industria autorizó a juan junquera

Un secretario de Estado dio 1,2 millones a Gowex antes de convertirse en su 'consejero'

Un excretario de Estado que subvencionó a Gowex desde el Ministerio de Industria se convirtió después en asesor de cabecera del presidente Jenaro García

Foto: Juan Junquera, en una foto de archivo (EFE)
Juan Junquera, en una foto de archivo (EFE)

No sólo Jenaro García engañó a los accionistas y a los clientes de Gowex, a los organismos supervisores de las bolsas y a todas las instituciones que le premiaron como ejemplo de emprendedor. El escándalo de la empresa de wifi también salpica a Juan Junquera, el exsecretario de Estado de Telecomunicaciones, que formaba parte del consejo asesor de la compañía a la que le dio subvenciones antes de dejar el Ministerio de Industria.

Junquera abandonó la Secretaría de Estado a finales de diciembre de 2011, por lo que, de acuerdo con la ley de incompatibilidades de cargos públicos, no podía trabajar durante dos años en una empresa sobre la que desde su posición hubiera tomado alguna decisión que le influyese positivamente. El que fuera también director de licencias en la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y de Regulación de Operadores en este organismo comunicó a la Oficina de Conflictos de Intereses, dependiente del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas, que, una vez abandonada su función pública, tenía relaciones laborales con Indestic, Codere, Ingentis y Cash Devices.

Esta última es una de las dos mayores tenedoras de acciones de Gowex, de la que llegó a disponer del 27% del capital. Su labor en la compañía de wireless era la de asesor estratégico de Jenaro García, según confesó a este diario en un encuentro, en el que pidió que no se hiciese pública la relación entre las dos partes. En el citado consejo de asesores de renombre también estaban la lobista china Margaret Chen, exdirectiva de Telefónica, y el banquero de Royal Bank of Scotland, Paul Ryb, según la web de Gowex, en la que no aparecía el nombre de Junquera.

Al exsecretario de Estado se le permitió ofrecer sus servicios profesionales a Gowex porque, según la Oficina de Conflictos de Intereses, no había adoptado durante su mandato ninguna decisión que afectase a la compañía ahora en suspensión de pagos. Esa fue la conclusión del citado organismo de preservar la ley de incompatibilidades tras consultar con Industria, el ministerio que tenía que aprobar los nuevos trabajos de exfuncionarios.

Según Administraciones Públicas, Junquera solicitó permiso para trabajar en cuatro empresas y el dictamen de Industria aseguraba que “no había firmado ni intervenido” en nada en relación con ninguna de sus nuevos pagadores. En conclusión, “no había nada que objetar”. Sin embargo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) desmiente al Ministerio dirigido por José Manuel Soria.

El 22 de diciembre de 2011, una semana antes del cese de Junquera como secretario de Estado, publicó las ayudas concedidas con cargo al Programa Avanza Nuevas Infraestructuras de Telecomunicaciones, correspondientes a la convocatoria de ese ejercicio. Entre los beneficiarios estaba Gowex Wireless, que recibió 1,22 millones de euros con el proyecto “El wifi reduce la brecha digital de la ciudad de Cádiz”. La resolución fue rubricada por Juan Junquera Temprano. En consecuencia, el Ministerio de Industria no se molestó en comprobar ni el diario oficial donde se publican las normativas legales para comprobar si realmente podía haber algún tipo de conflicto de intereses para vetar su incorporación a Cash Devices. 

Jenaro García. (Reuters)
Jenaro García. (Reuters)

La confesión

El exsecretario de Estado ha reconocido su relación con Cash Devices, así como su pertenencia al consejo asesor de Gowex. "Si estaba ahí era porque Jenaro me insistió muchas veces", admite. No obstante, ha matizado que no llegó a existir un contrato mercantil que les vinculara formalmente ni que llegara nunca a recibir una remuneración económica, una aseveración que ha levantado sospechas sobre cómo cobraba Junquera su colaboración con Jenaro García, con el que tenía una gran amistad. 

De hecho, Junquera también ha reconocido que se reunió en numerosas ocasiones con el líder de Gowex para ofrecerle compañías del sector de las telecomunicaciones con las que pudieran hacer negocios de forma conjunta.  Asimismo, asevera que cuando salió el informe de Gotham se puso en contacto con el vicepresidente de la sociedad para ofrecerle sus servicios legales.

"Colaboraba con ellos con mucha alegría porque pensaba que era de las pymes españolas que de verdad estaba internacionalizándose", explica Junquera, que se ha llevado "un disgusto enorme". "Me he quedado con el culo al aire porque le he puesto en contacto con clientes y empresas. No sé qué haré después de todo esto porque mi reputación se ha quedado tocada", concluye el ex alto cargo, actualmente miembro del consejo de administración de Codere.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios