PARA EVITAR OTRO CASO PREFERENTES

La CNMV prohíbe a la banca colocar su deuda entre los fondos españoles

El escándalo de las preferentes no sólo ha provocado que los bancos no puedan colocar los productos que las han sustituido (CoCos) entre los minoristas, sino

Foto: Un grupo de afectados por las participaciones preferentes. (EFE)
Un grupo de afectados por las participaciones preferentes. (EFE)

El escándalo de las preferentes no sólo ha provocado que los bancos no puedan colocar los productos que las han sustituido (CoCos) entre los minoristas, sino también entre los institucionales. En efecto, varios fondos de inversión y pensiones que han intentado acudir a las colocaciones realizadas recientemente por BBVA, Santander y CaixaBank se han quedado sin poder comprar estos títulos y la explicación que les han dado es que "la CNMV nos pide que vendamos sólo a extranjeros". La razón es que, si se venden a fondos españoles y el banco tiene problemas, el supervisor no quiere que vuelva a provocar pérdidas a los partícipes y que éstos puedan montar otro escándalo.

La CNMV asegura que "es impensable" que se dé una instrucción así a los emisores. Sin embargo, varios fondos que intentaron comprar estas colocaciones recibieron esa respuesta. Los emisores consultados guardan silencio, pero el hecho es que en estas operaciones prácticamente el 100% se ha colocado a inversores extranjeros: el 98% en la emisión el Popular de octubre y el 90% en la de CaixaBank de noviembre.

"Después de lo que ha pasado con las preferentes, quieren evitar a toda costa que pueda repetirse. Es verdad que ya no se pueden vender estos títulos a particulares, pero los fondos de inversión y los planes de pensiones tienen partícipes minoristas detrás. Y si a alguien le da por llenar las alforjas de CoCos y en el futuro el banco emisor tiene problemas, puede provocar grandes pérdidas a esos partícipes, que es lo que no quiere ni pensar la CNMV", explica una de las fuentes consultadas.

Sede de la CNMV.
Sede de la CNMV.

Pero, a cambio de evitar ese riesgo, se está privando a los inversores españoles de unos productos que han atraído una enrome demanda internacional. "Para una vez que están vendiendo valores atractivos, nos tenemos que quedar fuera, mientras que nos hemos tenido que comer las pérdidas de los malos", se queja un gestor. Hay que recordar que los inversores institucionales que compraron preferentes de las entidades nacionalizadas han sufrido la quita correspondiente y no han tenido derecho a arbitraje ni a liquidez a través del Fondo de Garantía de Depósitos (en los casos de NCG Banco y Catalunya Banc).

Las nuevas preferentes son CoCos, bonos convertibles contingentes, porque se convierten en acciones si la ratio de capital del banco emisor baja de un cierto nivel. Al igual que las preferentes antiguas, son perpetuas, pero ahora además la entidad puede suprimir el pago del cupón discrecionalmente -antes sólo lo hacía si tenía pérdidas-. A cambio de estos riesgos, la banca española está pagando unos intereses muy altos: hasta del 11,5% que pagó Popular por su emisión de 500 millones. La colocación de La Caixa no es perpetua sino que vence en 10 años (es subordinada) y por eso pagó sólo el 5%.

Tensión en la CNMV

La tensión en la CNMV con este asunto se plasma en una reciente intervención en la cadena de TV La Sexta de su anterior presidente, Julio Segura, para tratar de justificar su actuación cuando estos títulos se comercializaron masivamente en 2009. En ella, Segura afirma que haber prohibido la venta a particulares habría sido prevaricación y que en aquel entonces nadie podía pensar en rescates bancarios, pese a que se había nacionalizado al grueso de la banca en EEUU y Europa. Asimismo, sostiene que "tampoco hay que escandalizarse demasiado".

Otra decisión polémica reciente del supervisor es la de abrir expediente sólo a un 10% de las operaciones especulativas que hundieron la cotización de Bankia en mayo antes del canje de las preferentes, debido a que  la operativa realizada no es sancionable en la mayor parte de los casos: los fondos se aprovecharon de una argucia legal para operar a la baja con las acciones.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios