el partido de iglesias quiere fijar un salario de 1.900 €

El pacto entre el PSOE y Podemos se atasca en Extremadura por culpa de los sueldos

Podemos pretende que los parlamentarios extremeños se rebajen el sueldo a poco más de 1.900 euros mensuales, frente a los 3.000 que cobran de media en la actualidad. El PSOE quiere más

Foto: El secretario general de Podemos en Extremadura, Álvaro Jaén (i), y el secretario general del PSOE Extremadura, Guillermo Fernández Vara (d). (EFE)
El secretario general de Podemos en Extremadura, Álvaro Jaén (i), y el secretario general del PSOE Extremadura, Guillermo Fernández Vara (d). (EFE)

Podemos quiere que los parlamentarios extremeños se rebajen el sueldo a poco más de 1.900 euros mensuales, frente a los 3.000 euros que cobran de media en la actualidad. Es una de las exigencias planteadas por el partido de Pablo Iglesias al presidente de Extremadura in pectore, el socialista Guillermo Fernández Vara, para sellar un pacto de investidura que permita a este desalojar del poder al popular José Antonio Monago. Pero después de dos rondas negociadoras, las espadas –y las diferencias entre ambos partidos– siguen en todo lo alto.

El secretario general del partido emergente, el politólogo Álvaro Jaén, considera que esos 1.900 euros, equivalentes a tres veces el salario mínimo interprofesional, son un salario más que digno para los parlamentarios extremeños. Pero Fernández Vara es partidario de que los sueldos se equiparen a la media de otros parlamentos autonómicos, y que en cualquier caso se fije un mínimo de 2.200 euros mensuales, cantidad a la que habría que sumar diversos complementos retributivos en función de las responsabilidades encomendadas a cada uno.


En la última reunión entre las comisiones negociadoras de ambos partidos, celebrada la semana pasada, Podemos hizo entrega a sus interlocutores del PSOE de un documento con las "condiciones mínimas" para llegar a un acuerdo. Entre ellas, "que todos los diputados, sin excepción, cobren un sueldo equivalente a tres salarios mínimos netos, tal y como vienen haciendo nuestros compañeros en el Parlamento Europeo, en el andaluz y haremos en el resto de España".

Fernández Vara: Cuando la izquierda entra en las instituciones tiene que dejar la radicalidad

Podemos considera que la propuesta del PSOE, es decir, "que los sueldos vayan en función de la responsabilidad, no se basa en un diagnóstico adecuado, puesto que plantea una diferenciación entre iguales, dado que todos los diputados tienen la misma legitimidad y representatividad, independientemente del trabajo que realicen". El documento añade que las retribuciones "no pueden ser interpretadas como un privilegio ni como una dignificación del cargo, ya que el cargo público lo dignifican los actos llevados a cabo durante su ejercicio".

Además, los salarios de los cargos públicos no se deben equiparar a la media española, según la peculiar argumentación de Podemos en este punto, "ya que Extremadura no tiene salarios ni condiciones equiparables a la media nacional. Los cargos públicos tienen que cobrar en Extremadura en concordancia con la gente de Extremadura". Es decir, que el nivel retributivo en la Asamblea extremeña sea similar a los sueldos, prestaciones y pensiones que perciba un extremeño medio.

Podemos también pretende reducir el personal de confianza en la Administración autonómica y ''apostar por los funcionarios de la Junta de Extremadura''

Pero no es ese obstáculo el único que tiene atascada la negociación entre el PSOE y Podemos. La formación emergente también pretende reducir sustancialmente el personal de confianza en la Administración autonómica y "apostar por los funcionarios de la Junta de Extremadura". Sólo de esta forma, añade Podemos, se podrá "acabar con las administraciones paralelas, los árboles genealógicos, el enchufismo, el caciquismo, las agencias de colocación y las redes clientelares".

Podemos propone una "reducción drástica" de cargos de confianza tanto en la Asamblea como en la Junta y en los ayuntamientos de la región. Y exige que cada nombramiento vaya acompañado de un informe motivado elaborado por los técnicos de las consejerías que justifique la necesidad del mismo y evite las duplicidades con cargos ya existentes en la función pública". Pero no sólo eso: el partido de los círculos quiere implantar un sistema de seguimiento del trabajo realizado por el personal nombrado a dedo mediante "informes periódicos dirigidos a la Asamblea".

El último encuentro negociador entre ambos partidos se celebró el pasado día 10, y de momento no hay fecha para una nueva cita. Fuentes socialistas consultadas por este diario apuntan que se ha avanzado en algunos aspectos, especialmente en lo que afecta a la transparencia de la Administración autonómica, pero que aún hay sobre la mesa numerosas divergencias. Entre otras muchas, la exigencia de Podemos de suprimir los privilegios de los expresidentes extremeños, que ya no contarían con una asignación presupuestaria específica.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios