crean consorcios para acudir a obras

Sacyr entra en Estados Unidos con su constructora al aliarse con Manhattan Group

La compañía española y la estadounidense trabajan en varios consorcios con la vista puesta en tener sus primeros contratos adjudicados a principios de 2015

Foto: Manuel Manrique, presidente de Sacyr
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr acaba de poner la primera piedra de su expansión por Estados Unidos al sellar una alianza con la constructora Manhattan Construction Group, compañía de dimensiones similares a la española, para pesentarse en consorcio a licitaciones de obra al otro lado del Atlántico. De hecho, las dos compañías están trabajando ya en varios concursos y confían en cerrar un primer contrato a principios del próximo ejercicio.

Aunque Sacyr ha declinado desvelar qué proyectos son los más avanzados, sus intereses se centran siempre en concursos que incluyan cartera de construcción, lo que significa que no pujará, por ejemplo, por autopistas ya operativas.

Donde sí abre más el espectro el grupo dirigido por Manuel Manrique es en el tipo de obra, ya que el acuedo con Manhattan Group abarca tanto concesiones, como contratos de obra civil,edificación, plantas industriales y desaladoras o instalaciones de tratamiento de residuos. 

Con este acuerdo, Sacyr vuelve a intentar hacerse un hueco en Estados Unidos, mercado en el que trató de entrar hace ocho años, cuando pujó por la autopista Indiana Toll Road que terminó adjudicándose Ferrovial por 3.800 millones de dólares y que acaba de ser declarada en quiebra. Sacyr hizo la segunda mejor oferta al poner sobre la mesa 1.000 millones menos.

(sacyr)
(sacyr)

Su filial Testa sí logró tener presencia en el país de Barack Obama en el pasado, cuando se hizo con dos torres en Miami. Una de ellas acogía las oficinas de Santander, entidad que terminó comprándola en 2008 por 73,5 millones de euros. El año pasado, la inmobiliaria también se deshizo de Sabadell Financial Center, su otro rascacielos, al venderlo por 184 millones de dólares (unos 141 millones de euros en aquel momento).

El desplome de la obra pública en España ha llevado a Sacyr, como al resto de grupos de infraestructuras españoles, a multiplicar sus esfuerzos de internacionalización, una estrategia que en el caso del grupo presidido por Manuel Manrique le ha permitido tener actualmente el 81% de su cartera en contratos en el exterior, con la polémica ampliación del Canal de Panamá como punta de lanza.

Sacyr ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio de 82,6 millones de euros, un 3,1% más; mientras que los ingresos han caído un 2,4%, hasta los 1.978,6 millones de euros. La compañía, que está en pleno proceso de refinanciación del crédito de Repsol, proceso que incluye la venta de un 3% de la petrolera, también ultima la liquidación de Vallehermoso. Sus títulos han cerrado este martes con una subida del 0,54%, que sitúan el precio de sus títulos en los 2,96 euros.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios