un CAFÉ CON IGNACIO AGUADO

El candidato de C´s en Madrid: "Iré al palco del Bernabéu si Florentino Pérez me invita"

Debuta como político en las elecciones del 24 de mayo, pero Ignacio Aguado echará toda la carne en el asador para que su partido se convierta en la lista más votada en Madrid

Es un novato en política. Ignacio Aguado (Madrid, 1983) se afilió a Ciudadanos hace menos de dos años, cuando el partido catalán sólo contaba con treinta afiliados en la capital. Hoy son más de 5.000. “Estaba harto de indignarme en la calle, y decidí defender lo que creía”. La avalancha de suscriptores en el último año ha sido tan grande que han tenido que frenarla en seco para evitar que se cuelen muchos garbanzos negros. “Es increíble la cantidad de voluntarios que dedican su tiempo libre a nuestro proyecto. No les podemos fallar”.

Con el ritmo de crecimiento que ha cogido su partido es imposible no aceptar que tendrán que cortar cabezas, aunque Aguado defiende que no le temblará el pulso. “Tenemos una sola bala y vamos a ser implacables”. No se conforma con las últimas encuestas, que vaticinan que irrumpirá en la Asamblea de Madrid con 29 diputados, quiere ser la lista más votada. Si no lo consigue, se compromete a dejar gobernar a aquel partido político que compre los 200 puntos que conforman su programa y que cerró el lunes de madrugada.

Con Cristina Cifuentes coincidió por primera vez en su vida el día 2 de mayo en la Real Casa de Correos, la sede de la Comunidad de Madrid, y reconoce que fue simpática con él. El todavía presidente, Ignacio González, le deseó mucha suerte en su andadura política. Y mucho más cauta fue Esperanza Aguirre. De momento, no tiene ninguna queja sobre sus contrincantes políticos y reconoce que es un privilegiado por ser uno de los protagonistas de un momento histórico. Ciudadanos se presentó a municipales, generales y europeas en sus primeros años y fue un fracaso tras otro. En este segundo intento más de cinco años después, España y Madrid están en un momento distinto.

Ignacio Aguado en la sede de 'El Confidencial'. (Daniel Muñoz)
Ignacio Aguado en la sede de 'El Confidencial'. (Daniel Muñoz)

A menos de tres semanas de las elecciones, más del 30% de los votantes no tiene aún decidido su voto, y Ciudadanos sale al ruedo para cortar las dos orejas y el rabo. Aguado siente admiración por su líder, Albert Rivera, de quien asegura que no recibe órdenes directas sobre qué rumbo debe tomar la dirección del partido en la capital, aunque le acompañará en un gran acto de campaña que harán en Madrid el 17 de mayo, el mismo día que las candidatas del PP se presentarán en público con el expresidente José María Aznar. El líder de C´s en la Comunidad de Madrid cuenta que Albert y él tienen vidas casi paralelas. Los dos han jugado al waterpolo y los dos han competido en torneos de debate universitario.

Licenciado en Derecho y en Empresas y Políticas, Aguado trabajó en un bufete en Liverpool antes de regresar a Madrid para analizar mercados en una multinacional energética. No le ha ido tan mal como a muchos de los jóvenes de su edad. El pilar sobre el que sustentará su programa político incluirá una batería de medidas para acabar con la corrupción, que tanto ha desprestigiado a la política. También está dispuesto a abrir conversaciones para limitar por ley el mandato del presidente a dos legislaturas y considera un abuso que los expresidentes tengan un puesto vitalicio en el Consejo Consultivo. “Hay que despolitizarlo”.

Evitar externalizar los servicios básicos

Eurovegas no es el modelo productivo que quiere para Madrid, “pero toda actividad económica que suponga riqueza y trabajo, bienvenida sea”. Con el Canal de Isabel II y con Telemadrid tratará de “frenar la privatización”, y con la externalización de la gestión de hospitales públicos tampoco está de acuerdo. “Hay que exigir que se gestionen los servicios básicos desde lo público”. Sin embargo, no se muestra reacio a aceptar invitaciones gratuitas al palco del Santiago Bernabéu, uno de los lugares de reunión más influyentes entre políticos y empresarios. "Si me invita Florentino Pérez, iré, ¿por qué no?".

La sanidad pública universal y gratuita es un derecho, sí, pero pone matices. “Hay que distinguir entre la sanidad universal básica, que es lo que se ofrece a todas las personas por el hecho de residir o estar aquí, y un catálogo de servicios sanitarios universales para ciudadanos residentes en España”.   

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios