EEUU y la UE avanzan en la desescalada comercial con una tregua sobre el acero
  1. Economía
TRAS LA GUERRA DE ARANCELES

EEUU y la UE avanzan en la desescalada comercial con una tregua sobre el acero

La Administración americana y la Comisión firman una tregua sobre los aranceles al acero e inician negociaciones. Es el segundo paso en una desescalada comercial entre ambos

placeholder Foto: Ursula von der Leyen. (Reuters)
Ursula von der Leyen. (Reuters)

Segundo paso en la desescalada comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea. La Administración americana y el Ejecutivo comunitario han acordado iniciar negociaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sobre la sobreproducción de acero antes de finales de año que permita poner fin al intercambio de aranceles que comenzó cuando en 2018 la Administración dirigida por Donald Trump impuso aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio europeo por valor de 6.400 millones de euros escudándose en motivos de seguridad nacional.

Eso provocó, a su vez, que la Unión Europea impusiera aranceles del 25% sobre algunos productos americanos como el 'bourbon', pantalones vaqueros o tabaco por valor de unos 2.800 millones de euros, una respuesta inferior a la que tenía derecho, pero por la que apostó con la esperanza de encontrar vías de negociación. Eso significaba también que la UE no podía modificar esos aranceles en tres años. Y esos tres años se cumplirían en junio de 2021, cuando estaba previsto que la Comisión Europea doblara su respuesta, aumentando hasta el 50% los aranceles. Pero, finalmente, y como parte de esta nueva negociación con la Administración estadounidense, el Ejecutivo comunitario no aplicará este nuevo tramo, aunque sí se mantienen el resto de aranceles impuestos desde 2018.

Foto: Imagen de un juego Monopoly (iStock). Opinión

La negociación la han liderado Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, y, por el lado americano, Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, y Gina M. Raimondo, secretaria de comercio de EEUU. Los tres “reconocieron la necesidad de soluciones efectivas que preserven nuestras industrias críticas y acordaron trazar un camino que ponga fin a las disputas de la Organización Mundial del Comercio​ (OMC) luego de la aplicación de aranceles estadounidenses a las importaciones de la UE bajo la sección 232”, según han señalado en un comunicado conjunto. Ambas partes se comprometen a intentar alcanzar un acuerdo antes de final de año para demostrar que ambos bloques “pueden abordar el exceso de capacidad, garantizar la viabilidad a largo plazo de sus industrias del acero y el aluminio y fortalecer su alianza democrática”.

Busca el fin del cruce de aranceles que comenzó cuando en 2018 Trump gravó el acero y el aluminio europeos

También “reconocieron el impacto en sus industrias derivado del exceso de capacidad global impulsado en gran parte por terceros. Las distorsiones que resultan de este exceso de capacidad representan una seria amenaza para las industrias del acero y el aluminio de la UE y los Estados Unidos orientadas al mercado y para los trabajadores de esas industrias”. “Dado que Estados Unidos y los Estados miembros de la UE son aliados y socios, que comparten intereses de seguridad nacional similares a los de las economías de mercado democráticas, pueden asociarse para promover altos estándares, abordar preocupaciones compartidas”, así como cooperar en su intento por contener a China y sus políticas que “apoyan la distorsión del comercio”.

Con la llegada de Biden a la Casa Blanca, la Comisión Europea ha empezado un lento trabajo para lograr una desescalada comercial que inició la Administración Trump. El primer paso en esa vuelta a una cierta normalidad se dio a principios de marzo, cuando Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Biden, acordaron por teléfono una tregua arancelaria de cuatro meses en el histórico pulso entre la Unión Europea y Estados Unidos por el caso de Airbus y Boeing.

Foto: El presidente de EEUU, Joe Biden. (Reuters)

“Como símbolo de este nuevo comienzo, el presidente Biden y yo acordamos suspender todas nuestras tarifas impuestas en el contexto de las disputas Airbus-Boeing, tanto en productos aeronáuticos como no aeronáuticos, por un periodo inicial de cuatro meses”, escribió Von der Leyen en un comunicado el 5 de marzo cuando anunció la pausa en una disputa por la que la Organización Mundial del Comercio (OMC) permitió a EEUU imponer aranceles a la Unión por valor de 7.500 millones de euros, y a Bruselas le autorizó por su parte a imponer aranceles por valor de 4.000 millones.

Biden viajará a Bruselas a mediados de junio, después de participar en una reunión del G7 en Cornualles (Reino Unido) y como parte de su visita a la capital belga para la cumbre de líderes de la OTAN. Durante su viaje el presidente americano mantendrá un encuentro con Von der Leyen y con Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, que se espera sea clave para la reactivación de las relaciones transatlánticas a la que se ha comprometido la Casa Blanca.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Comisión Europea Unión Europea Ursula von der Leyen Importaciones Organización Mundial del Comercio (OMC) Consejo Europeo G7
El redactor recomienda