la lista falciani revela la complicidad del banco

"Se aconseja crear una sociedad offshore": así ayudaba el HSBC a evadir impuestos

Los documentos obtenidos por Hervé Falciani documentan la connivencia del banco en la creación de sociedades pantallas para evitar impuestos

Foto: Se aconseja crear una sociedad offshore: así ayudaba el HSBC a evadir impuestos

El banco HSBC Private Bank (Suisse) de Ginebra ayudó a sus clientes a eludir el pago de impuestos a través de la creación de empresas pantalla en paraísos fiscales. También lo hizo con los ciudadanos españoles que tenían su dinero en la entidad, según revela la documentación que el informático Hervé Falciani obtuvo del banco y a la que El Confidencial ha tenido acceso en el marco de una investigación coordinada por el ICIJ.

Las fichas bancarias demuestran el papel activo del banco a la hora de ayudar a sus clientes a rodear las normativas europeas. La más incómoda de ellas era la que regula las rentas del ahorro, conocida como European Saving Directive (ESD). Introducida en 2005, prevé una tasación progresiva sobre los intereses de los depósitos de los ciudadanos de la UE en otros países, Suiza incluida.

Este tipo de actuaciones han dado pie a que países como Francia y Bélgica pudieran empezar sendas investigaciones contra el banco. En concreto, los documentos filtrados muestran que la sede helvética de la entidad ofreció diversas "soluciones ESD" -así es como aparecen nombrados los productos para evitar este fee europeo- también a clientes españoles. Para ello, los gestores del banco se reunían con ellos en Madrid, Barcelona, Palma o Bilbao.

"Le abrimos su sociedad en Panamá"

"Hemos tenido un encuentro con un asesor fiscal (T.B.), que ha explicado al cliente el ESD y las diferentes opciones para rehuir de este impuesto a través de las sociedades offshore". Era abril de 2005 cuando un empleado del banco anotaba estas palabras en el visiting report al que esta diario ha tenido acceso. Son documentos donde los gestores del banco resumen, de forma muy sintética, las formas y contenidos de los contactos con sus clientes, de acuerdo con el Comité de Basilea para la vigilancia bancaria. Es donde se encuentran las mayores huellas de lo que se cocía en las paredes del banco.

Al cliente, empresario jubilado y con residencia en Madrid, se le detalla que tiene pensado crear una sociedad en Panamá para abrir con ella una cuenta en el banco "y en otras cuentas que tiene en Suiza". Un mes después, como documenta el informe de la siguiente visita, la sociedad ya está creada.

Crear una sociedad en un paraíso fiscal a nombre del cliente y abrir una cuenta a nombre de la misma era el truco más común para rodear el ESD. Algo relativamente sencillo gracias a un 'agujero' en la legislación: el impuesto afecta a las personas, pero no a las sociedades. 

Para construir esta trama no hacía falta ir hasta Ginebra, como atestiguan decenas de anotaciones en las fichas bancarias. Una de ellas pertenece a un empresario vasco, ya jubilado, cuya cuenta compartida con varios familiares acumulaba más de 6 millones de dólares entre 2006 y 2007. La cuenta había sido abierta en 1999, seis años antes de que se produjera el encuentro en Bilbao del que la documentación deja constancia.

En febrero de ese año, un empleado del HSBC Private Bank Suisse se desplazaba hasta la ciudad vizcaína. "Tras revisar el ESD y explicar al cliente de la obligación del impuesto, se le informa de la posibilidad del cambio de una cuenta convencional a una cifrada". Un detalle con el que cualquier cliente podía obtener una cuenta a nombre de una combinación numérica casual. "El lunes 21 el cliente contactará para ejecutar la orden (…) de crear una estructura en las Islas Vírgenes Británicas".

'Tras hablar del ESD, el cliente me ha informado de que constituirá una sociedad en Panamá con un despacho de abogados. Pero podría también contactarnos para crearla con nosotros'

El cliente parece interesado. En el registro de una llamada telefónica del mes de junio, un empleado anota: "Tras hablar del ESD, el cliente me ha informado de que constituirá una sociedad en Panamá con un despacho de abogados. Pero podría también contactarnos para crearla con nosotros". Pocos días despúes: "Ha creado una sociedad en Panamá (...) Nos contactará el 5 de julio para abrir una cuenta a nombre de la sociedad".

Los ejemplos abundan en los ficheros españoles, gracias a los cuales se podría casi trazar un ránking de los gestores más activos: un día en Madrid, otro en Palma, otro en Zaragoza. Nunca a través de oficinas de la entidad en España, sino siempre viajando en persona desde Ginebra. Preguntado al respecto, el banco se ha limitado a decir a este periódico que "no hace comentarios sobre clientes particulares".

Los gestores del banco insistían hasta tal punto que, a veces, era el cliente quien decía que no. Lo hace un ingeniero de Barcelona ante la perplejidad del HSBC: "le explicamos todo del ESD y de las diferentes formas para evitarlo. El cliente no posee otras cuentas en el extranjero, la creación de una sociedad offshore se le hace demasiado cara. Además es muy conservador (...) está de acuerdo con pagar el impuesto".

Más allá de los nombres

La información de las fichas es quizás más valiosa que la lista de nombres en sí misma. "Con la lista no se tiene constancia de que haya algo, hay que demostrar que se hayan utilizado las cuentas para un determinado fin", explica a este diario José María Peláez, inspector de Hacienda del Estado. Sin embargo, la prueba de que el banco haya participado e impulsado este fraude puede ser clave. "No es nunca fácil imputar al banco una responsabilidad solidaria -es decir, que haya sido cómplice necesario- en un fraude", pero son "las notas, apuntes o correos internos lo que podría desvelar si hay infracción", añade.

A raíz de la información facilitada por Falciani, Cristóbal Montoro ha anunciado en el Senado que Hacienda está "estudiando" tomar acciones legales contra el banco. La justicia de Bélgica ha llevado a cabo una investigación para lanzar una orden de búsqueda y captura contra los dirigentes del HSBC de entonces. En Francia, se ha abierto una investigación para "eximir responsabilidades" internas a la entidad. Un banco que, por su parte, asegura haber cambiado directiva y políticas desde 2011, admitiendo que antes eran algo "laxas".

_

Pablo Medina (Datamining) ha colaborado en este reportaje
Lista Falciani
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios