Los March fichan a la exministra Garmendia a razón de 10.000 € por reunión
  1. Empresas
LAS PUERTAS GIRATORIAS SIGUEN DANDO VUELTAS

Los March fichan a la exministra Garmendia a razón de 10.000 € por reunión

La ex ministra de Ciencia y Tecnología con Zapatero percibirá una retribución anual de 40.000 euros por cuatro reuniones de consejo al año

placeholder Foto: La exministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. (EFE)
La exministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. (EFE)

Nuevo capítulo de la serie tituladaDel Consejo de Ministros al consejo de administración. El folletín de las puertas giratorias sigue dando vueltas sin parar. Esta vez el Grupo March es el que cede el paso a Cristina Garmendia, la exministra de Ciencia y Tecnología en la última legislatura presidida por Zapatero. La emprendedora donostiarra se incorporará a finales de mes al máximo órgano de gobierno de la Corporación Financiera Alba, según ha podido saber El Confidencial.

Cristina Garmendia es una experta en atravesar el puente que une, relaciona y en ocasiones contamina, los intereses del sector privado con las ayudas del sector público. No en vano, llegó al Gobierno socialista en abril de 2008 adornada con el mérito de una dilatada carrera profesional al frente del Grupo Genetrix, que ella mismo fundó en el año 2000 y de la que es la principal accionista.

La exministra volvió a su casa particular unos meses después de ceder la cartera al ministro de Economía, Luis de Guindos, cuyo departamento ha incorporado la gestión de la investigación pública que, no obstante y dentro del actual gabinete de Mariano Rajoy, ha sido rebajada a nivel de Secretaría de Estado. La exministra se ha reincorporado a Genetrix en distintas fases profesionales, primero a través de una filial cotizada en la Bolsa de Fráncfort y más recientemente como presidenta de la propia matriz española.

La actividad de Genetrix en el segmento de la biotecnología provocó ciertas suspicacias sobre la presunta incompatibilidad en la que podía incurrir la exministra. A fin de cuentas, Garmendia fue la encargada de custodiar y repartir las ayudas públicas a la investigación entre mediados de 2008 y finales de 2011. La antigua titular del extinto Ministerio de Ciencia y Tecnología justificó la decisión recordando que su cargo no tiene ahora carácter ejecutivo y, además, la empresa es de su propiedad.

Garmendia solicitó en todo caso el permiso oficial que establece la legislación sobre incompatibilidades y lo mismo ha vuelto a hacer ahora cuando el Grupo March se ha interesado por contratar los servicios de la doctora en Biología Molecular. Acaba de recibir el visto bueno de la Oficina de Conflictos de Intereses dependiente de Administraciones Públicas, y en próximas fechas será nombrada consejera independiente de la Corporación Financiera Alba.

Retribución de 40.000 euros al año

El Ministerio de Economía y Competitividad considera que Garmendia no dictó ningún tipo de acuerdo o resolución directamente vinculada en su etapa ministerial con el holding de la familia March. El informe sobre incompatibilidades reconoce quepudo haber participado en la aprobación de ayudas oficiales a empresas que forman parte del perímetro industrial de la Corporación Alba, como son los casos de Indra, Ebro o Acerinox. No obstante, el Gobierno entiende que dichas actuaciones no son motivo suficiente para rechazar el oficio de la peticionaria por cuanto que se trata de sociedades anónimas que disponen de su propia gestión y desarrollo estratégico independiente.

La exministra de Ciencia y Tecnología resulta beneficiada del antecedente más cercano que facilitó también la incorporación de su colega Elena Salgado al consejo de administración de Chilectra. La exvicepresidenta económica de Zapatero fue nombrada en marzo de 2012 consejera de esta filial de Endesa con el beneplácito de la citada Oficina de Conflictos de Intereses.

La participación de Salgado en todo el proceso que desembocó en la venta de la primera eléctrica española al grupo italiano Enel parecía motivo suficiente para exigir cierta incompatibilidad. De forma sorprendente, la resolución oficial consideró que la distribuidora de electricidad de Chile no estaba afectada por las decisiones gubernamentales del antiguo Ejecutivode Zapatero.

Otra comparación también odiosa es la que dio lugar a la designación de Pedro Solbes como consejero de Enel, si bien en este caso el interesado esperó a cumplir los dos años de incompatibilidad como exministro para integrarse en el máximo órgano de gobierno de la multinacional italiana. Solbes pasó el testigo de la política económica a Elena Salgado en abril de 2009 y en abril de 2011 ya estaba colocado como administrador de la citada compañía.

La retribución de Garmendia en su nueva labor al servicio del Grupo March no ha sido desvelada oficialmente, si bien las dietas que la Corporación Financiera Alba paga a sus consejeros independientes se sitúan en torno a los 40.000 euros anuales. Una cifra que no está nada mal si se tiene en cuenta que el reglamento del consejo establece solamente cuatro reuniones al año con carácter ordinario.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pedro Solbes Luis de Guindos Corporación Financiera Alba March Administraciones Públicas Elena Salgado
El redactor recomienda