prorróga de los erte ante la crisis

CEOE avisa sobre el teletrabajo: "Si no se regula bien podemos contratar en Portugal"

Garamendi ha alertado sobre los peligros de la globalización aplicada al teletrabajo, y ha pedido ir con "cuidado" al regularlo con criterios muy rígidos que lo conviertan en algo "poco atractivo"

Foto: La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (2d), conversa con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (EFE)
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (2d), conversa con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (EFE)
Autor
Tiempo de lectura7 min

El futuro de los trabajadores en España se esclareció un poco más ayer con el acuerdo de los agentes sociales y del Gobierno para prorrogar los ERTE hasta septiembre. Pero ante la nueva realidad, también quedan muchas otras cuestiones que discutir, como el teletrabajo. El diario 'El País' publicó ayer algunos de los primeros esbozos del anteproyecto de ley que prepara el Gobierno para regular su aplicación ahora que se ha impuesto a la fuerza en estos últimos meses en los que el virus ha confinado en casa a gran parte de los trabajadores.

Sin embargo, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha alertado sobre los peligros de la globalización aplicada al teletrabajo, y ha pedido ir con "cuidado" al regular y aplicar criterios muy rígidos que lo conviertan en algo "poco atractivo" para las empresas.

"Hay un asunto del teletrabajo del que la gente no es consciente: si yo tengo que contratar -hablo en general- y se me ponen unas condiciones totalmente imposibles donde yo no pueda gestionar a mi plantilla, mañana puedo contratar en Portugal", ha argumentado Garamendi en una entrevista en 'Más de uno' de 'Onda Cero'.

"La misma labor que puede hacer una persona en España la puede hacer en Brasil o en Argentina otra persona que esté teletrabajando. Es que el mundo es global y la propia digitalización es global", ha añadido.

También ha hecho hincapié en la necesidad de que haya "trato físico, personal", ya que a pesar de que se pueda contar con ordenadores, pantallas y equipos multimedia y se vayan a disminuir los viajes de empersa, si la plantilla se gestiona sin trato personal, "llega un momento donde la unidad de empresa se pierde".

A pesar de ello, Garamendi ha defendido que la alternativa del teletrabajo es un buen planteamiento para alcanzar la conciliación laboral y flexibilidad, pero ha abogado discutirlo y trabajarlo "con tranquilidad y mesura en el tiempo". Actualmente, ha afirmado que uno de cada tres trabajadores (33%) están teletrabajando (cuando antes de la pandemia solo llegaba a un 5%), pero como consecuencia de una "situación anómala".

Sobre este asunto, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que la característica principal de la norma que regulará el teletrabajo será la pauta de la flexibilidad en el desempeño de la jornada. Según ha explicado Díaz, "habrá una parte de la jornada en la que los empresarios dirán que 'en esta franja has de estar necesariamente disponible', y otra parte de la jornada en la que habrá más flexibilidad, en atención a las características de las empresas y los sectores".

CCOO: "Los horarios se diluyen, la disponibilidad es de 24 horas, ha habido gente que ha tenido que trabajar con sus propios equipos"

"Habrá controles por parte de los empresarios, remotos, telemáticos, pero también de inspecciones de otro tipo", ha avanzado la ministra, quien ha defendido el teletrabajo como una "buena herramienta" para acomodar las necesidades de la empresa y de los trabajadores en esta nueva situación y ha considerado que el modelo que establece el anteproyecto de leys sobre los costes que debe asumir la empresa cuyos empleados trabajen a distancia es "conservador".

La ministra ha explicado que esta regulación trata de asimilar al teletrabajo las herramientas, técnicas o sistemas con los que el empresario provee a sus trabajadores en sus puestos presenciales. "Se opta por un modelo conservador, hay otros países europeos que son mucho más avanzados", ha dejado claro Díaz, quien ha señalado que esta norma quiere "definir el puesto de trabajo como se hace en la actualidad de manera presencial y, después, repercutir los costes".

En ese sentido, ha explicado que se pueden utilizar varias fórmulas, que pasan por "repercutir un tanto por ciento en la nómina", por abonar "dietas" o "por hacer una comprobación documental de los gastos" en los que ha incurrido el trabajador.

Desde CCOO, creen que sí que hay una "urgencia" de regular el teletrabajo. "Es procedente abordarlo desde el marco del diálogo social, es una cuestión que tiene que resolver cosas muy importantes", ha subrayado el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

"Los horarios se diluyen, la disponibilidad es de 24 horas, ha habido gente que ha tenido que trabajar con sus propios equipos informáticos y ¿qué ocurre si se produce un accidente en horario laboral o con el riesgo de que esto sea una fórmula de trabajo con un sesgo de género que acabe llevando a las mujeres a trabajar en casa?", ha añadido.

"En septiembre nos volveremos a sentar"

El presidente de la patronal ha adelantado que a pesar de haber cerrado ayer el acuerdo de prórroga de los ERTE, "las negociaciones nunca acaban" y cuando llegue septiembre habrá que analizar cómo se comportará el último trimestre de la economía y qué decisiones se tendrán que tomar.

"En septiembre nos tendremos que volver a sentar en la mesa sobre todo para proteger los empleos y, por lo tanto, proteger a las empresas que son las que garantizan ese empleo", ha explicado.

Para Díaz, toda la negociación para conseguir acordar la prórroga de los ERTE "ha valido la pena", a pesar de que se haya "tardado un poco" en llegar a cerrar el acuerdo, ha explicado en también en 'Más de uno'. "Es una norma de bastante complejidad", ha admitido la ministra, que ha explicado que el texto recoge los problemas a los que puede enfrentar cada sector y territorio y las necesidades que puedan tener en la crisis porque "no todas las situaciones son iguales".

Con esta norma dan un paso más en esta concreción de situación, según Díaz, quien ha querido poner en valor que "aquellos sectores o territorios que tengan una especial afectación" y a los que la crisis social y económica les esté golpeando de forma específica también estarán diferenciados y tendrán una protección para ellos.

Díaz ha añadido que en la nueva norma que regirá la prórroga de los ERTE han incorporado "elementos nuevos que tienen que ver con la generación de un marco de diálogo social para abordar el desempleo y otro para abordar la reactivación del empleo".

El diálogo social es la herramienta para legitimar los acuerdos que se tomen y para ponderar las medidas que se adopten

También ha hecho una valoración positiva del "mecanismo" que se ha desplegado con los ERTE y que ha demostrado ser "eficaz", y ha considerado como "un gran acierto" la flexibilidad que han incorporado para que los empresarios adapten las necesidades de sus empresas a los ERTE: "Ahí tenemos desde reducciones de jornada, hasta una parte de la plantilla que se incorpora y otra no", ha añadido.

"El diálogo social es una herramienta imprescindible para legitimar los acuerdos que se tomen y para ponderar las medidas que se adopten", ha enfatizado.

Sordo: "Los ERTE no pueden hacer milagros"

Por su parte, el secretario general de CCOO ha señalado durante su entrevista con Carlos Alsina en 'Más de uno' que las negociaciones con el Gobierno y patronal sobre la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre, "no han sido al uso" y ha subrayado que "la cuestión era acertar con la adaptación de esta herramienta que se ha mostrado muy efectiva para evitar cientos de miles de despidos en nuestro país".

Además, señala que "la mayoría de los ERTE responden a causas económicas" y no a fuerza mayor, porque las empresas aunque estén abiertas aún no venden. Esto, sumado a los riesgos de rebrote, son las dificultades en las que ha estribado gran parte del retraso en el acuerdo, ha explicado Sordo.

Sordo ha incidido en la necesidad de trabajar para que "cuanto antes, la mayor parte de las personas puedan salir de los ERTE" y recuperar todos sus puestos de trabajo y los salarios normales de los trabajadores.

A pesar de ello, el secretario del sindicato ha admitido que "los ERTE no pueden hacer milagros": "La recuperación del empleo dependerá de otras variables económicas y de inversión" y avanza una destrucción de empleo en la segunda parte del año.

También ha elogiado la "utilidad del diálogo social" en una situación tan grave como la que existe en todo el mundo a causa de la pandemia: "Esto es lo que demandaba España en este momento".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios