en el banco de españa y sus sucursales

2020 no será el año que acabe con las pesetas: requisitos y plazo para cambiarlas

Todas las pesetas que estaban en circulación cuando se lanzó el euro y los billetes emitidos desde 1939 se pueden canjear por su "valor facial" por euros más allá de diciembre de 2020

Foto: Una moneda de 25 pesetas al lado de otras de 20 de céntimos de euro (iStock)
Una moneda de 25 pesetas al lado de otras de 20 de céntimos de euro (iStock)

El periplo para canjear por euros los millones de pesetas que aún conserva parte de la sociedad española se extenderá en el tiempo más allá del 31 de diciembre, el plazo que un principio había marcado el Gobierno de España para dar carpetazo al canje de la antigua moneda española, que dejó de fabricarse el 19 de junio de 2001, mientras que la producción de billetes se detuvo ese mismo año pero en el mes de noviembre, tal y como recuerda en su sitio web el Banco de España. No obstante, la peseta se mantuvo en circulación hasta el 28 de febrero de 2002 para que pudiese convivir durante un cierto periodo de tiempo con el euro, que se convirtió en la única divisa válida en territorio español a partir del 1 de marzo de 2002. Tras 134 años de historia, la 'leandra' quedaba relegada a un cajón al perder su valor en favor del euro, durante su adopción como moneda única en la Unión Europea.

Desde entonces han pasado casi 20 años y los españoles todavía guardan, con cariño o no, un total de 1.599 millones de euros en pesetas, según datos del Banco de España relativos al último trimestre de 2020, a cierre del mes de septiembre. En los últimos doce meses, los ciudadanos residentes en España canjearon, tanto en billetes como en monedas, lo equivalente a 13 millones de euros. Sin embargo, todavía hay una pequeña parte del dinero que había en circulación bajo la antigua unidad monetaria, que alcanzaba el valor de 48.750 millones de euros, relegada en antiguas huchas y cajas de ahorro hogareñas, por lo que ante la crisis sanitaria del coronavirus que se desató en marzo y que ha dado lugar a varios confinamientos —en distintos ámbitos territoriales y con restricciones más o menos excepcionales—, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, anunció el 18 de noviembre en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ampliación del canje de pesetas para cambiarlas por euros ya que, a pesar de que este proceso se inició en 2002, todavía hay un número importante de ciudadanos que conserva monedas o billetes de las antiguas pesetas.

Así, en palabras de Calviño, "se extiende durante seis meses más, hasta el 30 de junio de 2021, el plazo para cambiar las pesetas por euros en el Banco de España con el fin de compensar las dificultades que ha podido haber durante estos meses para realizar este trámite en un asunto importante tanto para particulares como empresas del tercer sector". Esta extensión del plazo, que además viene auspiciada por la "elevada incertidumbre" que está provocando la pandemia del covid-19 en lo que a la movilidad se refiere, ya se recoge en el Real Decreto-ley 34/2020 publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 18 de noviembre. En él se establece que "las medidas de prevención y contención de contagios han alterado la posibilidad de canje de muchos ciudadanos" para acudir al Banco de España, el único organismo autorizado para gestionar en exclusividad este canje, de acuerdo con lo que se recuerda en dicha disposición. Por ello, la nueva fecha tope para el cambio será el 31 de junio de 2021.

Varias pesetas con la figura del Rey emérito Juan Carlos I (REUTERS)
Varias pesetas con la figura del Rey emérito Juan Carlos I (REUTERS)

Requisitos para cambiar las pesetas

Ahora bien, ¿qué pasos hay que dar para poder canjear las pesetas antiguas que se tienen por casa? Lo primero que hay que tener en cuenta es la oficina a la que dirigirse. De residir en Madrid, se puede acudir al edificio del Banco de España ubicado en la calla Alcalá, número 48, que cuenta con un horario de atención al ciudadano de 8:30 a 17:00 horas. Para el resto de territorio, se pueden consultar en este mapa que pone a disposición la entidad en su página web dónde figuran las demás sucursales distribuidas por la geografía española. Antes de pensar en acudir a alguna de las oficinas, es imprescindible contactar a través de internet o por vía telefónica para hacerse con una cita previa. Este trámite se puede gestionar llamando al teléfono 91 338 50 00, en horario de 8:00 a 17:00 horas, o cumplimentando el formulario disponible en el sitio web del Banco de España.

No obstante, antes que nada hay que reparar en cuáles son las monedas y billetes que el Gobierno permite canjear y, si se han almacenado en grandes cantidades, consultar cómo se deben llevar a la sucursal para no tener problemas. De acuerdo con lo que explica el Banco de España en varias guías recogidas en su portal, de querer canjear una cantidad igual o superior a 1.000 euros la persona interesada está en la obligación de identificarse a la hora de entregar las pesetas a cambiar en la oficina con el Documento Nacional de Identidad (DNI), el pasaporte o la tarjeta de residencia. De todas formas, en el caso de canjearse una cantidad más reducida, el Banco de España se reserva el derecho a pedir a la persona solicitante que se identifique.

Se pueden cambiar todos los billetes en pesetas que fueran puestos en circulación desde el año 1939 y las monedas disponibles cuando se lanzó el euro

En lo que respecta a qué monedas y billetes son canjeables, se explica que se pueden cambiar todos los billetes en pesetas que fueron puestos en circulación desde el año 1939. Aquellos que coinciden con la Guerra Civil, de los años 1936 a 1939, deben ser valorados por los expertos del Banco de España, que serán los encargados de juzgar si son merecedores o no de ser intercambiables por euros. Además, en lo referente a las monedas, se pueden cambiar todas aquellas que circulaban en el momento del lanzamiento del euro —el 1 de enero de 2002—, incluidas aquellas monedas auténticas que se encuentren deterioradas (que tienen que pasar el examen y ser reconocidas por las máquinas utilizadas a esos efectos) y las monedas de 2.000 pesetas, así como las de colección, conmemorativas y especiales.

¿Qué valor tienen las pesetas?

Todos los billetes y monedas se sujetan a su "valor facial", es decir, se canjean siguiendo la equivalencia de un euro por cada 166,386 pesetas. Así, en un principio no se tienen en cuenta aspectos como el estado de los billetes y las monedas o la antigüedad, por lo que se rechaza el valor numismático que a ojos de un coleccionista pueda llegar a tener la pieza. Si bien las pesetas deterioradas se pueden intercambiar por su valor en euros, el Banco de España puede denegar el cambio de las que hayan sufrido alguna alteración derivada de un proceso industrial o mecánico y tampoco cambiará aquellos billetes que tengan una superficie igual o inferior al 50% del billete.

Si se poseen pesetas en grandes cantidades, cabe recordar también que, según el tipo de moneda, deben ir empaquetadas en un número de unidades determinado: para monedas de 100 a 500 pesetas, se deberán meter en cajas o bolsas de 1.000 piezas; las de 25 o 50, en paquetes de 2.000; las monedas de 10 pesetas deberán ir empaquetadas si se tienen 2.500 unidades; mientras que las de 5 pesetas estarán reservadas a bolsas de 4.000 y, por último, las de menor valor, una peseta, tendrán que hacerlo de 10.000 en 10.000. Asimismo, de tener monedas deterioradas se deberá rellenar una solicitud de admisión para su canje, disponible en la página del Banco de España, y contar con que si la persona que presenta el paquete no es la persona física o jurídica titular de las pesetas deberá "acreditar fehacientemente" que ostenta facultades para actuar en nombre del poseedor a "todos los efectos de este expediente y, en su caso, del expediente de monedas a su reconocimiento".

¿Puedo cambiarlas si estoy en el extranjero?

El Banco de España también tiene un procedimiento de canjeo de pesetas de encontrarse en el extranjero, aunque si se está en esta situación solo es posible cambiar los billetes enviándolos por código postal incluyendo también el formulario para el cambio de billetes en pesetas desde el extranjero debidamente cumplimentado —incluido el campo del IBAN— y que se encuentra disponible en el apartado 'Tramitación' del sitio web. Este sobre hay que enviarlo a la atención del Departamento de Emisión y Caja del Banco de España, con la dirección de la sede en Madrid: calle Alcalá, número 48 y código postal 28014 (Madrid). La única documentación obligatoria a presentar es dicho formulario y desde el Banco de España recuerdan que las monedas en pesetas que se envíen por correo desde otros países "no serán cambiadas".

Opcionalmente, y para un "mejor seguimiento del trámite", se puede anticipar la presentación del formulario por medios electrónicos a través del registro electrónico del Banco de España, al que se puede acceder desde el apartado 'Tramitación'. Para realizar este trámite, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Acceder al registro electrónico con alguno de los sistemas de autenticación permitidos: certificado electrónico o sistema Cl@ve. En caso de no disponer de estas identificaciones, se puede descargar el formulario de la web y enviarlo cumplimentado a través del apartado 'Contacto'
  • Seleccionar la opción 'Rellenar formulario' escogiendo el perfil más adecuado según el actuante
  • Cumplimentar datos y adjuntar la documentación cuando se solicite
  • Una vez realizado este paso, seleccionar el botón 'Enviar'
  • Se mostrará el estado de la solicitud en pantalla. En el caso de que haber realizado el trámite con éxito, se puede descargar el 'Acuse de recibo', que se puede guardar e imprimir como justificante de la operación
  • Desde la opción 'Consultar mis escritos presentados por registro electrónico' se pueden consultar los envíos completados con éxito
Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios