pasivo de 150 millones

Un proveedor de Hoteles HUSA fuerza el concurso, harto de las deudas de Gaspart

Se llama Alterna Solutions, denuncia que Hoteles HUSA le debe más de 100.000 euros y ha forzado el concurso necesario, con un pasivo de 150 millones

Foto: Un proveedor de Hoteles HUSA fuerza el concurso, harto de las deudas de Gaspart

Se llama Alterna Solutions, denuncia que Hoteles HUSA le debe más de 100.000 euros y, cansada de vacías promesas por parte de Joan Gaspart, ha forzado el concurso necesario de la compañía, cuyo pasivo ronda los 150 millones de euros, exigibles entre Administraciones Públicas y proveedores.

Es la crónica de una muerte anunciada, ya que la cadena catalana lleva meses levantando una montaña de facturas pendientes e impagos a los trabajadores que ha terminado enterrándola bajo tanto número rojo.

Consciente del castillo de naipes en que se había convertido HUSA, Alterna Solutions ha dado un paso adelante, de la mano del Bufete Martínez-Echevarría, con la solicitud del concurso necesario. Pero se trata sólo de la punta del iceberg, ya que, según fuentes judiciales, varias sociedades del grupo procederán a solicitar el concurso tras la caída de la matriz.

Hotel Husa Chamartín.
Hotel Husa Chamartín.
"La solicitud de concurso necesario de Hostelería Unida S.A. (HUSA) ha sido una decisión reflexionada y motivada por el elevadísimo pasivo vencido de la deudora. Tiene por finalidad proteger los intereses de los acreedores ante la deficiente gestión de la compañía, de manera que su actividad quede bajo la supervisión del Juzgado y de la Administración Concursal y sus activos protegidos ante una eventual liquidación desordenada", señala Francisco Gallardo, socio director del Departamento Mercantil de Martínez-Echevarría.

Amenaza de liquidación

Como publicó El Confidencial, varios proveedores de la cadena habían amenazado a esta en el pasado con forzar el concurso como medida de presión para que Joan Gaspart hiciera frente a sus compromisos financieros, presión que terminaba surtiendo efecto y conseguía que la compañía esquivara el concurso en el último momento.

En esta ocasión, en cambio, el expresidente del Barça ha tenido que tirar la toalla y no ha entrado a negociar, probablemente, porque ya no tenía margen de actuación, después de haber dedicado gran parte de sus esfuerzos el año pasado a negociar con los bancos para intentar refinanciar sus deudas.

El Instituto Catalán de Finanzas (ICF), organismo dependiente de la Generalitat, había sido siempre una mascarilla de oxígeno para la cadena ya que estaba especialmente interesado en que el grupo hotelero de Gaspart no acabara en situación concursal, básicamente por temor a que este proceso desemboque directamente en la liquidación. Otros bancos de sus acreedores son Catalunya Banc y Banco Santander.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios