puede provocar un equilibrio complicado en el PPCV

Fabra busca a un independiente para la lista autonómica que sirva de enlace con C's

El PP valenciano, al que todas las encuestas sitúan lejos de la mayoría absoluta, intenta prepararse para la única opción que le quedaría para continuar en la Generalitat: un pacto con Ciudadanos

Foto: Alberto Fabra en un acto en Valencia en marzo de 2015. (EFE)
Alberto Fabra en un acto en Valencia en marzo de 2015. (EFE)

El incierto escenario electoral que se dibuja en la Comunitat Valenciana, especialmente por el papel que tendrán Podemos y Ciudadanos en las elecciones del próximo 24 de mayo, está provocando que los dos grandes partidos, PP y PSPV-PSOE, realicen movimientos poco habituales. 

Si el candidato socialista, Ximo Puig, ha situado hasta a seis independientes en las listas de las tres circunscripciones y lo ha hecho en puestos de salida para dar una imagen de apertura a la sociedad (con el consiguiente malestar interno entre algunas facciones del partido), en el caso de Alberto Fabra, que se enfrenta esta semana a los días decisivos para cerrar las candidaturas, la mirada está puesta en la aritmética postelectoral.

El PP valenciano, a quien todas las encuestas sitúan lejos de la mayoría absoluta, trata de prepararse para la única opción que, entienden, les quedaría para seguir en la Generalitat y que pasaría por un pacto con Ciudadanos. Según fuentes del entorno más próximo a Fabra, el actual presidente y candidato a la reelección está buscando a un independiente al que incorporar a las listas y que sirva de futuro enlace con los de Albert Rivera en Valencia. 

Fabra considera que debe limar cualquier reticencia que pudieran tener en Ciudadanos a acordar un pacto. En ese sentido, esgrime la limpieza de imputados que ha realizado en los últimos cuatro años. La incorporación de un perfil sin vinculación directa al PP en las listas que refuerce la idea de cambio en la historia reciente de los populares valencianos es el punto que Fabra entiende debe cerrar ese proceso.

El candidato del PSOE a la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)
El candidato del PSOE a la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)

Sin embargo, al margen de conseguir el nombre adecuado, la incorporación de un candidato ajeno al partido en puestos de salida puede provocar que el complicado equilibro interno del partido se resienta. La pérdida de diputados que auguran los sondeos supone que el número de puestos de salida ciertos se cotice muy alto. El caso de la circunscripción de Valencia es el más complicado, ya que, de repetir sólo los concejales de esta provincia, habría ya cuatro plazas ocupadas. A ellos se suman Rita Barberá, número dos, o el propio portavoz del grupo parlamentario, Jorge Bellver. 

Los barones provinciales están pendientes de que Fabra mueva ficha en este sentido para ver si los nombres que propone el presidente se ajustan a ese frágil acuerdo que comprometía a Fabra a tenerlos en cuenta. 

Respecto a un hipotético acuerdo postelectoral con Ciudadanos, fuentes del PP críticas con Fabra advierten de la concentración que se está produciendo en el partido, que tendrá de candidata a Carolina Punset, de ex altos cargos de la formación popular que en su día fueron apartados por su vinculación con lo que se conoció como zaplanismo y que pueden suponer un problema para el PPCV a la hora de un acuerdo. 

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios