con la vista puesta en méxico

Borja Prado busca con Miquel Roca una ‘segunda oportunidad’ para Endesa

El objetivo es convencer al nuevo consejero delegado de Enel, Franceso Starace, sobre las ventajas competitivas que aporta Endesa en Latinaomérica

Foto: El presidente de Endesa, Borja Prado. (EFE)
El presidente de Endesa, Borja Prado. (EFE)

Con la vista puesta en Latinoamérica, y sobre todo en México; más el apoyo inestimable de los consejeros independientes, y especialmente de Miguel Roca, el presidente de Endesa, Borja Prado, está dispuesto a quemar las naves en busca de una segunda oportunidad que refuerce el protagonismo de la filial española dentro del Grupo Enel. El relevo de Fulvio Conti por Francesco Starace como primer ejecutivo de la empresa estatal italiana abre un escenario plagado de incertidumbres, pero que puede ser aprovechado también para persuadir a los dueños transalpinos de Endesa del enorme potencial que todavía ofrece la que fuera primera compañía eléctrica de España.

Starace visitó las posesiones de Endesa el pasado día 16 con motivo de su designación presencial como vicepresidente del consejo y miembro de la comisión ejecutiva de la empresa. El hombre elegido por Mateo Renzi para llevar el timón de Enel aprovechó la ocasión para recorrer el imponente ‘barco’ que Endesa tiene anclado a modo de cuartel general en la circunvalación de la madrileña M-40. Tras ser investido como general en jefe, Starace pasó revista al alto mando y se entrevistó con los directivos de primer nivel, mostrando un renovado interés por las grandes cuestiones que afectan al sector eléctrico en nuestro país.

El encuentro sirvió para reafirmar a todo el mundo en su cargo, como suele ser habitual en estas reuniones de tanteo y cortesía. El tiempo y las circunstancias terminarán poniendo a cada cual en su sitio pero, de entrada, parece claro que Borja Prado ha conseguido un importante margen inicial de confianza, lo que supone todo un aval para presentar a las nuevas autoridades italianas un proyecto empresarial ilusionante y que ponga en valor los factores diferenciales que la marca Endesa debe añadir a un conglomerado multinacional de la talla de Enel.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace. (Reuters)
El consejero delegado de Enel, Francesco Starace. (Reuters)

La principal ventaja competitiva que ofrece la compañía española reside en el mercado latinoamericano, donde Endesa ya ha aportado a su matriz italiana los negocios consolidados en la filial chilena Enersis, bajo cuya denominación se integra el más importante grupo eléctrico de todo el Cono Sur. Con esta reconocida credencial, Borja Prado considera que Endesa está perfectamente preparada para revalidar una apuesta inversora de similar naturaleza en México, actuando como aliado estratégico del Gobierno de Enrique Peña Nieto con vistas a la implementación de la reforma energética decretada en el país centroamericano.

El principio de una buena amistad con Pemex

En la tarjeta de presentación entregada a Francesco Starace la pasada semana en Madrid, el titular de Endesa no se ha olvidado de incluir su reciente y amplio historial de contactos con los principales dirigentes de Pemex. La plana mayor de la multinacional mexicana en España ha encontrado en Borja Prado un hombro en el que desahogar su frustrado intento de controlar Repsol, dando lugar a una comunión de intereses que no ha servido para desbancar a Antonio Brufau, pero que ha supuesto el comienzo de lo que puede ser una duradera amistad entre la eléctrica española y la petrolera centroamericana.

Además del apoyo externo de Pemex, el presidente de Endesa contará dentro de la compañía con el respaldo de los consejeros independientes como testigos de excepción de la nueva labor institucional que se pretende llevar a cabo ante la plana mayor de Enel. El gran baluarte de Borja Prado en esta etapa va a ser Miquel Roca, quien no en vano es el único vocal externo e independiente que forma parte de la comisión ejecutiva de Endesa. La reputación de Roca como uno de los ‘padres de la Constitución’ y actual defensor de la infanta Cristina en el caso Nóos puede ser de mucha ayuda a la hora de crear una atmósfera de entendimiento dentro del principal órgano de gobierno de la compañía.

El abogado Miquel Roca. (EFE)
El abogado Miquel Roca. (EFE)

El abogado catalán lleva ya cinco años en Endesa, primero en el consejo y desde abril de 2013 como integrante de la comisión ejecutiva, que es la encargada de dirigir la estrategia de la compañía. Al mismo tiempo, Roca es presidente también de la comisión de Auditoría y Cumplimiento y actúa como vocal en el comité de Nombramientos y Retribuciones. Su vinculación con la eléctrica es plena y lo suficientemente dilatada en el tiempo, por lo que Borja Prado quiere aprovechar el ascendente de esta hoja de servicios como cabeza de puente para acercarse a Starace con ciertas garantías de éxito.

Eventual colocación en bolsa

El objetivo es brindar al máximo responsable de Enel un menú de alternativas que acentúen el peso específico de Endesa dentro del grupo italiano, asegurando un mensaje inequívoco de estabilidad ante los mercados de capitales. Los representantes españoles de Endesa quieren acabar de una vez con las conjeturas que inducen a pensar en una desafección con la casa matriz que pudiera derivar en una ruptura operativa o la enajenación de los negocios en nuestro país. Al contrario, el plan de Borja Prado no es otro que hacer de la necesidad virtud posicionando a la eléctrica española como un elemento básico para la mejora del balance de Enel.

En este marco de relación patrimonial no se descarta hacer caja con Endesa a través de una colocación en bolsa que permita diversificar el capital de la empresa española, aumentar su free-float en el mercado y, lo que es más importante, rebajar el fuerte endeudamiento de 40.000 millones de euros acumulado por Enel. El grupo italiano posee más del 92% de Endesa, una participación que otorga margen suficiente de control y que puede servir para sanear el balance consolidado de la matriz. La compañía que preside Borja Prado supera los 30.000 millones de capitalización de mercado, lo que hace de Endesa una particular gallina de huevos de oro cuyas acciones pueden ser objeto de una interesante oferta pública y parcial de venta. La desinversión de Enel en España está sobre la mesa, pero no necesariamente con el propósito de soltar amarras en nuestro país.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios