CRISIS EN LA CASA SOCIALISTA

Hernando avisa al Grupo Socialista: no cabe ni abstención técnica ni voto en conciencia

El presidente-portavoz del PSOE en la Cámara advierte a todos los diputados, incluido Sánchez, de que deben acatar la directriz del comité federal. La gestora también llama a los díscolos

Foto: Antonio Hernando, con el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, este 25 de octubre en el Congreso. (EFE)
Antonio Hernando, con el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, este 25 de octubre en el Congreso. (EFE)

Por si no quedaba claro, la posición del PSOE, la abstención en bloque y no limitada a 11 diputados, llega por carta. Todo para atajar en lo posible las fugas de voto dentro del Grupo Socialista, una misión imposible porque ya hay varios parlamentarios que han anticipado su voto contrario en primera y segunda votación a Mariano Rajoy, empezando por los siete del PSC

Antonio Hernando, el presidente-portavoz del grupo, el escudero de Pedro Sánchez y el heraldo del "no es no" hasta su caída, firmó y remitió este 26 de octubre por correo electrónico una misiva a los 84 diputados socialistas. Y en ella les recuerda que no hay margen ni para la abstención técnica ni para el voto en conciencia. No lo habrá, así que todos los parlamentarios, incluido el propio ex secretario general —que se espera acuda al pleno de esta tarde—, deberán acatar la disciplina de voto. Lo que no anticipa es cómo se sancionará a aquellos que desobedezcan.

El dirigente recuerda que el comité federal del pasado domingo aprobó la resolución que fija la posición del voto del grupo en el Congreso ante la investidura de Rajoy [aquí en PDF]. Texto que es un "mandato expreso" a los diputados sobre el sentido del voto, tanto en la primera vuelta —mañana jueves, en la que deberán votar no—, como en la segunda ronda, 48 horas después —el sábado, donde tendrán que girar a la abstención—.

Carta enviada por Antonio Hernando a los diputados del Grupo Socialista. (EC)
Carta enviada por Antonio Hernando a los diputados del Grupo Socialista. (EC)

Hernando señala que el reglamento interno parlamentario [aquí lo puede leer en PDF] dice en su artículo 17 que el pleno del Grupo Socialista es el "competente para decidir sobre las cuestiones en las que deban pronunciarse las Cámaras", "siempre que el comité federal o la comisión ejecutiva federal no hubieran manifestado con anticipación una determinada directriz".

Y este es el caso, advierte. "Nos encontramos así ante el supuesto previsto expresamente en este artículo, por lo que no corresponde al pleno del grupo la competencia para decidir sobre el sentido del voto en esta sesión". El aviso no es casual, porque llega horas antes de que se reúna el grupo en una de las salas de la Cámara. Lo hará a las cuatro de la tarde, con la presencia del andaluz Mario Jiménez, el portavoz de la gestora del PSOE, dos horas antes del arranque del pleno de investidura. Hernando avanza, por tanto, que por mucho que los diputados protesten, no habrá forma de modificar ni transaccionar la postura, porque ya viene determinada por el comité federal.

La letra del reglamento

Más aún: "Tampoco, por tanto, es aplicable lo dispuesto en el artículo 33 del reglamento sobre la posibilidad de que el pleno [del grupo] pueda excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia, pues esta previsión solo es posible cuando la decisión sobre el sentido de voto corresponde al pleno del grupo parlamentario". 

No solo advierte Hernando. También la gestora y el resto de la dirección del grupo se están fajando en las últimas horas para persuadir a los díscolos de que desistan, repitiéndoles que la abstención debe ser en bloque y que no cabe el voto en conciencia. De hecho, el secretario general del grupo, el andaluz Miguel Ángel Heredia, antes de la reunión de la Junta de Portavoces, subrayó que la cúpula trabajaría "al máximo", con todas sus "fuerzas", para conseguir "el voto unánime" el sábado, cuando finalmente Rajoy logrará la reelección tras 10 meses de bloqueo institucional. 

El número dos del grupo, el andaluz Heredia, también insiste en que la dirección se empleará a fondo para lograr "el voto unánime" de aquí al sábado

El número dos del grupo no dijo cómo conseguirá la cúpula del PSOE embridar a los diputados díscolos, que podrían llegar a la veintena (contando a los siete del PSC, que obedecerán la resolución del 'consell nacional' de ayer). Simplemente reiteró que, aunque es una "tarea compleja", la dirección pondrá todo su empeño en hacer que todos los parlamentarios voten abstención en la segunda ronda, tal y como ordenó el comité.

Hernando avisa al Grupo Socialista: no cabe ni abstención técnica ni voto en conciencia

 ¿Y qué pasa si hay diputados 'rebeldes'? Heredia subrayó que no hay que "adelantar acontecimientos", porque esa indisciplina no se ha producido y espera que no ocurra. El dirigente andaluz sí aprovechó sus declaraciones, a la entrada de la Junta de Portavoces, para cargar contra "Podemos y Pablo Manuel Iglesias", porque es la formación morada la única "responsable" de la investidura de Mariano Rajoy, ya que en marzo se opuso a la elección de Pedro Sánchez como presidente, y entonces sí había "una oportunidad de un Gobierno de progreso".

"Los socialistas no queremos a Rajoy ni al PP, pero nuestra prioridad son los españoles y este país, y los españoles no se merecen unas nuevas elecciones. Vamos a llevar a cabo una oposición dura, fuerte, exigente, pero al mismo tiempo constructiva", sostuvo el portavoz.

Las reiteradas advertencias tampoco amedrentan a los diputados que tienen más seguro votar no el sábado: los siete miembros del PSC —Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, Pepe Zaragoza, Mercè Perea, Marc Lamuà y Joan Ruiz—, las independientes Margarita Robles y Zaida Cantera, el vasco Odón Elorza, la zaragozana Susana Sumelzo y la ourensana Rocío de Frutos. Doce seguros. El PSOE de Baleares, pilotado por la presidenta de las islas, Francina Armengol, también se mantiene por ahora en el no, por lo que sus dos representantes en el Congreso la obedecerían, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons

A ellos habría que sumar los que están dudando y apurando las últimas balas: las castellanoleonesas Mar Rominguera (Zamora), Esther Peña (Burgos) y Luz Martínez Seijo (Palencia), más la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela. En la misma situación se encuentra el navarro Jesús María Fernández, que hoy mismo se citó con Heredia. Diputados sanchistas que tenían previsto acatar la disciplina de voto como el valenciano José Luis Ábalos o la murciana María González Veracruz se encuentran muy molestos con la actitud de la gestora, y están replanteándose qué hacer. Varios de estos parlamentarios tienen previsto hablar este miércoles en la reunión del grupo para pedir la abstención técnica o que se les permita libertad de voto. La dirección contestará que no es posible. 

Y sigue estando sobre la mesa la actitud de Pedro Sánchez. El ex secretario general no se va a abstener y estudia incluso recurrir al Constitucional en caso de que su partido adopte medidas disciplinarias graves como la expulsión del grupo o del partido, contempladas en los estatutos

Al ruido interno en el Congreso se suma la discrepancia mostrada en Twitter por uno de los miembros de la gestora, Paco Ocón, secretario de Organización de La Rioja y por tanto número dos de César Luena. El dirigente protestó porque no se reunió a la cúpula provisional, ni se pidió opinión a sus miembros, sobre la respuesta del PSOE, vía comunicado, a la decisión del 'consell nacional' del PSC de mantener el no a Rajoy en primera y segunda votación.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios