, los beneficios de las entidades pueden desplomarse.

Sorprendente agresividad de la sustituta de Becerril

Estas opiniones tan agresivas de Peterzens son muy sorprendentes por cuanto se suponía que la persona que sustituyera a Becerril en JP Morgan tendría que ser mucho más moderada tras las fuertes presiones del sector que desembocaron en su salida, y, por consiguiente, que sus previsiones estarían mucho más en línea con el escenario de consenso. De ahí que en el mercado consideren esta previsión como una apuesta radical con la que esta analista finlandesa pretende hacerse un nombre en el mundillo de su gremio. 

El peor parado en este nuevo escenario es Popular, debido a su mayor dependencia del crédito a pymes, que es donde se va a centrar la caída de márgenes. Dado que no va a consolidar el negocio de Citi (el 51% está en manos de su socio, Värde Partners), prevé que su margen neto caiga un 1% en 2015 y un 2% en 2016, frente a las previsiones generalizadas de crecimiento. Esto se traducirá en un desplome del beneficio por acción del 30% en los dos próximos años. Eso, en su escenario central. Si se da el negativo, el margen caería otro 13% en el período, y el beneficio, otro 27% más.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios