la investidura de díaz, cada vez más complicada

Podemos sigue cerrando la puerta a Susana Díaz tras dos horas y media de reunión

Dos horas y media de reunión y dos versiones opuestas a la salida. La primera cita entre ambos partidos ha levantado una gran expectación que no

Foto: Susana Díaz junto a Teresa Rodríguez en una imagen de archivo (EFE)
Susana Díaz junto a Teresa Rodríguez en una imagen de archivo (EFE)

Dos horas y media de reunión y dos versiones opuestas a la salida. La primera cita entre ambos partidos ha levantado una gran expectación que no se corresponde con sus resultados. Si el PSOE valora la "voluntad de diálogo" de Podemos, este partido se declaró "ciertamente decepcionado" y dejó claro que se mantienen en su rechazo a la investidura de Susana Díaz. Las negociaciones siguen abiertas pero sin síntomas de que haya posibilidad de pacto a escasas 48 horas de la constitución del Parlamento andaluz el próximo jueves. Los socialistas querían un primer acuerdo como señal de acuerdo para la formación de la Mesa de la Cámara. No lo hay.

Por Podemos se sentaron el secretario nacional de Organización, Sergio Pascual, y un hombre de la confianza de Teresa Rodríguez, Manuel Garí. Ninguno es diputado andaluz. Sobre la mesa las tres condiciones impuestas por este partido. Exigen la dimisión de los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán por "responsabilidad política". Reclaman la reducción de altos cargos en la administración y las empresas públicas a cambio de más contratos de profesores y maestros. Y reclaman que se retiren las cuentas a los bancos que no acepten el compromiso de frenar los desahucios. Entraron en el fondo de estas medidas pero sin que el PSOE se moviera de su rechazo a estas propuestas. "Son propuestas de sentido común y coste cero, sintonizadas con el sentir general de los ciudadanos y encontramos una posición de enroque y posiciones maximalistas por parte del PSOE", ha señalado Pascual.

Los socialistas no quieren negociar las dimisiones de Chaves y Griñán. Como alternativa ofertan pactar nuevos códigos éticos o reformar leyes que prescriban un marco general para actuar ante la imputación de cargos públicos. El portavoz socialista, Mario Jiménez, se negó a hablar de nombres propios o cuestiones "personales" y animó a pactar "una propuesta de normas universales". A Podemos eso no le basta. Buscan símbolos. Consideran que los ex dirigentes socialistas no han adoptado responsabilidades políticas y que disfrutan de "un retiro dorado". Tampoco para el PSOE sobran altos cargos en la Junta. Al contrario defienden que están por debajo de la media de otras administraciones. Un detalle, los socialistas todavía no han dado la cifra exacta de altos cargos. Piden tiempo. También se han ofrecido a hacer "consultas jurídicas" sobre la posibilidad de castigar a los bancos con la retirada de depósitos públicos.

 Hay diferencias de fondo, las versiones al término del encuentro fueron casi antagónicas. Podemos puso el acento en las diferencias y la lejanía de posiciones. Sus condiciones para negociar están ahí y "solo necesitan un sí o un no", advirtieron. El PSOE se encargó de hacer todo lo contrario. Habló de que se abre una fase de diálogo, señaló la posibilidad de encontrar elementos en común y declaró que hay "voluntad de diálogo" en Podemos.

No se sabe qué ha pasado a puerta cerrada. Las conversaciones son privadas a pesar de que Podemos pidió que fueran abiertas a la prensa. Estaba previsto que la cita terminara a las diez y media de la mañana y se ha alargado hasta pasadas las doce y media. La negociación está abierta. Hay próximos encuentros previstos antes del jueves. Podemos ha dejado claro que no piensa negociar la composición de la Mesa del Parlamento. Con sus quince diputados tiene votos para hacerse con un representante. En el fondo la desconfianza preside las relaciones. Podemos consideró "surrealista" la posibilidad de presentar a un candidato para presidir la Cámara y que encuentre el apoyo del PP. Así ocurrió en Andalucía en la etapa de la pinza entre PP e IU, en 1994. Sin embargo señaló que si ocurre lo hablarían. El PSOE no cree que el PP le entregue ese "regalo". Sería muy difícil de explicar, razonan, que los populares entreguen el segundo cargo de mayor responsabilidad institucional tras la presidencia de la Junta a Podemos. Todo está abierto y el reloj corre en contra del acuerdo. 

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios