LOS PLANES DE MEDEL PARA LA ENTIDAD MALAGUEÑA

‘Operación Unicaja 2014’: compra de Ceiss, despidos y un plan para salir a Bolsa

Braulio Medel tiene deberes que hacer: la compra de Ceiss; reducción de costes laborales; la transformación de la caja en fundación y su salida a Bolsa

Foto: El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (Efe)
El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (Efe)

Tras un 2013 al ralentí, el sempiterno Braulio Medel no despeja sus muchos deberes pendientes en Unicaja. A saber: el gran fleco de la compra del banco Ceiss (Caja España-Duero); la firma con los sindicatos de un acuerdo que podría suponer la reducción en un 20% de los costes laborales; la transformación de la caja en fundación antes de que acabe 2014 y la preparación de la salida a Bolsa para 2016. Son los retos de un año clave para el futuro de Unicaja Banco, la más importante entidad financiera andaluza.

1. Compra del Banco Ceiss

Retraso tras retraso. Primero fue el 20 de diciembre. Luego el 10 de enero y ahora el 20 de enero. La fecha límite para la compra de los preferentistas –en realidad son bonistas– acaba en apenas 15 días, pero aún persisten muchas dudas del éxito o no de la operación que permitiría que Unicaja pagara a los minoristas de Ceiss el 75% del valor actual de sus bonos. En caso contrario, como publicó El Confidencial, "el FROB no pone un duro", según fuentes cercanas al fondo de rescate bancario. Se rompería la fusión y Ceiss se nacionalizaría. Eso sí, Medel consiguió que Unicaja no se fusionara con el banco castellano para evitar que el FROB entrara en su capital.

“Las condiciones son muy favorables para que todo salga a favor. Es un proceso muy bien planteado en términos mercantiles e intereses económicos y que ya no tiene marcha atrás. Las personas que rechazaron la oferta se han ido reduciendo”, apuntan a este diario fuentes financieras andaluzas, que vaticinan que será Unicaja quien tenga la capacidad para nombrar a los gestores de Ceiss, quien se convertiría en una marca filial de la entidad malagueña especializada en el negocio en Castilla y León, Cáceres y Madrid, las plazas fuertes de la marca Caja España-Duero.

Las voces críticas contra este canje se amplifican en tierras castellanas. Germán García, letrado de Arriaga Asociados, lo califica de “nada conveniente e injusto” porque Unicaja ofrece unos bonos que no son “necesariamente convertibles en el futuro”. “Ahora”, opina García en declaraciones a El Confidencial, “no tienen ninguna liquidez y es una cuarta parte del dinero que han invertido; además, si firman este canje no lo pueden reclamar judicialmente. Están atados de pies y manos para reclamar cualquier cantidad”.

El abogado de Arriaga Asociados insiste en que Unicaja debería aportar una “solución más racional” y que no actúa “de buena fe”. “Si quisieran llegar a un acuerdo no prohibirían reclamar judicialmente”, añade García, quien anuncia que continúa con su campaña publicitaria en medios de comunicación de Castilla y León de gran tirada como El Norte de Castilla para informar a los bonistas.

¿Perderían todos los ahorros?

Este despacho de abogados y otras asociaciones de consumidores han lanzado mensajes claramente disuasorios para la compra de los bonistas como estos: “Podría perder todos sus ahorros si acepta la oferta de canje presentada por Unicaja"; "Mientras que a los pequeños ahorradores Unicaja les ofrece el 6% hasta el 30 de junio de 2016, los mayoristas recibirán unos dividendos de hasta el 31%, que aumentarán hasta el 40% después de la conversión".

Hay más mensajes, como este: “La gente que está acudiendo al notario para firmar su aceptación del canje debe saber que lo que está firmando es su renuncia a un porcentaje que oscila entre el 70% y el 90% de sus ahorros contantes y sonantes, porque es muy probable que no lo vuelvan a ver en metálico mientras vivan; o al menos existe ese riesgo, lo cual debería ser ya motivo más que suficiente para rechazar el canje y el arbitraje".

Unicaja estudia emprender "las pertinentes acciones legales derivadas de posibles injurias, calumnias o falsedades" sobre los términos de la oferta de canje de Unicaja por bonos de Ceiss recogidos en manifestaciones y "publirreportajes pagados por diferentes bufetes y asociaciones", según un comunicado emitido el pasado viernes por la tarde. La entidad malagueña recordó que la oferta de canje de Banco Ceiss está avalada con la correspondiente aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

2. Despidos y la cláusula-suelo

En dos años, un 20% menos de costes laborales. ¿Consecuencia? Un ahorro en plantilla de 51 millones de euros. Es la propuesta que aún queda por negociar con los sindicatos. La malagueña es la única de las grandes entidades españolas que todavía no ha ejecutado ajustes en su personal, formado por 4.500 trabajadores. La compra de Ceiss obligaría no sólo a contar con menos plantilla, sino a cerrar mayor número de oficinas.

Las continuas exigencias normativas, el estrechamiento de los márgenes y, sobre todo, la amenaza de las cláusulas-suelo que hasta ahora no han afectado a Unicaja, pero en cualquier momento sí podría hacerlo de modo directo en la cuenta de resultados, son las principales causas de la dirección para hacer efectiva la reducción de plantilla, que podría situarse en 350 personas menos.

El equipo directivo de Braulio Medel tiene la intención de minimizar los posibles despidos. Se plantea optar por la vía de las prejubilaciones, bajas incentivadas, la reducción de personal sin cubrir las bajas y no contratando a más gente. Se trata de opciones clásicas para intentar llegar “a un ahorro de costes y no de personas”, según señalan a este diario fuentes próximas a la entidad. “Y aunque no es políticamente correcto recordarlo hay que decir que si se eliminan la cláusula-suelo será más difícil que fluya el crédito y que sea barato; prestar dinero seguirá siendo mucho más caro”, añaden estas mismas fuentes.

3. De caja a fundación

Tras la aprobación de la ley de cajas, publicada en el BOE el pasado 28 de diciembre, Unicaja cuenta hasta finales de año para completar su transformación de caja a fundación. Fuentes financieras andaluzas consultadas por El Confidencial confían en que Medel no demore mucho los plazos y lo pueda aprobar incluso antes del verano.

La ley obliga a tomar decisiones importantes sobre todo con las personas del equipo directivo capitaneado por el presidente, de 66 años, y Manuel Azuaga, su vicepresidente y consejero-delegado, también de la misma edad. La Junta de Andalucía y el Ministerio de Economía y Competitividad “tendrán algo que decir en los plazos de actuación y la normativa”, según fuentes del sector. La ley deja muy claro que las fundaciones tendrán que conjugar “los valores clásicos de las cajas de ahorros de carácter social y arraigo territorial”.

4. Salida a Bolsa en 2016

Es el plan que está más verde. La intención de Unicaja Banco es culminar a finales de 2016 su proceso de salida a Bolsa, pero depende de cómo acabe el proceso con Ceiss, fundamental para saber si Unicaja crecerá en tamaño e influencia o si Medel tendrá que soportar otro fracaso como el que ya tuvo con Cajasur en 2010.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios