DESDE EL 13 DE MARZO AL 4 DE ABRIL

Sánchez tardó tres semanas en aclarar cómo usar la ayuda europea urgente contra el virus

Entre finales de marzo y comienzos de abril, España sufrió los peores días de la pandemia, tanto en muertes como en número de contagios

Foto: Pedro Sánchez y Ursula von der Leyen. (Reuters)
Pedro Sánchez y Ursula von der Leyen. (Reuters)

A principios de marzo, en Bruselas, el escenario base ya era que la situación se podía descontrolar. La Comisión Europea, con poderes ejecutivos muy reducidos en esta situación, buscó potenciar sus cartas. El 13 de marzo, anunció la posibilidad de usar fondos europeos no utilizados para hacer frente a la emergencia sanitaria, y el 20 de marzo, la suspensión de las normas fiscales. Sin embargo, el Gobierno español esperó dos semanas para pedir aclaraciones sobre cómo usar esos fondos, y no obtuvo la respuesta hasta una semana más tarde, el 4 de abril, según la correspondencia obtenida por El Confidencial entre el presidente Pedro Sánchez y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Entre finales de marzo y comienzos de abril, España sufrió los peores días de la pandemia, tanto en muertes como en número de contagios. Dos días antes de preguntar por los fondos europeos que España podría tener a su disposición de forma urgente para paliar la crisis sanitaria, el 25 de marzo, el Gobierno de Sánchez interpeló a Von der Leyen para canalizar ayudas comunitarias a Venezuela.

Había dos países que eran los principales destinatarios de esas medidas: España e Italia. Ambos países se encontraban una subida vertiginosa de los casos y de las muertes, con unos altos niveles de deuda y con, al menos hasta entonces, restricciones presupuestarias que evitaban disparar el déficit por encima del 3%. El 13 de marzo, la Comisión Europea anunció que España tendría acceso “en las próximas semanas” a más de 1.100 millones de euros, y en el corto plazo, a un total de 4.145 millones de euros, que se rebañarían de los actuales presupuestos europeos, que cubren de 2014 a 2020.

Aunque hubo comunicaciones durante las semanas posteriores a ese anuncio, no fue hasta el 4 de abril cuando el Gobierno obtuvo aclaraciones sobre esos fondos de emergencia que se estaban poniendo a disposición por parte del Ejecutivo comunitario. El 13 de marzo, fecha de publicación de las medidas de emergencia propuestas por Bruselas, España suma 18 muertos. El 4 de abril, la jornada en que llegan las aclaraciones, el país cuenta 670 muertos en 24 horas. Es cierto que las medidas, si bien anunciadas por la Comisión Europea el 13 de abril, no recibieron el visto bueno del Consejo y Parlamento Europeo para su posterior publicación en el Diario Oficial de la UE hasta el 30 de marzo.

Tres semanas en lo peor de la pandemia

Todo el proceso fue lento, pero no es hasta el 27 de marzo, el día después de que España alcance el pico de contagios hasta el 27 de agosto, con más de 9.000 nuevos contagiados, cuando Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, pide aclaraciones. Han pasado 15 días desde que la Comisión Europea presentara sus medidas urgentes hasta que Moncloa pide una serie de aclaraciones en una carta dirigida a Von der Leyen, a la que ha tenido acceso este diario. Y después pasa casi una semana hasta que la presidenta del Ejecutivo responde en una misiva fechada el 4 de abril a Sánchez, ofreciéndole una serie de aclaraciones sobre el uso que España puede hacer de los fondos de emergencia puestos en marcha por la Comisión Europea.

En su escrito, Sánchez señala que la situación “requiere acción urgente en varios niveles”. El presidente del Ejecutivo subraya que la situación es grave, no solo a nivel sanitario sino también económico y social. Es 27 de marzo, y España registra 839 fallecidos por covid-19. El presidente del Gobierno pide que Von der Leyen le confirme tres puntos: que España tendrá acceso a 825 millones de euros de liquidez en 2020, que podrá resituar y ejecutar más de 8.400 millones de euros de los fondos de cohesión y 3.200 millones del Fondo Social Europeo con los que financiar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Sánchez pide a Von der Leyen que confirme si España tendría acceso a liquidez, a parte de los fondos de cohesión y al Fondo Social Europeo

Las cifras coinciden bastante con las que maneja Bruselas. La presidenta de la Comisión contesta dos días después de que el Ejecutivo comunitario presente su plan para crear un instrumento de 100.000 millones de euros de apoyo a los esquemas como los ERTE. La alemana señala que “para aumentar la liquidez en España la Comisión está anticipando 1.850 millones de euros”, además de señalar que España, que acabará teniendo acceso “aproximadamente” a 8.000 millones de euros de fondos de cohesión, puede utilizar “inmediatamente” 3.000 millones de ellos para hacer frente a las emergencias. Por último, indica que podrá usar unos 1.500 millones de euros del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil para financiar los ERTE, algo que ya habían explicado la comisaria Elisa Ferreira, de Cohesión y Reformas, y Nicolas Schmit, comisario de Empleo y Derechos Sociales, en una carta el 18 de marzo.

Y Von der Leyen, que contesta solo unos días después de que se alcancen los 929 muertos en un solo día, pide a Sánchez que las medidas tengan en cuenta a los más vulnerables: “Esperamos que las nuevas medidas que prevé ayuden también a los trabajadores más precarios”. “Estimado presidente, la Comisión seguirá ofreciendo asesoramiento y todo el apoyo posible para ayudar a España a superar estas dificultades. Estoy segura de que las medidas que hemos introducido facilitarán el uso rápido y eficaz de todos los márgenes presupuestarios disponibles en los programas de la UE y, al hacerlo, contribuirán de manera decisiva a luchar contra la crisis y paliar sus efectos en los ciudadanos de España y en la economía española”, cierra Von der Leyen antes de firmar la misiva.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios