EL MIÉRCOLES 27 LA MESA DECIDE

CDC registra su petición de grupo en el Congreso a la espera de que el PP le ayude

Los ocho diputados independentistan firman el escrito en el que comunican su nombre, Grupo Parlamentario Catalán (Partit Demòcrata). Los populares ya han adelantado que lo facilitarán

Foto: Francesc Homs, portavoz del Partit Demòcrata Català en el Congreso, el pasado 19 de julio a su salida del hemiciclo. (EFE)
Francesc Homs, portavoz del Partit Demòcrata Català en el Congreso, el pasado 19 de julio a su salida del hemiciclo. (EFE)

Dos folios y a correr. Los ocho diputados de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) registraron este jueves su solicitud de creación de grupo parlamentario propio en el Congreso. Sin argumentación jurídica, sin relato de precedentes. Por ahora, una simple petición y, si la Mesa de la Cámara Baja la deniega, entonces presentará alegaciones. Puede que ni haga falta, porque el PP está dispuesto a ayudar a la formación independentista, y PSOE y Podemos tampoco pretenden obstaculizar el trámite. Solo Ciudadanos lo rechaza de plano

Ningún parlamentario se acercó a las doce de la mañana a la ventanilla del registro del Congreso a presentar el papel [consúltalo aquí en PDF]. Lo hizo una asistente del partido, y por tanto no hubo declaraciones posteriores. El escrito, dirigido a la Mesa, es simple: los ocho diputados que firman el documento, al amparo de los artículos 23 y 24 del reglamento de la Cámara, manifiestan que se quieren constituir como grupo propio y que su presidente portavoz es el exconseller Francesc Homs -cabeza de lista por Barcelona el 26-J y también en las generales de diciembre- y su portavoz adjunto el veterano Carles Campuzano. La denominación elegida es la de Grupo Parlamentario Catalán (Partit Demòcrata). La antigua CDC se rebautiza en la Cámara con el nuevo nombre aprobado hace 15 días y que aún no ha recibido el visto bueno del Ministerio del Interior. Tras las elecciones del 20-D, la marca escogida fue la que se utilizó en aquellos comicios: Grupo Parlamentario Catalán (Democràcia i Llibertat). Para el 26-J, los convergentes enterraron DiL. 

Los partidos tienen hasta las 20 horas del martes 26 de julio para registrar sus peticiones. Al día siguiente, la Mesa se reúne para examinar las solicitudes y adoptar una decisión sobre cuáles pueden formarse y cuáles no, a la vista del informe que elaboren los letrados de cada escrito. Ese mismo miércoles 27 se abrirá un plazo de 48 horas para que los parlamentarios a los que se ha rechazado el grupo propio elijan presenten alegaciones o elijan adscribirse a uno de los ya constituidos, antes de ser si no absorbidos dentro del Grupo Mixto. 

El Partit Demòcrata Català (PDC) no cumple estrictamente con los requisitos exigidos en el reglamento del Congreso. Este impone, en su artículo 23, que para poder formar grupo hacen falta o 15 diputados o bien que los parlamentarios de una o varias formaciones hubieran obtenido más de cinco escaños y, al menos, el 15% de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieran presentado candidatura o el 5% de los emitidos en el conjunto de España. CDC obtuvo el 13,92% en toda Cataluña el 26-J (fue el 15,08% en diciembre), y en dos de las cuatro provincias -Barcelona (12,26%) y Tarragona (13,72%)- no alcanzó el umbral del 15%. Solo si se hace la media del porcentaje cosechado en las cuatro circunscripciones, el resultado supera ese listón (17,96%), que podría ser la agarradera empleada por la Mesa para facilitar el grupo al PDC. El Tribunal Constitucional ya ha avalado en distintas sentencias que los órganos rectores de las Cámaras tienen plena potestad para interpretar la normativa. 

El PP ya ha manifestado que es "partidario" de que Convergència tenga grupo propio. Y su opinión es fundamental. Dispone de tres de los nueve asientos en la Mesa, y tanto Podemos como el PSOE -con dos representantes cada uno- han mostrado su predisposición a que el PDC tenga voz en la Cámara. Eso sí, los socialistas no están dispuestos a ceder diputados en caso de que fueran necesarios. Ya lo hizo en la pasada legislatura en el Senado y le llovieron críticas desde fuera -el PP fue durísimo entonces, incluido el presidente en funciones- y desde dentro. Ciudadanos, en cambio, ya ha subrayado que no votará a favor de la constitución del grupo del PDC y ha amenazado a Rajoy con volver de la abstención al no si pacta con los nacionalistas

Los diez votos extra 

La posibilidad de que puede haber un pacto con los populares se atisbó el pasado martes en la constitución del Congreso de la XII Legislatura. Los convergentes escribieron el nombre de Francesc Homs en la primera vuelta de la votación del presidente del Congreso, y en la segunda, cuando ya solo se podía apostar por Ana Pastor o el socialista Patxi López, votaron en blanco. Si toda la oposición se hubiera unido -y ahí era clave la actitud de CDC-, López podría haber arrebatado la jefatura de la Cámara a la exministra de Fomento. Pero Convergència, al dejar su papeleta en blanco, optó por facilitársela a una de las mayores colaboradoras de Rajoy. Después, en la votación de los vicepresidentes, hubo sorpresa. Los candidatos de C's y PP, Nacho Prendes y Rosa Romero, obtuvieron diez votos extra, que presumiblemente procedían de CDC y PNV. Los nacionalistas vascos lo han negado tajantemente, y han reiterado que sus cinco parlamentarios metieron en la urna una papeleta blanca en todas las votaciones. Homs, mientras, ha desmentido un pacto con PP y C's y se ha amparado en los últimos días en el argumento de que el voto es "secreto" y punto

Los grupos tienen mayor visibilidad en la Cámara y reciben 28.597 euros mensuales más 1.645 euros, también al mes, por cada diputado miembro

Ese gesto, reconocido o no de CDC, ha sido interpretado como un acercamiento al PP. Otra cosa es que facilite la investidura de Rajoy, aunque Homs ya ha advertido de que votará no. 

El PDC necesita tener grupo para no quedar subsumido dentro del Mixto. Disponer de él da visibilidad al partido en los debates, tiempo en la tribuna, cupo de iniciativas, participación asidua en las sesiones de control y medios materiales y humanos, un dato nada menor. Cada grupo, de hecho, recibe una subvención fija de 28.597,08 euros brutos al mes, además de 1.645,49 euros mensuales por escaño (todo en 12 pagas).

En el Senado, se necesitan diez parlamentarios para poder formar grupo, y el PDC solo tiene cuatro. Podemos confirmó este jueves que no le prestará senadores porque están "bastante escandalizados" con lo que ocurrió en las votaciones de la Mesa el Congreso del martes, así que los convergentes tendrán que buscar los seis representantes que le faltan en otros partidos (entre ellos, ERC, PP y PSOE). Disponer de grupo en la Cámara Alta también reporta mayor visibilidad y bastantes recursos económicos

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios