Es noticia
Menú
Unión de consumidores para conseguir mejores tarifas de la luz: segundo asalto
  1. Economía
TRAS LA OCU LLEGA ELREBAJADOR

Unión de consumidores para conseguir mejores tarifas de la luz: segundo asalto

Primero fue la OCU y ahora una compañía holandesa. Nueva unión de hogares particulares para conseguir mejores precios de la luz pero, ¿realmente funciona?

Foto:

Primero fue la OCU y ahora una compañía holandesa llamada CR5 que bajo el portal llamado elrebajador pretende que los usuarios se unan para conseguir rebajas en la factura de la luz. La Organización de Consumidores (OCU) la puso en marcha hace un año y entonces algunos medios de comunicación hablaron de “fracaso” porque ninguna de las grandes compañías pujópor conseguir medio millón de clientes. Fue Horaluz.com, una compañía más pequeña, la única en acceder a la oferta y conseguir unos 26.000 clientes nuevos. “Que no iban a pujar ninguna de las grandes, ya lo sabíamos”, explica Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU. “Pero no fue un fracaso, conseguimos concienciar, movilizarnos. Ganaron los consumidores y ganaron las pequeñas compañías”. Quedaron satisfechos al margen de quienes hablaron de “fracaso” y estudian convocar una segunda subasta.

Fuentes de la compañía de elrebajador dicen que, en su caso, las grandes compañías eléctricas, con las que llevan hablando más de un mes, ya se han interesado por esta nueva subasta y han enviado sus ofertas. Hay más de 50.000 personas interesadas a las que el próximo día 30 se les remitirá la mejor oferta de todas las recibidas. Estiman que podrían conseguir una rebaja de entre 100 y 150 euros al año de ahorro para cada uno. ¿Su experiencia? 28 subastas en otros países como Holanda y Reino Unido y la confianza de que en el mercado español también puede funcionar. La primera que organizaron en nuestro país estaba destinada a pymes y supuso un ahorro medio del 30% de descuento.

“Es una revolución, ya no somos cautivos, podemos escoger”. Es la opinión de Carlota Pi, cofundadora de Horaluz.com, la compañía que consiguió 26.000 clientes gracias a la OCU. Para Carlota, empieza la transformación del sector eléctrico, de concienciar al consumidor que puede escoger la compañía que quiera, igual que en otros servicios, y presume que después de ocho meses de servicio “continúan con nosotros los 26.000 clientes a pesar de que no tenemos compromiso de permanencia”. La rebaja conseguida, según la propia compañía, fue de media 50 euros al año. “Hubo casos de entre 100 y 200 euros anuales”.

Una pequeña rabieta

Menos optimistas son desde el Observatorio Crítico de la Energía. “Con estas acciones la capacidad de ahorro es limitado”, recuerda Marta Victoria, miembro de esta organización sin ánimo de lucro. En su opinión, Iberdrola o Endesa no apuestan por estas subastan porque “no les convence y no sé hasta qué punto les merece la pena”. Para Victoria, estas uniones de consumidores simplemente mueven conciencias, muestran que existe un problema en el sector eléctrico.

¿Cómo pueden protestar los usuarios, entonces? “Eligiendo comercializadoras que tengan otros intereses diferentes al oligopolio”, recomienda. “Buscar alguna pequeña empresa alejada de las grandes, o buscando a quien produzca energía a través de renovables o que realmente funcione de forma competitiva. Es la única forma de presión que nos queda a los consumidores”.

La Asociación de Consumidores de Energía (ANAE), que nació con la idea de luchar contra un sistema “injusto” y crear un nuevo modelo, llegó a comentarle al Ministerio de Industria su idea de unir a varios consumidores para presionar a las grandes empresas de electricidad en cuanto a precio. “Después lo puso en marcha la OCU, pero en realidad no creemos que sea un buen método para ahorrar”, apunta el presidente de la Asociación, Paco Valverde. Viendo el resultado de la Organización de Consumidores decidieron apostar por otra vía. “Les mandamos a nuestros socios un monitor vía internet para que sepan cómo consumen y cuáles son sus hábitos. Así podemos recomendarles ajustar su potencia e incluso recomendarles una tarifa con discriminación horaria, que durante 14 horas al día la tarifa de luz es menor”.

Además, su objetivo es generar una “cultura energética”. “Todos sabemos de tarifas de móviles, de ADSL, de fibra óptica… Pero aquí nadie entiende la factura de la luz. Lo único que hacemos es quejarnos”, reflexiona Valverde.

Primero fue la OCU y ahora una compañía holandesa llamada CR5 que bajo el portal llamado elrebajador pretende que los usuarios se unan para conseguir rebajas en la factura de la luz. La Organización de Consumidores (OCU) la puso en marcha hace un año y entonces algunos medios de comunicación hablaron de “fracaso” porque ninguna de las grandes compañías pujópor conseguir medio millón de clientes. Fue Horaluz.com, una compañía más pequeña, la única en acceder a la oferta y conseguir unos 26.000 clientes nuevos. “Que no iban a pujar ninguna de las grandes, ya lo sabíamos”, explica Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU. “Pero no fue un fracaso, conseguimos concienciar, movilizarnos. Ganaron los consumidores y ganaron las pequeñas compañías”. Quedaron satisfechos al margen de quienes hablaron de “fracaso” y estudian convocar una segunda subasta.

OCU Luz Tarifa Subasta
El redactor recomienda