SOCIO DEL FONDO INMOBILIARIO AZORA

George Soros dobla su apuesta por España y desembarca ahora en el sector inmobiliario

Otra gran fortuna internacional aterriza en España. El inversor estadounidense George Soros sigue convencido de las posibilidades de nuestro país.

Foto: George Soros (Reuters)
George Soros (Reuters)

Otra gran fortuna aterriza en España. El inversor estadounidense George Soros sigue convencido de las posibilidades de nuestro país. Después de tomar una participación del 3% en el capital de FCC, su nueva apuesta pasa por el sector inmobiliario. El magnate de origen húngaro se ha convertido en el inversor estrella del nuevo fondo inmobiliario de Azora, una socimi de 500 millones de euros bautizada como Hispania Activos Inmobiliarios que se presentó al mercado la semana pasada, según fuentes del mercado.

Concha Osácar y Fernando Gumucio tienen la intención de dotar a esta socimi (sociedad de inversión inmobiliaria) de una cartera de activos de calidad, mediante la inversión, principalmente, en propiedades de uso residencial, oficinas y hoteles en España. Soros (asesorado por Clifford Chance) se ha comprometido con el equipo de Azora (representado por UBS, Goldman Sachs y Freshfields) a ser en el inversor ancla, con una aportación de hasta el 20% del fondo, equivalente a 100 millones de euros.

Esta apuesta por el real estate español sigue los pasos de la realizada por otro grande de la inversión global, la gestora de fondos Pimco, que la semana pasada se convirtió en el inversor de referencia de Lar España Real Estate, el fondo de inversión inmobiliario de 400 millones de euros promovido por la gestora española Grupo Lar. En su caso, la firma de Bill Gross se ha comprometido con otros 50 millones de euros, aunque su peso en el fondo lanzado por la familia Pereda representa un 12,5% de sus recursos.

Las gestoras españolas están aprovechando como argumento la "debilidad cíclica" del mercado inmobiliario español para convencer a los inversores internacionales del momento de oportunidad. No en vano, ambos proyectos coinciden en tiempo y forma, ya que presentan ante los futuros accionistas como una oportunidad para aprovecharse del reajuste de precios, que se espera que ocurra entre las categorías de activos que son objeto de la inversión de este tipo de sociedades, más allá de las ventajas fiscales.

La apuesta de George Soros por el sector inmobiliario es especialmente significativa. El inversor estadounidense deshizo sus posiciones en el ladrillo español hace cuatro años (2010), cuando vendió por un precio simbólico su participación del 45% en MedGroup, la inmobiliaria de la que era accionista, a su socio español (la familia catalana Robinat). La compañía, con intereses en proyectos turísticos (hoteles, campingsresorts de lujo o campos de golf), había recurrido al concurso de acreedores para varias de sus filiales.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios