nervios en PP y PSOE ante los últimos sondeos

Villacís y Aguado, los protagonistas del día grande de la Comunidad de Madrid

Ignacio González se despide sin comentar las encuestas que vaticinan que el PP pierde la mayoría absoluta en Madrid. Todas las miradas confluyen hacia los candidatos de Ciudadanos

No hubo ni un solo corrillo en la recepción del 2 de mayo en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, que no hablara de los resultados de las encuestas electorales. Los partidos que hoy están representados en la Cámara autonómica y en el Ayuntamiento de Madrid (PP, PSOE, IU y UPyD) confían en sortear los malos pronósticos y obtener un mejor resultado electoral. Sobre el PP, casi todos vaticinaban "mínimo diez diputados más"; del PSOE se defendía que "Carmona es más conocido que Gabilondo"; Izquierda Unida "se puede quedar fuera de juego" y por UPyD no apuestan ya ni los suyos. "En las próximas encuestas nos van a dar un -0,7". Sea como fuere, todas las miradas en la Puerta del Sol confluían este sábado hacia los novatos de la fiesta, los candidatos de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, que no podían esconder el entusiasmo que sentían por el respaldo que obtendrían el 24 de mayo. Si las encuestas se cumplen, entrarían en las dos instituciones con más del 20% de los votos.

En el resto, Ciudadanos al margen, nervios más o menos controlados, según cada cual, a la vista de una espada de Damocles que se vislumbra en el horizonte electoral madrileño.

La indignación de UPyD, el partido al que todas las encuestas vaticinan que desaparecerá del mapa este mismo mes, la protagonizó su candidato a la ComunidadRamón Marcos, que se sintió ninguneado en los actos institucionales al estar colocado en la tercera fila y no en la primera, como el resto de representantes políticos incluidos los de Ciudadanos, que no tienen ninguna representación política en esta legislatura.

Rivera y Villacís en la presentación del segundo gran eje del programa económico de Ciudadanos. (EFE)
Rivera y Villacís en la presentación del segundo gran eje del programa económico de Ciudadanos. (EFE)

Según el sondeo de Metroscopia que publica este sábado El País, en menos de tres semanas se abrirá una etapa inédita en la vida pública madrileña. El PP perdería la mayoría absoluta, aunque el equipo de Cifuentes confía en rozar los 50 diputados y no los 36 que le dan los últimos pronósticos. Los que más relajados se mostraron en la recepción fueron los dos populares salientes, Ana Botella e Ignacio González, que optaron por no polemizar más sobre futuribles y se limitaron a desear suerte a sus compañeras.

En nombre del Ejecutivo central acudió al acto Soraya Sáenz de Santamaría, que se fue tan pronto como pudo no sin antes haciéndose un selfie con la candidata Cifuentes. Aguirre abandonó la que fuera su casa diez minutos antes elogiando la figura de Aguado, el candidato de Albert Rivera a la Comunidad de Madrid. 

Pocas fotos se hicieron juntos los dos candidatos del PSM en Madrid. Ángel Gabilondo, el profesor que disputará la presidencia de la CAM a Cifuentes, estaba mucho más animado por las encuestas que su compañero Antonio Miguel Carmona, que se limitó a quitar hierro a los sondeos y a sembrar la duda sobre cómo se habían hecho las encuestas. A primera hora de la mañana contaron con el respaldo de su líder, Pedro Sánchez, que abandonó los actos oficiales después del desfile anunciando que el PSOE no se conforma con ser el segundo. "Los segundos puestos no me gustan, vamos a por el primero. El PSOE está para liderar el cambio en Madrid".

Izquierda Unida, en el límite del 5%

De Izquierda Unida se dejaron ver también los candidatos Luis García Montero y Raquel López, aunque se echó en falta al coordinador general de Izquierda Unida en Madrid, Gregorio Gordo. Los pronósticos vaticinan que la formación de izquierdas conseguirá entrar en el Parlamento autonómico y en el Ayuntamiento con un cinco por ciento raspado, y hubo quien se atrevió a vaticinar que se quedarán fuera del espectro político madrileño si no cambian a su candidata en el Ayuntamiento. Por parte de UPyD, el propio Marcos y su compañero en el Ayuntamiento, David Ortega, quieren echar toda la carne en el asador en la campaña electoral y no pierden la esperanza de poder resurgir de las cenizas.

Entre los asistentes estaban el presidente de CEIM, Arturo Fernández, el presidente del Atlético, Enrique Cerezo; el secretario general de CCOO en Madrid, Jaime Cedrún y su homólogo de UGT, Carmelo Ruiz de la Hermosa. En un discreto segundo plano, la esposa del presidente, Lourdes Cavero. Una gran ausencia a anotar: el expresidente de la Comunidad, Alberto Ruiz Gallardón, que hasta este año no había faltado a ningún 2 de mayo.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda