THOMAS PIKETTY

Podemos 'ficha' a Piketty, el gurú del impuesto a los ricos y a la gran banca

El autor de 'El capitalismo en el siglo XXI' formará parte de un comité internacional compuesto por diferentes expertos que asesorarán al partido en el desarrollo de su programa económico

Foto: Pablo Iglesias y Thomas Piketty tras una reunión entre ambos celebrada el pasado mes de enero en Madrid. (EFE)
Pablo Iglesias y Thomas Piketty tras una reunión entre ambos celebrada el pasado mes de enero en Madrid. (EFE)

El economista francés más de moda entre la izquierda, Thomas Piketty, colaborará en la redacción del programa de Podemos. Así lo ha anunciado esta mañana Pablo Iglesias en París, donde coincidió con el autor del best seller El capitalismo en el siglo XXI en un foro programático organizado Foro por el Cambio en el Exterior, organizado por los círculos del extranjero. Piketty formará parte de un comité internacional compuesto por diferentes expertos que asesorarán al partido en el desarrollo de su programa económico.

Abanderado de las políticas alternativas a los recortes y de ‘austericido’ que imperan en la Unión Europea, el PSOE ya se había alineado con sus tesis, que arroparon los principales dirigentes del partido en un debate celebrado el pasado mes de enero en Madrid. Sin embargo, sus propuestas más famosas, relacionadas con la creación de un impuesto confiscatorio de hasta el 80% sobre el capital para gravar a las grandes fortunas, han encajado mejor en las filas de la formación liderada por Pablo Iglesias.

La primera reunión entre Piketty e Iglesias se produjo a principios de año, después de que el economista fuese entrevistado por el secretario general de Podemos en su programa Otra vuelta de tuerka. Entonces ya coincidieron en que la reestructuración de la deuda era una medida razonable, y se comprometieron a desarrollarla a nivel programático. El respaldo intelectual a las propuestas de Podemos del economista fetiche de la izquierda fue definida por el líder de la formación como “una válvula de oxígeno”. Comprometido en la lucha contra la desigualdad, estas son algunas de las principales medidas económicas defendidas por el francés.

Reforma fiscal

El objetivo pasa por evitar que grandes corporaciones que cotizan en el Ibex puedan pagar impuestos “ridículos” por debajo del 10%. Gravar las rentas del capital hasta que su retorno neto (después de impuestos) agregado se sitúe por debajo del crecimiento económico. Para conseguir ese fin, propone un impuesto global del 80% a las rentas superiores al millón de dólares, del 50-60% por encima de 200.000 dólares, y un impuesto a la riqueza del 10% anual en las mayores fortunas, o del 20% una única vez en patrimonios altos.

Educación e investigación

La difusión de la educación y la inversión en el conocimiento, son para Piketty los mecanismos más decisivos para la reducción de las desigualdades. Una inversión de futuro, dice, así como una forma de responder a la creciente desigualdad y a la crisis. En El capitalismo en el siglo XXI critica que los 20 países estudiados en su libro destinen más recursos al pago de la deuda que a financiar las universidades.

Impuesto al patrimonio

Un impuesto del patrimonio a nivel europeo que garantice la progresividad y la justicia social. Según ha explicado el economista, se trata de que paguen más los que más tienen: “Es lo único que va a permitir financiar infraestructuras, sanidad o educación”, gravando todos los distintos activos patrimoniales netos.

Paraísos fiscales

Desarrollar un registro global de bienes financieros y acabar con el secreto bancario. Piketty señala que los dirigentes políticos actuales no tienen manera de saber donde se encuentra este capital patrimonial y que se tendrá que llamar al intercambio de información bancaria entre países, y en particular con los paraísos fiscales, para conseguir el conocimiento necesario para luego gravar las grandes fortunas.

Democratización de la zona euro

Será una de las prioridades de su trabajo con Podemos. El economista aboga por instaurar una política fiscal europea común y crear una institución parlamentaria fuerte para mejorar el control de la economía en la Eurozona. "Si queremos seguir adelante con el progreso social tenemos que empezar por democratizar las instituciones europeas", asegura.

Elecciones Generales

El redactor recomienda