AGRADECIMIENTO DE LAS PATRONALES DE GRAN CONSUMO

Montoro ya no es tan malo

Encuentro de las patronales empresariales relacionadas con las industrias del gran consumo para agradecer al ministro de Hacienda que no haya subido el IVA.

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el encuentro que ha mantenido con el sector del gran consumo en España. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el encuentro que ha mantenido con el sector del gran consumo en España. (EFE)

Tocaba dar las gracias. “Haber subido el IVA habría hecho descarrilar la recuperación económica y además habría hundido al gran consumo, que es un sector clave para la salida de la crisis”. Después de meses adelantándose a un potencial golpe imaginario, las empresas y patronales del gran consumo quisieron escenificar ayer jueves su agradecimiento al Ministerio de Hacienda por haberse mostrado "abierto al diálogo en la elaboración de la Reforma Fiscal" y haber "escuchado tanto a los agentes sociales como a los representantes empresariales”.

La familia del gran consumo no ha escatimado en agradecimientos a Cristóbal Montoro, el mismo a quien hace sólo unos meses, de forma preventiva, consideraban un ogro por su intención de reclasificar los impuestos del IVA. Estaba en riesgo la incipiente recuperación económica de España, como señaló en su día el director general de FIAB, Horacio Giménez Alemán, uno de los arietes más agresivos en las críticas al Recaudador Mayor del Reino y que, sólo hace un par de semanas, fue destituido por sorpresa de su cargo. Toca cambio de tercio. 

En el encuentro celebrado ayer jueves en la propia sede ministerial de la madrileña calle Alcalá, la cara amable de todos los grupos de poder implicados fue Francisco Javier Campo, presidente de AECOC (asociación multisectorial de fabricantes y distribuidores) y actual consejero de la rescatada Bankia, aunque su relevancia y ascendente en esta industria se remonta a su antiguo papel como expresidente y exdirector general de Día. Igual que para cargar contra el antes temerario Montoro, también hubo una movilización masiva para dar las gracias.

Lejos de cualquier posible incongruencia, la misma energía empleada para defenderse del titular de Hacienda fue utilizada ayer por los agentes del gran consumo para apoyar incondicionalmente la decisión de "no tocar el IVA" en la Reforma Fiscal y hacer valer ante los principales organismos internacionales que “nuestro país ya está mostrando que las medidas tomadas empiezan a dar sus frutos y que, por tanto, debe tener la autonomía suficiente para decidir cuáles son las medidas necesarias para cumplir con los objetivos económicos exigidos”.

El hombre malo del Gobierno es ahora el nuevo héroe que se ha batido ante Bruselas para defender nuestra autonomía a la hora de marcar las directrices a seguir y decidir cómo hacer para poder pagar nuestra deuda. Y una subida del IVA, bien fuera de forma directa o indirecta, para asemejarnos a los baremos de otros países de la Unión, podía significar la puntilla para la renqueante economía española, esforzada en salir del estado recesivo en el que nos ha sumido la crisis, especialmente afectada por la deflación y los movimientos demográficos negativos.

Los empresarios del sector asociados en torno a AECOC (fabricantes y distribuidores), ASEDAS (supermercados), FIAB (alimentos y bebidas), ACES (tiendas de proximidad), ANGED (grandes superficies) y FEHR (hostelería), equivalentes al 20% del PIB y los mayores empleadores del país, han querido celebrar con Montoro la decisión correcta de no tocar el IVA porque dejará “más dinero en el bolsillo de los consumidores, lo que incentivará el consumo", además de permitir a las empresas tener más capacidad para invertir. "Todo lo que favorezca esa actividad, como la fiscalidad, hará posible que parte de esos beneficios se dediquen a la inversión y a la generación de empleo”.

Bajo la premisa de que sólo habrá incremento de los ingresos “por la vía de la recuperación", los asistentes a la cita compartieron con el superministro los ejes del modelo de reforma que necesita el país para seguir avanzando. Una propuesta, repetida desde hace tiempo, que incluye "reducir el gasto público, combatir el fraude fiscal y fomentar la inversión en educación e investigación. Además, poniendo a las empresas como ejemplo, la Administración debe reducir sus gastos sin bajar la calidad de los servicios. Para el gran consumo, la cuadratura del círculo no es un imposible.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios