JIMÉNEZ VILLAREJO también LES BRINDA SU APOYO

Baltasar Garzón, Llamazares y Talegón ultiman una lista alternativa a Podemos

Apoyados en el trabajo programático y las redes generadas por plataformas como Somos Izquierda, su vocación es construir un espacio “nítidamente de izquierdas, socialista y federal”

Foto: Baltasar Garzón (d) y Gaspar Llamazares en un seminario organizado por el grupo parlamentario de la Izquierda Plural en marzo de 2014. (EFE)
Baltasar Garzón (d) y Gaspar Llamazares en un seminario organizado por el grupo parlamentario de la Izquierda Plural en marzo de 2014. (EFE)

El exjuez Baltasar Garzón ultima su vuelta a la política de la mano de un nuevo espacio político de izquierdas que cuenta con el apoyo de Cristina Almeida, Gaspar Llamazares, Federico Mayor Zaragoza, Carlos Jiménez Villarejo o Beatriz Talegón. Apoyados en el trabajo programático y las redes generadas por plataformas como Somos Izquierda o Convocatoria Cívica, su principal vocación es construir una candidatura “nítidamente de izquierdas, socialista y federal” para las próximas elecciones generales.

Ni Podemos ni la hipotética candidatura unitaria de esta formación con Ahora en Común, la plataforma de confluencia bajo la que Alberto Garzón ha mostrado su predisposición a presentarse, son proyectos que satisfagan las pretensiones de este incipiente colectivo. Para Tasio Oliver, dirigente del partido de IU coliderado por Gaspar Llamazares (Izquierda Abierta), “lo que pidió el 15-M no está siendo respondido por Podemos, al comportarse de un modo vertical, ni por Ahora en Común”, que tilda como una estrategia de encaje en Podemos y subyugada a esta formación. “La mayor parte de los militantes de Izquierda Abierta (IzAb) no están dispuestos a participar en una operación de desembarco en Podemos”, anticipa en referencia a los últimos pasos dados por la federación.

Para el dirigente del partido liderado por Llamazares, “si IU decide apostar por la vía del acomodo en listas de otros partidos lo entenderemos, pero habrá que construir una alternativa, y está claro que existe espacio electoral para ello en un contexto de desencanto creciente que también provoca Podemos”. Desde Somos Izquierda, plataforma integrada por Izquierda Abierta (IzAb), círculos críticos de Podemos y Convocatoria Cívica, coinciden en la necesidad de configurar una candidatura alternativa “antes de las elecciones o, inevitablemente, después”. Desde Izquierda Socialista, el portavoz Jesús Garrido explica a El Confidencial que ellos "no tienen nada que ver con esta candidatura".

Los militantes de IzAb no participarán en una operación de desembarco en Podemos

La exsecretaria general de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas, Beatriz Talegón, quien ya rechazó la oferta de Pablo Iglesias para presentarse en las listas de la formación morada, tampoco esconde su desconfianza con este partido, tanto por la supuesta ambigüedad ideológica como por las fórmulas poco democráticas en su toma de decisiones, dice. La sumisión del PSOE “a los dictados de la troika” para aplicar recortes fue una de las causas que motivó su reciente baja de esta formación, y por lo que tampoco considera una opción digna de su apoyo.

La alternativa, según añade Talegón, debe pasar por una opción “con criterios socialistas democráticos”, y cuyos pilares básicos sean el acceso a los derechos sociales, la profundización democrática o la preservación del medioambiente. La configuración de una lista intergeneracional, en la que se mezclasen personas de izquierda con reconocido prestigio público, junto a jóvenes activistas en movimientos sociales y plataformas políticas, sería la máxima para un proyecto construido bajo criterios de “horizontalidad y participación”. Precisamente por estos últimos requisitos, y a pesar del largo recorrido de los espacios en los que se apoyaría esta candidatura, sus impulsores temen que la falta de tiempo sea un factor de bloqueo.

Cristina Almeida en un acto de apoyo a Baltasar Garzón, tras su inhabilitación. (EFE)
Cristina Almeida en un acto de apoyo a Baltasar Garzón, tras su inhabilitación. (EFE)

El PCE advierte de una “pinza socialdemócrata”

Entre las personalidades de izquierda con proyección pública dispuestas a apoyar esta candidatura destacan, además de Baltasar Garzón, el exfiscal anticorrupción que se presentó con Podemos a las elecciones europeas, Jiménez Villarejo o el exdirector general de la Unesco Mayor Zaragoza. Ambos son cercanos a Llamazares y Garzón, y que precisamente firmaron este lunes un manifesto conjunto, bajo el título Convocatoria por la unidad, en el que afirmaban que “la precariedad democrática y la desigualdad social exigen profesionales rigurosos y solidarios para buscar alternativas reales y la energía de un gran pacto ciudadano por el cambio”. El texto también critica veladamente a Podemos y Ahora en Común, al asegurar que “la unidad y la participación popular no deben ser la máscara de ninguna táctica mentirosa”.

La abogada Cristina Almeida, una de las fundadoras de la federación de izquierdas y diputada de IU hasta su enfrentamiento con Julio Anguita por su negativa a pactar con el PSOE, es otra de las caras reconocibles que pululan por la construcción de este nuevo espacio político. Junto a otros compañeros del Partido Democrático Nueva Izquierda se pasó a las filas socialistas, ocupando cargos como diputada en la Asamblea de Madrid y el Senado por este partido.

La unidad y la participación popular no deben ser la máscara de ninguna táctica mentirosa

Baltasar Garzón también fue diputado por las listas del PSOE llegando a ocupar el cargo de delegado del Gobierno en el Plan Nacional sobre Drogras. Por su parte, Mayor Zaragoza formó parte de la plataforma ciudadana de apoyo a la candidatura del socialista Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011. Una cercanía política con el PSOE por la que desde fuentes cercanas al PCE, al que pertenece el candidato de IU Alberto Garzón, califican este tipo de “operaciones” como “una pinza socialdemócrata”. El delicado estado de salud de Jiménez Villarejo, que fue elegido eurodiputado por Podemos y poco después renunció a su escaño, le impide que su implicación política en este nuevo espacio sea más intensa, aunque sí ha mostrado su apoyo.

Entre las corrientes de IU alejadas del PCE cunde la sensación de que la formación ha llegado a su fin tal y como se la conocía. Militantes que formaron parte de la federación de izquierdas desde su fundación han decidido echarse a un lado al entender que “el proyecto está finiquitado” o esperar a ver cómo se desenvuelven los acontecimientos después de la hipotética integración del candidato de IU en Ahora en Común para reaccionar.

“El episodio de IU está cerrado”, reconocen estas mismas fuentes, al tiempo que en el horizonte parecer iniciarse otros nuevos. El ciclo político abierto tras la irrupción de Podemos en la arena partidista no solo ha acelerado los tiempos, caracterizados por una fluctuación e imprevisibilidad que afecta a los viejos actores, sino que también está constribuyendo a la remodelación de la oferta de opciones políticas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios