CONFÍA EN LA NUEVA POSTURA DE LA GESTORA

Rivera, convencido de que habrá abstención si Rajoy no se pasa con las exigencias al PSOE

El líder de centro confía en la nueva postura de la gestora del PSOE: "Hemos pasado del no es no a pensar que las nuevas elecciones no son una solución". Pide al PP que no haya condiciones

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa. (EFE)

“Estábamos peor hace una semana que ahora”. El presidente de Ciudadanos sigue convencido de que la situación de crisis total en el PSOE que se saldó el pasado sábado con la dimisión del secretario general del partido no pasará sin pena ni gloria. “No creo que el PSOE haya montado todo esto para seguir igual”, dijo Albert Rivera este lunes y hoy en el Congreso siguió matizando: “Hace una semana estábamos en el no es no y ahora hay una gestora que dice que la peor solución son las elecciones”. El partido de centro descuenta ya que una abstención es hoy por hoy una opción más probable aunque eso sí, el dirigente naranja, lanzó un mensaje a Rajoy tras las informaciones sobre las exigencias que los populares pondrán sobre la mesa para ‘aceptar’ la abstención del PSOE: “Espero que el PP no exija nada. Somos los partidos de la oposición los que exigimos al que que quiera ser presidente”.

Rivera aseguró no tener conocimiento de que los conservadores vayan a poner condiciones al Partido Socialista para abstenerse y, en todo caso, se mostró contundente contra esa postura: “El PP pedía responsabilidad al PSOE y a Ciudadanos. Sería surrealista que ahora el PP no quisiera gobernar y exigiera cosas al resto para que Rajoy sea investido”, insistió Rivera. Aunque los de centro no se plantean contactar para el PP para pedirles que aflojen su postura con los socialistas al entender que será el PSOE el que finalmente ponga sus condiciones -“como hicimos nosotros con esas 150 reformas”- Rivera considera que los acuerdos sobre presupuestos y pactos de Estado deben ser los siguientes pasos.

El líder de Ciudadanos insiste en que la investidura debe ser lo primero y los asuntos de gobernabilidad vendrán después. En ese sentido, los de centro aseguran que “en los asuntos importantes para el país” estarán junto al Gobierno y entienden que los socialistas harán lo propio. Lo que Ciudadanos tiene claro es que Rajoy debe presentarse a la investidura si el PSOE vota en su comité federal -aún sin fecha- a favor de la abstención. "Estoy convencido de que Rajoy no se va a autobloquear. Si el PP tiene una abstención, tiene que ir a la investidura. No cabe ninguna otra salida en este momento", reiteró.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto al portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta (d), se dirigen a la reunión de su grupo parlamentario hoy en la Cámara. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto al portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta (d), se dirigen a la reunión de su grupo parlamentario hoy en la Cámara. (EFE)

Rivera, que ha reconocido sentirse más cómodo con la actual dirección de la gestora que preside Javier Fernández, "que niega cualquier entendimiento con independentistas" y con el que se ha comunicado para desearle "acierto" en las nuevas decisiones que la formación socialista debe tomar, y para postularse una vez más como mediador entre PP y PSOE si en algún momento lo necesitan. El dirigente de centro, que ha preferido no comentar detalles sobre el asunto, sí ha comentado que envió un mensaje personal a Sánchez tras su dimisión.

Ciudadanos, por su parte, reitera el compromiso adquirido con el PP el pasado mes de agosto en la firma del acuerdo de investidura en el que centristas y conservadores pactaron 150 reformas para investir a Rajoy. Unos apoyos clave, los 32 diputados naranjas, teniendo en cuenta que el PSOE sólo mantendrá el debate interno de la abstención con la fórmula planteada por el presidente del Gobierno en funciones hace un mes cuando acudió a solicitar la confianza de la Cámara con 170 escaños -los del PP, los de C's y el de Coalición Canaria-.

La primera ley contra la corrupción

Ciudadanos lleva meses inmerso en la primera ley integral de lucha contra la corrupción que si finalmente se constituye un Gobierno verá la luz para su debate y tramitación. Tras reunirse con varias asociaciones, Rivera señaló los diez puntos fundamentales que actúan como prólogo de esta proposición de ley presentada por su grupo parlamentario, en lo que consideran "un ataque de urgencia contra la corrupción". Según el presidente de Ciudadanos el objetivo fundamental de la ley es "acabar con el segundo problema de los españoles".

Los principales puntos son los siguientes: proteger a los denunciantes, entendiendo a los funcionarios o ciudadanos que colaboran contra esta lacra “héroes nacionales” que tienen que ser protegidos, la creación de autoridad independiente, tipificar el delito de enriquecimiento ilícito a través de una modificación en el Código Penal, acabar con los indultos por corrupción política -integrado en los dos acuerdos firmados tanto con PP como con PSOE-, eliminar los plazos máximos de instrucción penal al entender que no pueden prescribir delitos en ocasiones incluso de mala fe, que exista una responsabilidad subsidiaria de los partidos políticos para que se acaben las declaraciones de “yo no sabía nada” o “no me consta”, y garantizar la independencia de los funcionarios en la administración local, que como se ha demostrado en muchos momentos es un nido de irregularidades y corrupción política.

Elecciones Generales

El redactor recomienda