el 'FINANCIAL TIMES' le EXIGE que se moje

Bloomberg pide la cabeza de Juncker por el escándalo de los 'papeles de Luxemburgo'

El escándalo provocado por la revelación de los acuerdos secretos de Luxemburgo no sólo ha puesto en la picota al país, sino al propio presidente de la Comisión.

Foto: Bloomberg pide la cabeza de Juncker por el escándalo de los 'papeles de Luxemburgo'

El escándalo provocado por la revelación de los acuerdos secretos de 340 empresas con Luxemburgo no sólo ha puesto en la picota el peculiar sistema fiscal del Gran Ducado, sino al propio presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que era el primer ministro luxemburgués cuando se firmaron los ya famosos tax rulings. La semana pasada, algunos grupos de izquierda empezaron a pedir su dimisión, pero ahora se suman algunos de los principales medios de comunicación internacionales. Bloomberg ha publicado un durísimo editorial en el que pide su cabeza y el Financial Times, aunque más moderado, solicita su comparecencia inmediata y la adopción de medidas.

El editorial de la agencia de información económica (que no participó en la investigación), a través de su site de opinión Bloomberg View, arremete contra el nombramiento de Juncker ya antes del escándalo revelado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (El Confidencial en España): "Siempre fue una mala elección para el puesto, impuesta a los 28 Gobiernos nacionales por un Parlamento Europeo deseoso de ampliar sus poderes. Ahora está quedando claro qué mala decisión fue ese nombramiento".

"Es muy elocuente que estos acuerdos se hayan mantenido envueltos en el secreto (de hecho, Luxemburgo sólo retiró su oposición a las nuevas normas de la UE sobre transparencia bancaria el mes pasado). Se podría decir que Juncker hizo a su país rico metiendo la mano en los bolsillos de los demás, incluyendo los de la Unión Europea, a la que que ahora está obligado a servir", afirma Bloomberg, que no oculta su antipatía por el personaje: en el pie de la fotografía superior dice "sólo hay una estrella en esta foto".

 El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. (Reuters)
El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. (Reuters)

El editorial mete el dedo en la llaga: "La Comisión ya estaba investigando los acuerdos fiscales de Luxemburgo. Juncker dice que no interferirá... pero tampoco se recusará a sí mismo". "La posición de Juncker como cabeza del cuerpo que investiga las prácticas fiscales que supervisó como primer ministro es un claro conflicto de intereses". Admite que "es posible que la Comisión no encuentre nada inapropiado sobre el paraíso de elusión fiscal luxemburgués: la UE tolera a sus Gobiernos miembros una amplia laxitud en la fiscalidad de las empresas, mientras no favorezcan a unas sobre otras". Pero insiste en que "con Juncker a cargo de la Comisión, una exoneración de ese estilo no merecerá la confianza del público".

Juncker no sirve para que la UE recupere la confianza

La agencia global recuerda la crisis de confianza en que se encuentra la UE, alejada de los ciudadanos e incapaz de generar justicia ni crecimiento. "No va a ayudar a ese esfuerzo que esté supervisado por un hombre que ha pasado su carrera básicamente como un negociador del cuarto de atrás que construía un paraíso fiscal a costa de otros países europeos". Y añade que todo esto era sabido –"o debería haberlo sido"– antes de su nombramiento, con lo que aprovecha para atacar también al Parlamento Europeo.

Pero después de la revelación de los #LuxLeaks, esta situación ya no es sostenible: "Las revelaciones fiscales han puesto esta cuestión delante del público de una manera que pone de nuevo a prueba la credibilidad de la UE. Juncker no ha hecho nada ilegal y no está en peligro inminente de ser destituido. Aun así, serviría mejor a la UE si dimitiera".

El Financial Times le pide que se moje

El Financial Times (un periódico mucho más cercano al establishment  de Bruselas) no es tan agresivo, pero tampoco concede ningún respiro al presidente de la Comisión en un editorial titulado "Juncker debe hablar más alto sobre Luxemburgo y los impuestos", y subtitulado "La UE no debería tolerar más el enorme papel del Gran Ducado en la evasión fiscal". Allí dice que "Juncker ha sido acusado en el pasado de obstaculizar los esfuerzos para un mayor intercambio de información fiscal. Por su propia credibilidad y por la de la Comisión no puede permitirse otra cosa más que el apoyo más enérgico a los esfuerzos para acabar con los abusos del sistema fiscal".

El rotativo británico insiste en los argumentos publicados el lunes por El Confidencial respecto a la presión internacional para acabar con estas prácticas de Luxemburgo. "Los mayores perdedores de esta elusión fiscal son los contribuyentes de otros países. En un momento de dificultades presupuestarias generalizadas, la presión seguirá creciendo sobre aquellos acusados de actuar como paraísos fiscales". Esta presión proviene del resto de los Gobiernos europeos e incluso de la OCDE, que ha desarrollado el proyector BEPS (Erosión de Bases Imponibles y Deslocalización de Beneficios), que "puede declarar ilegales muchas de las prácticas desveladas la semana pasada".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios