DEBATE ELECTORAL A CINCO

El modelo territorial y la "seguridad de las mujeres" se cuela en el bloque social

Casi tres horas de enfrentamiento en directo y por televisión. La batalla entre los cinco candidatos, conducida por Ana Blanco y Vicente Vallés, es el hito decisivo de esta campaña del 10-N

Foto: Los candidatos a la presidencia del Gobierno, (i-d) Pablo Casado, Pedro Sánchez, Santiago Abascal, Pablo Iglesias y Albert Rivera, momentos antes de comenzar el debate electoral. (EFE)
Los candidatos a la presidencia del Gobierno, (i-d) Pablo Casado, Pedro Sánchez, Santiago Abascal, Pablo Iglesias y Albert Rivera, momentos antes de comenzar el debate electoral. (EFE)

Albert Rivera ha arrancado el bloque de política social e igualdad del debate electoral a cinco criticando que no haya una ley educativa única "y no diecisiete", así como que se "adoctrine" en algunas escuelas catalanas. Tras esta introducción se ha centrado en materia laboral y lucha contra la precariedad, proponiendo medidas programáticas como que todos los contratos sean indefinidos "de salida," que los autónomos tengan paro y que no paguen cuota si sus ingresos no llegan al sueldo mínimo. El líder de los populares, Pablo Casado, ha elegido las pensiones en su primer turno de intervención, achacando la herencia recibida de los socialistas y poniendo en valor la política del PP en el Gobierno: "Un sistema que siempre deja quebrado la izquierda y que la derecha garantiza", concluyó.

Pablo Iglesias fue el primero en recoger el guante de la presentadora Ana Blanco, quien llamó la atención sobre la ausencia de mujeres candidatas en estas elecciones. "Ojalá sea el último debate en el que no haya candidatas", replicó al tiempo que interpeló a Casado, manteniendo su discurso en materia de la igualdad, preguntándole si compartía las declaraciones de la portavoz del PP Cayetana Álvarez de Toledo, quien puso en duda que "solo sí es sí". "Con manadas no hay ninguna duda", respondió, tras lo que recordó que el PSOE modificó el Código Penal para eliminar la tipificación de violación "y lo tuvimos que retomar nosotros".

El candidato socialista Pedro Sánchez defendió la paridad, poniendo en valor tanto la del Congreso de los diputados como la del propio Gobierno. Arremetió también contra supuestos recortes de libertades de los populares, como con el impulso de la denominada 'ley mordaza', y desarrolló ingreso mínimo vital, implantar grauitidad educación de cero a tres años, impulsar parque de viviendoa pública en alquiler, multiplicar becas, derogar ley mordaza y aprobar ley eutanasia. Para ello, dijo, "quien quiera Gobierno tiene que votar al PSOE".

Rivera volvió a aprovechar este bloque para poner en duda la "nación de naciones" que en su día defendió Sánchez. "Ustedes han desdibujado España para contentar a los nacionalistas", arremetió. En esta línea defendió la igualdad de todos los españoles, a través de la equiparación salarial de los funcionarios autonómicos. "Quiero que todos los españoles sean iguales y vamos a hacer la revolución por la igualdad".

En este punto del debate, Iglesias afeó la "falta de respeto" porque en el bloque de política social se acabase hablando de Cataluña y se hiciese además con un tono crispado. "Ahora sí que hablamos de la unidad de España, porque lo que une de verdad es que si tu abuelo es dependiente tenga alguien que le atienda o ir a un hospital si necesita atención sanitaria". En el capítulo de propuestas destacó la asistencia al dentista gratuita, la educación de cero a tres años universal y e material escolar gratuito para las familias vulnerables.

Santiago Abascal le replicó que no podía dar lecciones a los demás, usted hizo moción de censura apoyado en todos los enemigos de españa. En política social añadió que también es "seguridad" e "inmigración ilegal". En este punto sacó Menas, porque supuestamente generan "un problema de seguridad". Mujeres que no pueden salir a la calle seguras, añadió, y dijo que "ha habido más de cien manadas y el 70% son extranjeros". Pidió también al resto de candidatos que no le diesen ninguna lección en materia de igualdad tras pedir la cadena perpetua para los violadores, añadiendo que "las mujeres quieren sobre todo que les demos seguridad".

"Un discurso del odio", le repochó Pedro Sánchez comparándolo con Matteo Salvini. "Inseguridad en los barrios las crean las casas de apuestas que habría que limitar de una vez, le contestó Iglesias. El líder de Vox no se ablandó, más bien al contrario, asegurando que se debía "hablar de política social en primer lugar para los españoles". Lo hacía tras preguntar retóricamente a Sánchez cuánto cuesta la sanidad universal para los "inmigrantes ilegales" y cómo se iba a atender en la Sanidad a los españoles "si se atiende primero a los de fuera".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios