España no recuperará el PIB precrisis hasta 2023 pese a las vacunas, según la OCDE
  1. Economía
El mundo lo hará en 2021

España no recuperará el PIB precrisis hasta 2023 pese a las vacunas, según la OCDE

El organismo espera un crecimiento del 5% en 2021, menos de la mitad que el Gobierno, ya que prevé una contracción de la actividad en el último trimestre del año

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)

La segunda ola del virus está azotando con dureza a España desde el final del verano, sin embargo, aunque parezca contraintuitivo, esta recaída no está afectando a las previsiones de crecimiento de 2020 sino de 2021. El motivo es que el año 2020 ya está visto para sentencia después de los datos positivos registrados durante el pasado verano. Sin embargo, si el PIB sufre una nueva contracción en la recta final del año, tendrá una gran incidencia en el crecimiento de 2021.

El motivo es que esta recaída provocará que España cierre el año con un nivel de PIB un 12% inferior al que tenía hace un año. Como consecuencia, durante el primer trimestre de 2021 el PIB todavía seguirá siendo inferior al del primer trimestre de 2020, de modo que el crecimiento interanual se retrasará hasta el segundo trimestre del año. Esto explica por qué el cuarto trimestre de 2020 marcará decisivamente el ritmo de crecimiento de la economía española en 2021. La OCDE anticipa una nueva contracción de la economía española como consecuencia de la segunda ola, lo que ha llevado a la entidad a decantarse por su escenario pesimista de junio.

Consulta todos los datos de Panel Económico.
Consulta todos los datos de Panel Económico.

De esta forma, el organismo estima un crecimiento del PIB de España en 2021 del 5%. Esto es, menos de la mitad de la previsión oficial del Gobierno publicada hace un mes y medio. La OCDE considera que, pese a las buenas noticias de las vacunas, la economía española seguirá rezagada y su recuperación será “gradual e incompleta”. De hecho, en 2022 el crecimiento se ralentizará al 4%. Eso significa que hasta el año 2023 España no recuperará el nivel de PIB trimestral que tenía antes del estallido de la pandemia. Tardará, por tanto, más de dos años en salir de la crisis, una situación que poco tendría que ver con la recuperación en V que estima el Gobierno.

La clave de estas previsiones está en los datos de crecimiento del cuarto trimestre del año. La OCDE anticipa una contracción de la economía española del entorno del 3% entre octubre y diciembre. “El impacto adverso de las nuevas medidas de contención de la actividad, especialmente en la hostelería, se levantarán lentamente. Consecuentemente, la recuperación será gradual y el nivel de PIB seguirá por debajo de los niveles precrisis al final de 2022”, explica la OCDE en su informe de previsiones, actualizado este martes.

La recuperación será gradual y el nivel de PIB seguirá por debajo de los niveles precrisis al final de 2022

El organismo anticipa una recuperación “gradual e incompleta”, de modo que no deja hueco a la esperanza de una recuperación en V que devuelva a la economía al nivel previo a la crisis rápidamente. Al contrario, anticipa una salida de la crisis cargada de riesgos e incertidumbres. Uno de los motivos de esta recuperación incompleta estará en el consumo. La OCDE prevé que la tasa de paro se mantenga elevada en 2021 y 2022, con tasas promedio a lo largo del año del 17,4% y del 16,9% respectivamente.

El elevado desempleo, unido a la incertidumbre sobre la recuperación, provocarán que los hogares mantengan tasas elevadas de ahorro precautorio como anticipación ante un hipotético deterioro de la actividad. En consecuencia, el consumo de los hogares crecerá un 5,8% en 2021 después de hundirse un 14% en 2020. “El aumento del consumo privado estará limitado por la recuperación incompleta del mercado laboral y el elevado ahorro precautorio”, explica la OCDE. También crecerá la inversión empresarial, pero dado el nivel de capacidad ociosa (exceso de capacidad), muchas compañías se conformarán con ir recuperando la actividad perdida sin grandes inversiones.

El organismo reconoce que estas previsiones están sujetas a una gran incertidumbre dada la imprevisibilidad de la pandemia. En ese sentido, anticipa que existen riesgos a la baja derivados de los posibles daños estructurales que pueda sufrir la economía. Pero también existen riesgos al alza si la vacuna llega antes de lo esperado o si el uso de los fondos europeos se gestiona de modo que genere un multiplicador elevado.

Foto: Imagen del euro en Fráncfort. (Reuters)

La caída del PIB de España casi duplicará al de la eurozona este año. Según las previsiones de la OCDE (y a estas alturas del año queda poco margen de error), la economía de la eurozona sufrirá una contracción del 7,5% para recuperarse un 3,6% en 2021.

Estados Unidos, por el contrario, saldrá más rápido de la crisis. Este año su PIB sufrirá una contracción del 3,7%, esto es, tres veces menos que España. En 2021 recuperará casi toda la caída, con un crecimiento del 3,2% que permitirá recuperar el PIB trimestral precrisis a finales de año o principios de 2022, un año antes que España.

PIB Economía Informe OCDE Previsión de crecimiento
El redactor recomienda