CUANDO SOCIALISTAS TEMEN LA DESMOVILIZACIÓN

El CIS olvida el 'método Tezanos': retoma la cocina que baja al PSOE y sube a Vox

El barómetro preelectoral vuelve a ponderar las respustas de los electores. Con el método crudo de Tezanos, el PSOE obtendría cuatro puntos más y Vox, casi seis puntos menos

Foto: Pedro Sánchez y José Félix Tezanos. (EC)
Pedro Sánchez y José Félix Tezanos. (EC)

El CIS ha vuelto a la cocina. El barómetro preelectoral del centro que dirige José Félix Tezanos no ha mantenido su método crudo de estimación que beneficiaba al PSOE. Como hizo en Andalucía cuando se acercan las elecciones, el barómetro sí pondera las respuestas de los electores. Al contrario de lo que es tradicional, el CIS ha dado una extensa explicación, 20 páginas, sobre cómo lo hace. El resultado es que el PSOE obtiene un 30,2% en estimación de voto, cuatro puntos por debajo respecto a lo que le daría el método Tezanos. Hay otro partido al que el cambio metodológico le afecta significativamente: Vox logra 5,8 puntos más gracias a la cocina. Este resultado llega cuando los socialistas temen que su ventaja continuada en las encuestas acabe por desmovilizar a sus votantes. Con la cocina, el CIS vuelve a alinearse en su pronóstico con las empresas privadas.

La cocina/no cocina del CIS lleva ocho meses en el debate de los sociólogos. En septiembre pasado, en el primer CIS auténticamente de la era Tezanos, la cocina fue sustituida por una regla de tres. Las respuestas de los electores eran trasladados directamente a la estimación de voto. La cocina corrige las respuestas en bruto de los electores para ponderar. En el caso del CIS, hasta entonces usaba el recuerdo de voto para corregir que en la muestra tradicionalmente estaban sobrerrepresentados los electores del PSOE.

El CIS advierte de que da "una foto fija" pero "no un pronóstico de los resultados de las elecciones"

El pasado mes de octubre, en plena polémica, Tezanos afirmó en una entrevista que no haría cocina en los barómetros preelectorales. "En Andalucía haremos una muestra de 5.000 personas y daremos los datos que salgan". Sin embargo, en Andalucía corrigió el resultado. Así bajó las expectativas del PSOE aunque no se acercó al resultado del dos de diciembre que desalojó a los socialistas de la Junta.

Ahora el CIS ha incluido una larguísima explicación sobre la cocina. "El modelo que se aplica incorpora, entre otras, las propuestas procedentes de la Teoría del voto racional, el voto retrospectivo, la Teoría espacial de la ideología, así como las teorías sobre el peso de la imagen del líder o del partido político. Estas propuestas teóricas avalan los procedimientos de imputación del comportamiento potencial de las personas entrevistadas que se declaran como indecisas". Tezanos ha criticado que la cocina no sea transparente.

Coincidiendo con sus declaraciones de que no se puede predecir el resultado electoral, el CIS advierte de que da "un diagnóstico en foto fija de las dinámicas que experimentan los electorados". Y añade: "No es en absoluto un modelo de pronóstico de los resultados de las elecciones. Dadas las evidencias empíricas sobre el estado del sistema (caracterizado por una volatilidad elevada) y la importancia que en dicho contexto han adquirido las campañas electorales (tanto en el sentido de promover una mayor o menor participación, así como en el sentido final del voto), no es realista la realización de ejercicios de prospectiva electoral".

"El modelo estima una participación del 74,8%. Es decir, una cifra superior a las de las generales en España tras la crisis económica de 2009"

Comparar la estimación del voto con la regla de tres de Tezanos es sencillo. Con el modelo antiguo sin cocina, el PSOE se iría hasta el 34,2% de estimación de voto, cuayro puntos más de lo que le otorga el barómetro del CIS. El otro partido cuyo resultado cambia sustancialmente con la cocina es Vox. Hasta ahora el CIS estaba dando a Vox muy por debajo del resto de las empresas de encuestas y de golpe sube al 11,9%. Con el método Tezanos, le daría solo 6,1%. El resto de grandes partidos tendría un resultado parecido, con variaciones de un punto, con un método y otro.

El CIS detalla los asunciones de las que parte: "El modelo que aquí se presenta estima una participación del 74,8%. Es decir, una cifra superior a las participaciones de las elecciones generales en España realizadas tras la crisis económica de 2009, y las crisis políticas desde 2011. Esta participación está próxima al comportamiento electoral habitual del electorado español antes de las crisis". La participación es clave para la estimación. En Andalucía solo votó el 56,44% del censo. La desmovilización de la izquierda ayudó a que PP, ciudadanos y Vox lograran la mayoría absoluta.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios