UN PASO MÁS HACIA LA CONVERGENCIA

IU aprueba que Alberto Garzón se presente al proceso de primarias de Ahora en Común

La federación valida la estrategia por un 76,47%. El candidato garantiza que no habrá "pactos en despachos" y que se someterá cualquier acuerdo de confluencia al voto de la "totalidad de las bases"

Foto: Alberto Garzón, durante su intervención ante la Presidencia Federal de IU de este 13 de septiembre. (EFE)
Alberto Garzón, durante su intervención ante la Presidencia Federal de IU de este 13 de septiembre. (EFE)

El compromiso de Izquierda Unida con la llamada unidad popular, la confluencia con las fuerzas de izquierda, es "nítido y claro". Su apuesta sigue firme y por eso da el siguiente paso: Alberto Garzón se presentará a las primarias de Ahora en Común (AeC) a la Presidencia del Gobierno si finalmente "se ratifica y se confirma esta convocatoria". Un paso más en el camino de la alianza de la izquierda alternativa hacia las generales de diciembre que tiene como fin que Garzón tome fuerza a la hora de negociar con Podemos, al ser apoyado en unas elecciones abiertas a la ciudadanía que la dirección espera sean "masivas". 

El propio diputado por Málaga anunció su intención de concurrir a esas elecciones en su intervención ante la Presidencia Federal de IU, el órgano intermedio de poder que conforman en torno a 70 dirigentes. Y es producto de la asamblea estatal de AeC que se celebró ayer sábado en Madrid, en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense, en la que se consensuaron primarias "únicas que aglutinen a todas las fuerzas con las que se pretende confluir". Se acordó realizar primarias territoriales, pero también se pactaron otras específicas para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno. El proceso debería estar concluido para mediados de octubre. El ganador podrá decidir por qué circunscripción se presenta, según fuentes de la plataforma consultadas por El Confidencial

La postura de Garzón queda plasmada en una resolución presentada este domingo ante la Presidencia de IU, Construyendo una candidatura unitaria [consúltala aquí en PDF], y que salió aprobada sin dificultades, por 39 votos a favor (el 76,47%), ninguno en contra y 12 abstenciones (las de Izquierda Abierta). En el texto, la federación hace un llamamiento a mantener "el diálogo fluido entre las fuerzas rupturistas, con actitudes cordiales y respetuosas que contribuyan a llegar a acuerdos electorales y políticos en beneficio de la mayoría social". IU ve "con esperanza" la existencia de un "clamor popular a favor de una candidatura unitaria", y se felicita de la aparición de manifiestos publicados en los últimos meses y de procesos de convergencia como los lanzados por Ahora en Común. 

IU pretende que las primarias en AeC doten de fuerza a Garzón en la negociación con Podemos, al estar avalado por una participación que espera “masiva“

Según el texto defendido por el candidato, y respaldado por sus compañeros, IU saluda "el llamamiento de AeC a las fuerzas sociales y políticas" para la conformación de esa lista de unidad "y ve con ilusión que la iniciativa vaya a convocar primarias territoriales y a la Presidencia del Gobierno con objeto de seguir aglutinando a las fuerzas rupturistas en un mismo espacio electoral". "Y si este proceso se pone en marcha, nuestro candidato, o sea yo mismo, me presentaré a estas primarias, representando a IU", anunció. 

No se cierra a pactos territoriales

Además, la dirección apremia a sus federaciones a que participen en los movimientos de confluencia como AeC "o aquellas otras que como en Cataluña o Galicia se están constituyendo" para conformar listas unitarias —caso de Compromís o las mareas— y llama a su militancia a involucrarse "activamente" en ellos para garantizar "que todas las circunscripciones cuenten con candidaturas plurales y rupturistas". Pero no dice expresamente la resolución que sólo se firmará un acuerdo a nivel estatal. Esa es su preferencia, pero no cierra la puerta a pactos territoriales, que es la fórmula defendida por Podemos. 

Garzón también salió al paso de las "informaciones" que "obstaculizan" la cristalización de la lista unitaria. O sea, de aquellas que subrayan que IU acepta todas y cada una de las condiciones impuestas por la formación de Pablo Iglesias y que han suscitado críticas internas, sobre todo de Izquierda Abierta, el partido coliderado por Gaspar Llamazares y Montse Muñoz. El diputado por Málaga y secretario de Convergencia y Proceso Constituyente garantizó que la confluencia no será "objeto, ni resultado ni consecuencia de pactos en despachos", sino sólo producto de procesos en foros "públicos".

Lo que está claro es que Podemos no se presentará a las primarias de Ahora en Común, porque el partido morado ya hizo las suyas en el verano, y ha reservado huecos en sus listas para que se integren aquellos candidatos que se quieran acercar a Iglesias. Igual que ha dejado claro que no renunciará a sus siglas en las generales. IU sí está dispuesta a que no se usen las suyas, pero se niega a concurrir (en principio) exclusivamente bajo la marca Podemos. 

Se preguntará tras el "resultado final" del proceso

Cayo Lara, José Luis Centella y Alberto Garzón, durante la reunión de la Presidencia Federal de IU. (EFE)
Cayo Lara, José Luis Centella y Alberto Garzón, durante la reunión de la Presidencia Federal de IU. (EFE)

Para tranquilizar a IzAb, aseguró que IU tiene la "obligación política y moral" de hacer que "cualquier acuerdo de confluencia" deba ser "consultado a la totalidad de las bases de IU". "Vamos a ser claros y transparentes con la militancia y el conjunto de la ciudadanía" que confía en que cuaje una candidatura unitaria, alegó. El candidato apunta así a la posibilidad de un referéndum en el seno de IU, una exigencia de IzAb desde que se puso en marcha el proceso, tras los comicios autonómicos y municipales del 24-M.

Ese compromiso se añadió a la resolución inicial: "Se aprueba que el resultado final del proceso de confluencia será consultado con las bases de IU". Es importante la precisión: se habla de que se preguntará por el "resultado final". Es decir, que no se convocará una consulta ahora, sino cuando todo esté amarrado. La dirección entiende que "no tendría ningún sentido" plantearlo en estas semanas, porque no hay nada cerrado y hay que esperar a ver cómo se van desarrollando los acontecimientos. Aún no hay fechas, en consecuencia, pero fuentes próximas al diputado calculan que podría ser a finales de octubre o principios de noviembre. Las listas han de registrarse ante la Junta Electoral a mediados de noviembre, tomando como referencia como día de los comicios el 20 de diciembre, jornada que el propio Mariano Rajoy ha dado como muy probable

Tampoco están definidos los contornos de ese proceso: si será un referéndum al uso o una consulta entre las asambleas locales, o si el cuerpo electoral serán los militantes o incluso los simpatizantes de IU. 

El bipartidismo se está "fortaleciendo"

En su exposición ante la Presidencia, Garzón aseguró que no se puede desechar la oportunidad de tejer una lista de convergencia porque, aunque el bipartidismo de PP y PSOE está "debilitado", aún sigue "fuerte" y se está "fortaleciendo", precisamente como "reacción" a la posibilidad de una alianza de la izquierda. La unidad popular, dijo, es un instrumento "útil para garantizar que se preservan los derechos sociales puestos en peligro" por los grandes partidos y la "oligarquía" de la Unión Europea, que responde "con mucha beligerancia".

Lara insiste en la necesidad de que IU no abandone “la protesta y la propuesta“, porque hacen falta alternativas “en tiempos de ideas líquidas“

La reunión de este domingo transcurrió sin sobresaltos y, significativamente, acabó antes de las 16 horas. La mayor oposición a las tesis de Garzón se encontró, como se esperaba, en Izquierda Abierta. Los gasparistas entienden que todo pacto con Podemos debe hacerse "en condiciones de igualdad" y con "reconocimiento mutuo", y que ha de decidirse primero si hay acuerdo estatal o no. Llamazares es el portavoz de la federación en el Parlamento asturiano y sus relaciones con la formación de Iglesias en el Principado es pésima, de manera que una alianza se antoja difícil. Sin embargo, la posición de IzAb —que comparte Extremadura, por ejemplo, y su jefe de filas, Pedro Escobar— es minoritaria en el conjunto de IU, como probó la votación de la propuesta del diputado por Málaga: un 76,47% de apoyo. El propio coordinador asturiano, Manuel González Orviz, respaldó el texto, según confirmó a este diario. No obstante, sí hubo dirigentes territoriales que, durante el debate, plantearon dudas sobre el proceso, porque temen que se proyecte una imagen "subordinada" de IU respecto de Podemos, al "devaluar" tanto la marca para favorecer la confluencia.

IzAb también juzga que el referéndum ha de hacerse pronto, para que no se conduzca a la organización a una política "de hechos consumados". Es decir, quiere que se plantee la consulta cuando aún haya margen de maniobra para dar marcha atrás. Lo que se teme es que el diputado esté promoviendo la "disolución" de IU "por la puerta de atrás", ya que si los candidatos de la federación se "incrustan" en las listas de Podemos, al cabo de cuatro años de legislatura, la absorción, alerta, será un hecho. Los gasparistas entienden que, en ese contexto, es mejor asegurarse "cinco parlamentarios" en las generales que acabar bajo la órbita de Iglesias. 

