tiene pendientes 4 solicitudes concursales

¿Quiere que Joan Gaspart pague? Pida el concurso de Hoteles Husa

Hace meses que el hotelero no paga ni a proveedores ni a trabajadores. Las deudas se acumulan pese al programa de adelgazamiento que hay llevado a cabo el grupo

Foto: El presidente del grupo Husa, Joan Gaspart.
El presidente del grupo Husa, Joan Gaspart.

Hace meses que el hotelero Joan Gaspart no paga a nadie. Numerosos proveedores ven como se disparan sus deudas con el grupo o sólo entregan el género condicionado a previo pago en metálico. Los trabajadores del grupo corren la misma suerte y la mayoría suman meses de impagos, según apuntan fuentes sindicales. Fuentes judiciales han señalado que en los juzgados de Barcelona se acumulan en este momento cuatro peticiones de concurso necesario.

Estas cuatro peticiones no son la primeras. Los acreedores han descubierto que la manera de cobrar es acudir a los juzgados. Se trata de pequeñas cantidades en las que las estrategia de Gaspart siempre es la misma: conseguir un acuerdo extrajudicial y que retiren la solicitud de concurso forzoso. Por ahora, el hotelero y ex presidente del FC Barcelona ha salvado todas las pelotas de match. Pero la situación financiera de Husa se va deteriorando.

Husa está llevando a cabo un programa de adelgazamiento importante. Ha dejado de gestionar el Hotel Real de Santander, el Juan Carlos I de Barcelona y el Hotel Masía Bach, entre otros. El grupo Husa vendió en 2011 el Hotel Palace en Barcelona por 68 millones, si bien todavía mantiene su gestión. Fuentes del sector hotelero también señalan que está intentando desprenderse de un establecimiento en propiedad que tiene en Bruselas.

Pero en medio de este proceso de ajuste, la media de impago entre los proveedores de Husa es de más de seis meses, según fuentes de los afectados. Entre algunos de ellos hay bromas a costa de la nueva campaña de Husa “Siéntete como en casa”, asegurando que el peligro para ellos es que Gaspart se sienta como en casa y que no pague nunca. A los propietarios de hoteles como el Real de Santander o el Juan Carlos I les debía un año de contrato, cuando finalmente los propietarios decidieron poner final a la relación con Husa.

Fuentes financieras apuntan que el grupo Husa está renegociando su deuda bancaria, que en este momento sumaría 60 millones de euros. De esta cantidad unos 42 millones ya se habrían refinanciado a principios de este año y quedarían pendiente el resto. Desde el punto de vista bancario, la supervivencia de Husa está en manos del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), organismo dependiente de la Generalitat que está especialmente interesado en que el grupo hotelero de Gaspart no acabe en situación concursal, básicamente por temor a que este proceso desemboque directamente en la liquidación. Otros bancos acreedores son Catalunya Banc y Banco Santander.

Patrimonio neto negativo

Hace dos años que Husa no presenta cuentas en el registro mercantil. En 2010, último ejercicio disponible, ya tenía un patrimonio neto negativo que debía elevarse a más de 67 millones de euros si se tenía en cuenta una salvedad del auditor que cuestionaba que fueran cobrables deudas de fondos que Husa había prestado a participadas.

En ese momento, la deuda era de 250 millones de euros. Pero eso fue antes del plan de adelgazamiento que ha aplicado el grupo. En la actualidad, el principal activo es el hotel Avenida Palace, en la Gran Vía de Barcelona. Husa gestiona más de 60 hoteles en España pero la mayoría no son de propiedad.

Deuda con los trabajadores

Husa también mantiene abiertas importantes deudas con los trabajadores. Una de ellas también ha llegado a los tribunales ya que la plantilla de Masía Bach en Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona) le reclama en una demanda laboral más de 250.000 euros correspondientes a medio febrero, todo el mes marzo y medio mes de abril, además los finiquitos y media paga de verano, según han señalado fuentes sindicales.

A los 500 trabajadores del Hotel Juan Carlos I también les debe dos meses el pasado 1 de julio, cuando dejó la gestión, nóminas que va pagando de manera parcial a medida que le abonan deudas agencias de viajes.

Los impagos a trabajadores del grupo han sido una constante desde inicios de año, tanto en los hoteles como en las filiales de restauración. Las tensiones de caja son habituales en el día a día de la empresa. Y mientras, el goteo de solicitudes de concurso continúa.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios