análisis de cada candidato EN EL DEBAte

Soraya mantuvo el tipo, el triunfo de Iglesias y las sonrisitas de Sánchez: hablan los expertos

Expertos en comunicación 'descuartizan' a los tres candidatos y a la número dos de Rajoy. Discursos preparados, demasiado encorsetados, excesiva gestualidad y la intervención final de Pablo Iglesias

Foto: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Saénz de Santamaría en el debate a cuatro de Atresmedia (Reuters)
Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Saénz de Santamaría en el debate a cuatro de Atresmedia (Reuters)

Era el debate que muchos esperaban. Por fin un careo entre los cuatro partidos -tres candidatos y una número dos- que determinarán el futuro de la política en España. Las redes sociales tardaron poco en incendiarse. Comentarios, citas literales, reproches, porras, encuestas... Y todo mirando al 20-D. Entre los expertos en comunicación política hay consenso: no existe un claro ganador pero el que más perdió fue Pedro Sánchez. En la otra cara de la moneda, Soraya Sáenz de Santamaría, que consiguió "mantener el tipo" y Pablo Iglesias "que mejoró mucho con respecto a sus anteriores debates". A pesar de que el formato consiguió ser menos encorsetado de lo habitual en la televisión española, los politólogos valoran negativamente la posición de los candidatos, de pie y sin atril, que puso de manifiesto la gran incomodidad sufrida por los políticos.

La vicepresidenta del Gobierno no lo tenía nada fácil puesto que estaba obligada a disimular la gran ausencia de la noche: la de Mariano Rajoy. Según explica Daniel Ureña, socio y director de MAS Consulting, la popular "consiguió salir indemne del debate, lo cual es ya una gran noticia para ella" teniendo en cuenta que era "el blanco principal de sus adversarios". Aunque comenzó algo nerviosa, Ureña afirma que "fue mejorando en los turnos de réplica" demostrando su dominio en las labores del Ejecutivo. "Conoce las cifras y manejó los datos con soltura ", aportando mucha solvencia en su intervención.

La vestimenta -pantalón y americana de terciopelo y brillante- también fue acertada según el experto en comunicación política, ya que no interfería en su mensaje. El politólogo y miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Comunicación Política (ACOP), Ignacio Martín Granados, insistió por otro lado en que la número dos de Rajoy "traía demasiado aprendido el discurso" y se vio algo "descolocada" en algunos momentos complicados como el bloque dedicado a la corrupción de su partido.

Iglesias pide a los españoles que no olviden pasado y sonrían, "que sí se puede"

El otro gran triunfador de la noche fue Pablo Iglesias. Todos los expertos coinciden en que su intervención final "fue la mejor con diferencia". En palabras de Ignacio Martín, "porque supo apelar a los sentimientos de la gente" cuando pidió a los ciudadanos "no olvidar las 'tarjetas black', los desahucios, la Gürtel y la Púnica, las preferentes..." cuando depositaran su voto en las urnas del 20 de diciembre. Ureña destaca también la mejoría del candidato con respecto a los anteriores debates, destacando su soltura en los códigos televisivos, aunque critica "algunos recursos utilizados en exceso" como la repetición de algunas frases ("no te pongas nervioso" o "tranquilo") que se llegaron a volver en su contra.

El secretario general de Podemos fue el único candidato que apareció vestido en vaqueros y mangas de camisa sin corbata. "Puede gustar a sus bases pero no transmite una imagen presidencial", asegura Ureña mientras que Martín Granados destaca "la coherencia que da a su mensaje mantener su uniforme habitual". Quien decepcionó a los grandes expertos en debates políticos fue el presidente de Ciudadanos. Albert Rivera había generado altas expectativas en este careo y los politólogos coinciden en que mostró "más nervioso y sobreactuado" que en anteriores ocasiones.

Pedro Sánchez saluda a Soraya Saénz de Santamaría. En medio, Albert Rivera (Efe)
Pedro Sánchez saluda a Soraya Saénz de Santamaría. En medio, Albert Rivera (Efe)

Ureña sí destaca "algunos momentos buenos" del líder naranja como cuando se apoyó en noticias de la prensa para nutrir sus argumentos al hablar de Cataluña o de corrupción. Ignacio Martín, sin embargo, valora negativamente "la gestualidad tan excesiva" y su empeño por intervenir "en más ocasiones de las que le tocaba". Su conjunto, un "uniforme político" según el miembro de ACOP, no fue el más acertado tal y como explica Ureña: "La chaqueta le quedaba muy estrecha y el pantalón era largo".

El que no acertó tampoco -coinciden los expertos- fue Pedro Sánchez. Menos aún teniendo en cuenta que la mayoría esperaba un cambio de estrategia después del último CIS, que apunta a un absoluto desastre electoral del PSOE. "Habló menos que ninguno y no destacó en ningún tramo del debate", explica Ureña, que tampoco vio con buenos ojos "las sonrisitas y las caritas" mientras los demás candidatos hablaban, ya que "no ayudaron a trasmitir una imagen de seriedad". En la misma linea se expresa Ignacio Martín, quien considra directamente que Sánchez ha podido "perder una gran oportunidad". "Estuvo demasiado correcto, no interumpía, habló muy poco y el espectador pudo deducir que tenía poco que aportar", insiste Martín. Ahora sólo le queda una bala: el cara a cara con Rajoy el próximo lunes.

 

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y tablets de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios