PROVISIONA 2.000 MILLONES POR REFINANCIACIONES

Santander mantendrá congelado el crédito en España pese al exceso de liquidez

Javier Marín se ha estrenado ante el mundo financiero como consejero delegado del Santander en una presentación de unos resultados nada cómodos

Foto: El consejero delegado del Santander, Javier Marín, durante la rueda de prensa de hoy (EFE)
El consejero delegado del Santander, Javier Marín, durante la rueda de prensa de hoy (EFE)

Javier Marín se ha estrenado como consejero delegado del Banco Santander ante la comunidad financiera tras su nombramiento el pasado 29 de abril. Un debú nada fácil porque le ha tocado presentar unos resultados del primer semestre del año que, si bien muestran un crecimiento del beneficio neto de casi el 30% por las menores dotaciones, reflejan una caída general en todas las áreas geográficas donde el primer grupo financiero español está presente.

La nueva mano derecha de Botín ha optado por dar su sello particular al mantener la conferencia con los analistas en un perfecto inglés a diferencia de su antecesor, Alfredo Sáenz, que siempre hablaba en español. Sin margen para la improvisación, leyendo siempre los papeles en el atril, Marín fue bastante realista al hablar de estabilización y no de crecimiento, al admitir la desaceleración de los números en la mayoría de las divisiones y las grandes dotaciones en España.

Con la indumentaria habitual oficial, traje gris y corbata roja, Marín dijo que su prioridad en España es la integración de Santander con Banesto y Banif para responder a su posible interés en comprar Novagalicia y CatalunyaCaixa. “Lo estudiaremos, claro”, puntualizó tras asegurar que su objetivo es el crecimiento orgánico. “Tiene que tener sentido, tiene que encajar bien”, añadió con relativa frialdad.

Botín afirma que las medidas del gobierno español son duras, pero imprescindibles para el futuro
Botín afirma que las medidas del gobierno español son duras, pero imprescindibles para el futuro
Preguntado sobre si el exceso de liquidez de España, con 10.000 millones sobrantes, iba a ser utilizado para empezar a conceder créditos de forma más agresiva que la actual, Marín ha respondido que “lo que queremos hacer en España es crecer en clientes, en cuota de mercado. Dependerá lo que quieran los clientes, si depósitos o créditos, pero no vamos a relajar nuestros criterios de gestión del riesgo”. La concesión de crédito en nuestro país cayó un 8% en el primer semestre del año, mientras que el ratio sobre depósitos bajó hasta el 85%, un indicador que se considera demasiado bajo y que suele ser penalizado.

En cuanto a las posibles salidas a bolsa de sus filiales, Marín dijo que todavía no ha decidido qué va a hacer con Santander Consumer USA, colocación de acciones que se prevé que se lleve a cabo en otoño, en relación con la posibilidad de que el banco venda o no parcialmente su participación (65%). Por el contrario, negó que vaya a poner en marcha las OPV del negocio en el Reino Unido, dirigido por Ana Patricia Botín, o en otro país.

El consejero delegado de Santander ha sido muy contundente al aseverar que la institución no necesitará ninguna ampliación de capital para cumplir con los nuevos requisitos de Basilea III. Asimismo, avanzó que no tiene planes de vender ningún activo adicional tras desprenderse en los últimos meses de parte de sus divisiones de seguros y de gestión de activos. Una afirmación con la que ha querido ahuyentar los fantasmas de una necesidad adicional de fondos propios, como advirtió JP Morgan en un infome muy polémico.

Venta de viviendas

Marín también ha detallado el impacto de la nueva normativa del Banco de España sobre la política de refinanciación. El banco tiene una cartera de crédito refinanciado de 33.000 millones, de los que 2.000 millones se han reclasificado de subestandar a moroso, “pese a que el 93% de esos clientes están al corriente de pago. Es una cartera que ya tenía una cobertura de 300 millones teniendo en cuenta que tenemos avales por el 80%".

En cualquier caso, esta reclasificación ha provocado un aumento del ratio de morosidad hasta el 5,18% a nivel global y hasta el 5,75% en España al tener que elevar las dotaciones por estos créditos que no estaban bien provisionados, según los nuevos criterios de Banco de España.

Respecto a la actividad inmobiliaria de su banco malo en España, el consejero delegado ha indicado que en el primer semestre el banco ha vendido 8.000 viviendas, con un descuento medio del 45%, lo que le ha provocado unas pérdidas de 360 millones de euros. La entada de adjudicados ha sido de 500 millones .

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios