Es noticia
Menú
El bitcoin como moneda de curso legal no está funcionando: El Salvador se dirige hacia el 'default'
  1. Economía
La bitcoin city, cada vez más lejos

El bitcoin como moneda de curso legal no está funcionando: El Salvador se dirige hacia el 'default'

El país se enfrenta al pago de un bono de 800 millones de dólares para comienzos de 2023; y los precios de su deuda soberana no auguran que vayan a ser capaces de pagarlo

Foto: Foto: Reuters/José Cabezas.
Foto: Reuters/José Cabezas.

Bukele, el presidente más joven de Centroamérica, llegó al poder con una promesa, la de reformar El Salvador, hacerlo crecer y acercar los beneficios económicos a sus ciudadanos. No ha pasado ni un año desde la adopción del bitcoin como moneda de curso legal junto al dólar y, como ya alertaron diferentes instituciones internacionales, el experimento está siendo un fracaso. Y no solo eso, sino que ahora más que nunca, El Salvador se dirige hacia el ‘default’.

El país, de en torno a seis millones y medio de habitantes, se enfrenta al pago de un bono de 800 millones de dólares para comienzos de 2023; y los precios de su deuda soberana no auguran que vayan a ser capaces de pagarlo. El mes pasado, sus rendimientos se desplomaron hasta mínimos históricos.

Según las estimaciones del Banco Mundial, se espera que la economía de El Salvador crezca un 2,9% este año, y un 1,9% en 2023; sin embargo, los persistentes déficits fiscales y el elevado servicio de la deuda están generando altas y crecientes necesidades de financiación; por lo que la comitiva del Fondo en El Salvador está de acuerdo en la necesidad de implementar una consolidación fiscal este año, así como reformas estructurales que potencien un crecimiento más inclusivo y una mayor inversión en infraestructura y gasto social.

Pese a sus despreocupados mensajes en Twitter, la apuesta de “el CEO de El Salvador” sigue sin funcionar. La semana pasada, la agencia calificadora Moody’s volvió a rebajar su nota de emisor en moneda extranjera a largo plazo a “Caa3”, a falta de un “plan de financiación creíble”.

"La decisión de Moody's de rebajar las calificaciones de El Salvador refleja un aumento de la probabilidad de que se produzca un evento crediticio - reestructuración, canje de deuda o impago - con una gravedad relativamente alta", señaló en un comunicado.

El gobierno salvadoreño sigue sin alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, por unos 1.300 millones de dólares. La institución ya había advertido en varias ocasiones al país del peligro de la Ley Bitcoin para la “estabilidad e integridad financiera y la protección del consumidor”.

En la práctica, Nayib sigue sin proporcionar la dirección de las compras de bitcoin que, supuestamente, ya alcanzarían las 23.301 unidades con su última adquisición. Todo ello en un contexto en el que la criptomoneda más negociada del mundo pierde más de un 30% de su valor en lo que va de año, y cerca de un 55% desde sus máximos de noviembre, cuando alcanzó los casi 68.000 dólares.

Foto: Animación de Nayib Bukele durante la "Bitcoin Week". (Reuters)

Tampoco ha triunfado la famosa emisión de los “bonos volcán” respaldados por bitcoin por valor de 1.000 millones de dólares. El pasado mes de marzo, el Gobierno la suspendió para, según su presidente, enfocarse en una reforma de pensiones.

Pero más allá del desplome reciente del valor del bitcoin, lo preocupante de la situación es que la estabilidad financiera de El Salvador vaya al compás de la volatilidad de la criptomoneda. El país tiene dos monedas de curso legal y no emite ninguna de las dos y, además, se va a ver afectado por la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, que ya oscilan el rango de entre el 0,75 y el 1%; y que seguirán subiendo para combatir la inflación más alta en cuatro décadas.

Bukele, el presidente más joven de Centroamérica, llegó al poder con una promesa, la de reformar El Salvador, hacerlo crecer y acercar los beneficios económicos a sus ciudadanos. No ha pasado ni un año desde la adopción del bitcoin como moneda de curso legal junto al dólar y, como ya alertaron diferentes instituciones internacionales, el experimento está siendo un fracaso. Y no solo eso, sino que ahora más que nunca, El Salvador se dirige hacia el ‘default’.

El Salvador Moodys Morosidad Deudas
El redactor recomienda