La fórmula jurídica no toca ahora

La postura de IzAb, sin embargo, no preocupa dentro de IU. Ya ni siquiera está en los órganos la federación madrileña, una vez materializado el divorcio en junio. Las aguas, pues, bajan tranquilas por el momento. La dirección considera que el de este domingo es un paso clave en la estrategia hacia la unidad popular. Como señalaban distintos dirigentes próximos a Garzón, lo que se pretende es que, con el proceso de primarias, Ahora en Común vaya ganando cuerpo progresivamente, y también el propio candidato. Si hay una participación "masiva" en ellas, espera disponer de mejores argumentos para negociar con Podemos. Ya no será sólo IU, sino una plataforma que la supera. Confía en que así Iglesias vaya "cediendo". Busca así dotarse de argumentos de fuerza frente a Iglesias. En las primarias que convocó Podemos para elegir a su aspirante presidencial, participaron 59.280 personas, y le votaron 48.494, el 81,8%. Otras fuentes, sin embargo, insisten en que no se trata de ganar músculo a costa de dificultar el pacto. No se trata de un órdago, razonan.

Alberto Garzón se presentará a las primarias de Ahora en Común

El encaje burocrático de la alianza vendrá después. No se quiere reproducir el error del proceso de las autonómicas y locales en Madrid, donde el debate sobre la fórmula jurídica se puso sobre la mesa desde el principio y abocó a las conversaciones al fracaso y, finalmente, la fractura de la misma organización. La cúpula de IU asegura que no se ha movido de su objetivo máximo, que es articular una coalición estatal, y por eso apremia a todos sus territorios a que se pongan las pilas y participen en Ahora en Común y, si no existe la plataforma, impulse su creación. Pretende así que no haya zonas blancas. Ni siquiera Asturias o las dos Castillas. Si al final no cuaja la alianza, se analizará "territorio a territorio" qué hacer. IU también prefiere un pacto nacional por cuestiones operativas, porque después costaría mucho más armar un grupo parlamentario amplio, dadas las rígidas condiciones que impone el Reglamento del Congreso

Añade otro motivo que Garzón repite en numerosas ocasiones: que no están en juego unas elecciones sólo, sino la "transformación" del país. Dicho de otro modo: que no se trata únicamente de que IU sobreviva "y Olimpo [la sede federal] siga abierta", sino de poder ganar a PSOE y PP con una alianza que entiende imparable, como lo demostraron las candidaturas municipalistas el 24-M. 

El ejemplo de Grecia

Cayo Lara asumió en esta Presidencia un papel más marginal. Simplemente apuntaló la argumentación ofrecida por el candidato. Hay que continuar avanzando en la construcción de la unidad popular, porque es el "momento oportuno" para disputar la "hegemonía" al bipartidismo y "abrir una brecha en las políticas neoliberales". Al tiempo, aseguró la importancia de "la organización", de IU, ya que "sin instrumento no hay cambio" en la sociedad. El coordinador insistió en que la federación ha de combinar, como siempre, "protesta y propuesta". Calle y programa, porque lo que le confiere "solvencia y seriedad" a ojos de los ciudadanos es la presentación de "alternativas", "en tiempos de ideas líquidas", expresó, en velada crítica a Podemos. Lara urgió por eso a elaborar un programa "de gobierno", "rupturista y anticapitalista", y hacerlo de forma "participada", que sirva como punto de encuentro para la confluencia. 

Cayo Lara, este domingo. (EFE)
Cayo Lara, este domingo. (EFE)

Esa reivindicación de las alternativas la empleó en otro punto de su intervención ante la Presidencia, previa a la de Garzón. Fue cuando habló de la situación en Grecia y la "humillación" a la que ha sido "sometida" por la UE. Ello demuestra que "no basta con tener el Gobierno", que "hay que tener algo más" para poder "echar el pulso a la troika". Se necesitan "alternativas eficaces". "Y hay que aplicarnos bien si queremos ser parte de la transformación social de este país". IU ha mantenido posiciones encontradas en su seno sobre el respaldo o no a Alexis Tsipras y a Syriza. Ya votó no cuando el tercer rescate a Grecia pasó por el Congreso de los Diputados. Podemos, en cambio, sí apoyó el auxilio a Atenas. 

El informe de Lara a la Presidencia recibió 52 votos a favor (98,11%), ninguno en contra y una sola abstención. Durante la reunión se abordó asimismo la campaña de las catalanas del 27-S, en las que IU concurre dentro de la coalición Catalunya Sí que es Pot, en la que se integran Podemos e ICV. Y también la incorporación del Partido Feminista de Lidia Falcón a la federación. Una nueva formación que se cobija en las siglas de IU, además del PCE, Izquierda Abierta, Izquierda Republicana y CUT-BAI. 

José Antonio García Rubio, secretario de Política Económica y Empleo, sí planteó verbalmente su propuesta de buscar una "solución política" al conflicto latente en Madrid, facilitando a la militancia que aún no se ha reafiliado el paso a la nueva estructura montada desde Olimpo sin verse "humillados", sin traumas. No hubo pronunciamientos en contra, lo que se interpretó como un síntoma de que habrá acuerdo en las próximas horas. Este lunes 14 de junio, a medianoche, acaba el plazo dado por el Consejo Político para que los afiliados de IUCM saltasen a la nueva federación madrileña. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios