EL PP ESTÁ HACIENDO DE PUENTE ENTRE VOX Y Cs

Vox eleva su órdago y dará la presidencia de la Asamblea al PSOE si sigue el veto de Cs

Rocío Monasterio quiere gestos de Ciudadanos. Sin el apoyo de Vox, la formación naranja no tendrá la presidencia de la Asamblea, que se vota el martes. El lunes será un día clave

Foto: Rocío Monasterio (izquierda), con Isabel Díaz Ayuso.
Rocío Monasterio (izquierda), con Isabel Díaz Ayuso.

El reloj ya ha empezado la cuenta atrás. El próximo martes 11 de junio, la Asamblea de Madrid toma su primera gran decisión: qué diputados (de los 132 electos) son elegidos para formar parte de la Mesa del Parlamento madrileño, el órgano rector de la Cámara. Ciudadanos quiere la presidencia, algo que apoya el PP, pero necesita sí o sí los votos de los 12 parlamentarios de Vox. El problema es que Vox quiere formar parte de una reunión a tres donde se decida el reparto de sillones (hay siete plazas a repartir), y de momento Ciudadanos no se quiere sentar con los de Santiago Abascal para hablar del tema. Un asunto que se está enquistando.

Porque, como dijo este jueves la portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, que pasó con sus 11 compañeros a recoger las credenciales de diputado, el tiempo apremia y apenas hay margen de aquí al martes para llegar a un acuerdo. Ciudadanos no les ha llamado, y su apoyo es básico para que los de Ignacio Aguado asuman la presidencia del Parlamento, algo inédito teniendo en cuenta que son la tercera fuerza en votos tras las elecciones. El órdago de Monasterio se eleva, y ha recordado que no se puede "excluir" a una fuerza política ni tampoco "amordazar" a los votantes de Vox. "Nosotros no exigimos nada a nadie, pero es una regla básica de la democracia poder sentarse a una mesa a hablar, para después poder pactar algo".

Con este escenario, el PP está haciendo de puente entre Ciudadanos y Vox. Este mismo jueves se han reunido Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio, aunque apenas se ha tratado el tema. Vox quiere llegar a un acuerdo, pero necesita gestos del resto de sus "socios", término que ya utiliza Monasterio. Que PP, Ciudadanos y Vox lleguen a un acuerdo en la Mesa es un primer paso para que luego los tres se pongan de acuerdo en un posterior pacto de gobernabilidad que dé la presidencia de la Comunidad de Madrid a Díaz Ayuso. PP y Ciudadanos se verán este viernes, pero no así Ciudadanos y Vox, y los de Rocío Monasterio insisten en una reunión a tres. Si no hay reunión y acuerdo, la presidencia de la Asamblea irá a parar al PSOE, la lista más votada.

El artículo 52 del reglamento de la Asamblea regula que "resultará elegido el diputado que obtenga el voto de la mayoría absoluta", es decir, 67 escaños. Para que salga elegido el candidato de Ciudadanos no solo hacen falta los votos del PP, también los de Vox. "Si nadie obtuviera en primera votación dicha mayoría absoluta, se repetirá la elección entre los dos diputados que hubieran alcanzado mayor número de votos en la votación precedente, resultando elegido el que obtenga más votos en la nueva votación". Sin los votos de Vox, el elegido seguramente sería el candidato del PSOE, que podría contar con el apoyo de Más Madrid y Podemos.

El líder de Ciudadanos, Ignacio Aguado. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Ignacio Aguado. (EFE)

El PP quiere convencer a Vox dejándole un puesto en la Mesa, una de las tres secretarías. Para ello, contaría con el apoyo de Ciudadanos. Según el reglamento, "las tres vicepresidencias serán elegidas simultáneamente. Cada diputado escribirá un solo nombre en la papeleta correspondiente. Resultarán elegidos, por orden sucesivo, los tres diputados que obtengan mayor número de votos. Las tres secretarías serán elegidas en dos votaciones sucesivas". De momento, los encuentros se están realizando con calma y tras la reunión con los populares, Vox se mantiene en su órdago: quiere hablar con todos los interlocutores, incluido Ciudadanos.

La formación naranja sigue pensando que Vox va de farol en sus amenazas, aunque no cierra la puerta a mantener un encuentro con ellos de aquí al lunes para cerrar definitivamente el tema de la Mesa. El objetivo es que se repita la fórmula andaluza: los votos de PP y Vox dieron en diciembre del año pasado la presidencia del Parlamento andaluz a la candidata de Ciudadanos. El problema es que Vox piensa "que le tomaron el pelo" en ese acuerdo y no quieren repetir lo de "ser los tontos útiles" ahora en Madrid. Vox va a exigir que Ciudadanos se moje y escenifique el acuerdo con ellos. Vox no quiere una foto, solo hablar con Ciudadanos. Las tres partes apuntan a que el lunes puede ser un día clave.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios