Guindos da la coartada a la banca para que renuncie a fichar a Roldán en la AEB
  1. Empresas
BUSCARÁ UN CANDIDATO DE CONSENSO

Guindos da la coartada a la banca para que renuncie a fichar a Roldán en la AEB

La batalla entre Economía y los grandes bancos a raíz del nombramiento de José María Roldán como presidente de la AEB vivió ayer un giro inesperado.

Foto: El ministro Luis de Guindos (EFE)
El ministro Luis de Guindos (EFE)

La batalla entre Economía y los grandes bancos a raíz del nombramiento de José María Roldán como presidente de la AEB vivió ayer un giro inesperado. El ministro Luis de Guindos dio un puñetazo en la mesa y anunció la modificación del régimen de incompatibilidades del Banco de España para que sus altos cargos no puedan pasar al sector privado antes de dos años. Aunque no afectará a Roldán por haber abandonado ya el supervisor, Guindos ofreció a la banca el argumento perfecto para dar marcha atrás y renunciar al nombramiento del exdirector general de regulación. Según fuentes del sector, se está buscando un nombre de consenso, que podría ser Francisco Uría, el socio de sector financiero de KPMG.

Guindos hizo saber a la banca su desacuerdo con este nombramiento el fin de semana pasado, pese a que lo conocía antes de que se anunciara y entonces no dijo nada, como reveló ayer El Confidencial. Esta protesta ponía a la banca en una situación en la que cualquier resultado era malo: o descartaba a Roldán y admitía una injerencia política escandalosa o nombraba a un presidente enfrentado con el Ministerio.

Este bloqueo se resuelve de un plumazo con la modificación de la norma anunciada ayer. Aunque sólo afectará a los directivos que estén en el Banco de España y, por tanto, no se aplicará a Roldán, ofrece la excusa perfecta al sector para que renuncie al nombramiento salvando la cara. "No puedes nombrar a alguien que, aunque no incumpla estrictamente la ley, sí incumplirá su espíritu", es el argumento que utilizará la AEB para darse por vencida, según fuentes del sector. Hasta ahora, la patronal sostenía que el nombramiento cumplía tanto la letra como el espíritu de la ley.

José María Roldán. (EFE)El régimen de incompatibilidades de la Administración General del Estado impide la incorporación de un alto cargo al mismo sector en un plazo de dos años, pero el BdE mantenía un régimen especial que limitaba ese período a seis meses, del que se iba a beneficiar Roldán. De hecho, el escaso plazo de incompatibilidad era una de las razones que esgrimían los críticos del nombramiento de Roldán desde el PP y el Gobierno. Este régimen especial es el que va a ser anulado ahora según el anuncio del ministro, que añadió que "no reacciona en función de cuestiones específicas", en referencia al caso del exdirector general.

La banca no quiere estar a mal con Economía

El anuncio llega cuando los cinco grandes bancos (Santander, BBVA, Sabadell, Popular y Bankinter) estaban dialogando para buscar una solución al conflicto. Según las fuentes consultadas, estaban dispuestos a buscar un "candidato de consenso" que satisficiera tanto al sector como al Gobierno. Pero necesitaban la coartada para poder hacerlo sin que una asociación privada tuviera que admitir una rendición a las exigencias políticas del Ejecutivo. Y eso es lo que les proporcionó ayer Guindos.

Este repliegue de la banca se explica porque tiene mucho que perder si se enfrenta a Economía, puesto que de allí emanará la nueva legislación que va a marcar el futuro del sector. Por ejemplo, esta semana se espera que se apruebe el real decreto que traspone la normativa de solvencia de Basilea III y que contiene la solución a la cuestión crítica de los activos fiscales (DTA). Como también ha adelantado El Confidencial, el sector se ha salido con la suya e incluso podrá compensarlos de forma retroactiva con los impuestos de años anteriores, aunque no salvará los generados por compromisos de pensiones. No hay que olvidar que Guindos es el responsable de los dos decretos de saneamiento inmobiliario que el año pasado metieron en pérdidas al conjunto del sector.

El presidente del (frob), fernando restoy. (efe)También es Economía quien controla el FROB y las subastas de las entidades nacionalizadas en las que están interesados los tres grandes bancos. Por el contrario, a la AEB le importa bastante menos su relación con el Banco de España, que va a transferir sus competencias de supervisión sobre las entidades grandes y medianas al BCE el próximo año, y que cada vez tiene menos influencia en las decisiones sobre el sector. "La batalla se libra en Bruselas y en Fráncfort", repiten distintas fuentes. Precisamente, la capacidad de interlocución internacional de Roldán era uno de sus méritos, pero no a costa de enfrentarse a Economía.

Sube enteros la opción de Uría

Además, la banca ha cedido hasta ahora a todas las imposiciones de Guindos: las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos para cubrir los EPA (esquemas de protección de activos) en las ventas de CAM o Unnim para dar liquidez a las preferentes de NCG Banco y Catalunya Banc, la entrada en el capital de Sareb (con la excepción de BBVA, que se negó), la financiación del plan de pagos a proveedores, las rebajas de sueldos, la salida de Alfredo Sáenz del Santander, la multa a Jaime Botín, etc. "Ya sólo falta que nos digan quién tiene que ser el consejero delegado", protestaba ayer un banquero tras conocer el cambio de normativa.

La cuestión ahora es quién será el candidato de consenso. La primera opción de la banca era José Manuel Campa, exsecretario de Estado de Economía en el Gobierno de Zapatero, que también fue vetado por Guindos por "ser de izquierdas" (eso llevó al nombramiento de Roldán, sugerido por el Banco de España, ya que fue jefe de gabinete de Rodrigo Rato cuando era vicepresidente del Gobierno). Hay quien quiere volver a plantear la opción de Campa, pero parece más probable buscar un tercer nombre. El que más probabilidades tiene, según las fuentes consultadas, es Francisco Uría, de KMPG, que ya figuró en las quinielas sobre el sucesor de Miguel Martín al frente de la AEB.

Banca Asociación Española de Banca (AEB) Luis de Guindos Banco de España Luis María Linde José María Roldán
El redactor recomienda