Es noticia
Menú
Von der Leyen propone trabajar en un tope al precio del gas para la generación eléctrica
  1. Economía
Apoyo de más países

Von der Leyen propone trabajar en un tope al precio del gas para la generación eléctrica

La presidenta de la Comisión Europea pretende establecer un tope al precio del gas para la generación de electricidad y también a las importaciones de Rusia

Foto: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters/Stoyan Nenov)
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters/Stoyan Nenov)

A unas horas de que los líderes se reúnan en Praga (República Checa), Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha asegurado frente al pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) que el Ejecutivo comunitario está listo "para discutir un tope en el precio del gas que se usa para generar electricidad". Un documento de trabajo de los técnicos de la Comisión circulado a los ministros de Energía la semana pasada ya incluía una propuesta similar "inspirada" en el mecanismo ibérico, aunque fuentes comunitarias apuntaban a que deberían hacerse muchas modificaciones y ajustes para que algo así funcione a nivel europeo.

"Debe estar bien diseñado para asegurar el suministro y debe ser una solución temporal", ha explicado Von der Leyen ante los eurodiputados. "Este tope sería también un primer paso en el camino hacia una reforma estructural del mercado eléctrico", ha subrayado la presidenta de la Comisión Europea, uniéndose al coro de voces que cada vez hablan con más claridad sobre la necesidad de una revisión a fondo, como el Gobierno español viene solicitando desde septiembre de 2021. Este mismo martes, Zbyněk Stanjura, ministro checo de Energía, lanzaba un mensaje en la misma dirección: "La presidencia checa está totalmente decidida a cumplir nuestra promesa de reformar radicalmente el sector energético de la Unión y poner fin a nuestra dependencia de las importaciones rusas de combustibles fósiles".

Tope al gas importado

La presidenta del Ejecutivo comunitario también ha señalado que propondrá un tope al precio del gas importado, siendo ambigua en el lenguaje, pero dando a entender que se limitaría al obtenido desde Rusia. Un grupo de 15 Estados miembros, entre los que se encuentra España, han solicitado que se establezca un precio límite a todo el gas importado, no únicamente al llegado desde Rusia, que ya representa menos del 9% (frente al 40% de hace un año), por lo que consideran que su impacto sobre los precios será muy reducido. Una fuente diplomática involucrada en la negociación admite que los países que están pidiendo un tope más allá de Rusia están “nerviosos”.

Foto: El logotipo de Gazprom en una imagen de archivo. (EFE EPA/Anatoly Maltsev)

Por lo pronto, Von der Leyen no parece querer arriesgarse a ir más allá en su propuesta. "Trabajaremos junto con los Estados miembros para reducir los precios del gas y limitar la volatilidad y el impacto de la manipulación de precios por parte de Rusia. En marzo ya ofrecimos esto como una opción. Dijimos que podía dar una señal importante de que la UE no pagará cualquier precio por el gas", ha asegurado frente a la Eurocámara. La alemana ha subrayado que se trataría únicamente de una medida temporal mientras se reforma el TTF Dutch de Ámsterdam de referencia en Europa y que ya no representa correctamente el mercado europeo, con más presencia de gas natural licuado (GLN).

"El tope al precio tiene un impacto inmediato en los niveles de precios, pero conlleva inconvenientes en términos de seguridad de suministro de gas", ha subrayado la presidenta, replicando el principal argumento que utilizan los Estados miembros que se oponen a limitar el precio a todo el gas o incluso se muestran reticentes a la hora de hacerlo con el suministro ruso. Hay toda una serie de países terceros que para sustituir el suministro de gas que ha dejado de llegar desde Rusia están haciendo esfuerzos. Una parte importante de ese gas llega en forma de gas natural licuado. Las dudas de la Comisión Europea respecto a un tope al precio de todas las importaciones es que pueda hacer que estos socios que están sustituyendo el suministro ruso decidan dejar de hacerlo.

Foto: Un horno de industria cerámica.

Unas palabras de la presidenta justo antes de hablar de este “límite” al precio del gas importado da a entender que el Ejecutivo comunitario quiere trabajar en dos líneas separadas: por un lado, un tope duro al gas ruso, y, por otro, una negociación con esos "socios" que están ahora ayudando a cubrir el enorme agujero de suministro que ha provocado Moscú. “Intensificaremos nuestras negociaciones con socios de confianza, por ejemplo, con Noruega, para reducir el precio que pagamos por las importaciones de gas”, ha explicado la alemana, dando a entender precisamente que existirán esas dos líneas de trabajo.

Von der Leyen también ha enviado un dardo a Alemania después de que el Gobierno haya aprobado un paquete de apoyo ante la crisis energética por valor de 200.000 millones de euros que ha hecho saltar las alarmas en otros Estados miembros y también en las oficinas de algunos comisarios europeos, como el del francés Thierry Breton, a cargo de Mercado Interior, que se ha mostrado muy crítico. "Necesitamos proteger los fundamentos de nuestra economía y, en particular, nuestro mercado único. Esta es la fuerza de la Unión Europea, de ahí proviene la riqueza de la Unión Europea. Sin una solución europea común, corremos el riesgo de fragmentación. Es fundamental que mantengamos la igualdad de condiciones para todos en la Unión Europea", ha asegurado la alemana.

A unas horas de que los líderes se reúnan en Praga (República Checa), Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha asegurado frente al pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) que el Ejecutivo comunitario está listo "para discutir un tope en el precio del gas que se usa para generar electricidad". Un documento de trabajo de los técnicos de la Comisión circulado a los ministros de Energía la semana pasada ya incluía una propuesta similar "inspirada" en el mecanismo ibérico, aunque fuentes comunitarias apuntaban a que deberían hacerse muchas modificaciones y ajustes para que algo así funcione a nivel europeo.

Ursula von der Leyen Comisión Europea Gas natural Unión Europea
El redactor recomienda