Industria prevé en 2014 una caída del recibo de la luz del 4%, con déficit cero de tarifa
  1. Empresas
RECHAZA LOS MALOS AUGURIOS DE LA CNMC

Industria prevé en 2014 una caída del recibo de la luz del 4%, con déficit cero de tarifa

El recibo de la luz bajará este año un 4%, según las estimaciones de Industria. El ministro Soria afirma que 2014 será el primer año sin déficit de tarifa

Foto: El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE)
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE)

El Ministerio de Industria y la CNMC no terminan de ponerse de acuerdo a la hora de analizar la bola de cristal del sector eléctrico para el conjunto de 2014, primer año de vigencia del nuevo y sofisticado sistema de precios de la luz en España. El departamento gubernamental entiende que el ejercicio se saldará con undéficit cero y una reducción del recibo del 4%. El regulador teme que estos objetivos sean demasiado optimistas y el ‘agujero’ histórico de 30.000 millones de deuda estructural que acumula el sector aumente todavía un poco más al término de diciembre.

Tras la drástica abolición del antiguo sistema de subastas eléctricas ha llegado la hora de saldar cuentas con el denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)que se puso en funcionamiento el pasado mes de abril. El Gobierno necesita superar la prueba del nueve, demostrando que la fórmula elegida para ajustar el recibo de la luz a la evolución real del mercado no sólo es más equitativa, sino que además ha supuesto una menor factura para los16 millones de consumidoresque pagan todavía una tarifa regulada.

Fuentes autorizadas del Ministerio de Industria no se atreven a lanzar aún las campanas al vuelo, pero se niegan a contemplar la botella medio vacía como inducen a pensar los datos que acaba de hacer públicos la CNMC. La entidad que presideJosé María Marín Quemadaha puesto en tela de juicio el objetivo central de erradicar el célebre déficit de tarifa tras informar que el desequilibrio entre los costes e ingresos del sistema se sitúa enmás de 3.500 millones de euros al cierre de los ocho primeros meses del año.

La última liquidación, correspondiente al mes de agosto, tiene además ‘gato encerrado’ porque prácticamente la mitad de la cifra mencionada, en concreto,1.275 millones, se derivan de un “desajuste adicional”y no previsto, provocado por una caída de la demanda y un incremento de los costes regulados. El hambre se ha juntado con las ganas de comer en un momento en el que los precios de la electricidad en el mercado mayorista registran niveles similares a los que provocaron la intervención decidida del Gobierno para frenar el ‘tarifazo’ de finales del pasado año.

Durante eltercer trimestre del añoel megavatio hora (MWh) llegó a alcanzar un importede casi 67 euros, situando la media del periodo en más de 52 euros, lo que supone un incremento del 31% sobre el segundo trimestre. El componente energético equivale a un tercio del recibo de la luz, por lo que las facturas que ahora se pasan al cobro llegarán a los hogares con una carga desubida del 11%.Las previsiones del mercado a plazo señalan que el cuarto trimestre registrará una caída media superior al 4% situando la media en los 50 euros y cerrando diciembre con un precio por MWh de 49,6 euros.

Salir del círculo vicioso

Todos estos datos permiten al Gobierno un cierto optimismo sobre la evolución del presente ejercicio. Las estimaciones que el ministro de Industria,José Manuel Soria, ha trasladado al presidenteMariano Rajoyreafirman la caída de las tarifas eléctricas en un 4% durante el conjunto de 2014. Un dato que, aparte su significación económica, tiene una especial relevancia política por cuanto querompe la tendencia vertiginosa de subidas padecidas durante la última década. No en vano, desde el año 2003, el recibo de la luz se ha incrementado en más de un 70% hasta alcanzar un desembolso medio por hogar de 615 euros al año.

Los responsables de la política energética consideran que estos datos avalan la estrategia seguida para salir del círculo vicioso de unos precios al alza que ni siquiera servían para equilibrar los costes del sistema. La eventualidad de un déficit cero en 2014 es ahorala principal incógnitaque planea sobre el sector y la que, a fin de cuentas, puede certificar el éxito de la reforma eléctrica llevada a cabo estos últimos años. El ministro está convencido de alcanzar el objetivo, la CNMC no lo tiene tan claro y las empresas han silenciado sus protestas amparadas en una satisfactoria evolución bursátil. El cambio eléctrico, de momento, no ha sido del todo malo para nadie.Lo peor es el coste de una herenciaque todavía habrá que pagar durante muchos años.

José Manuel Soria Mariano Rajoy CNMC José María Marín Quemada
El redactor recomienda