PERO MADRID NO ESTÁ SOLA

Bruselas alerta a España por su alta deuda y el nivel de desempleo

El Ejecutivo comunitario alerta a España de que sufre “desequilibrios macroeconómicos” derivados de los altos niveles de deuda y un alto desempleo

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. (Reuters)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. (Reuters)

La Comisión Europea continúa alertando a España de “desequilibrios macroeconómicos” relacionados con un alto nivel de deuda externa e interna, privada y pública, que se suma a un nivel de alto desempleo que, además, tiende a estancarse y ser de largo plazo, afectando también a los jóvenes.

En su informe anual con datos de 2018 sobre posibles desequilibrios de los distintos Estados miembros, la Comisión Europea identifica dos males principales en España: un alto nivel de deuda, y una tasa demasiado alta de desempleo. En ambos campos se está avanzando, pero no al ritmo al que el Ejecutivo comunitario desea. Madrid no está sola. El Ejecutivo comunitario ha identificado a diez países con desequilibrios (Bulgaria, Croacia, Francia, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Portugal, Rumanía y Suecia además de España) y tres Estados miembros con desequilibrios excesivos (Chipre, Grecia e Italia).

Deuda

Sobre la deuda, Bruselas observa unos niveles demasiado altos tanto en el ámbito público como e el privado. En el segundo, la deuda privada se sitúa en el 133,5%, por encima del objetivo. Como todos los indicadores, mejoró a lo largo del año 2018, pero no al ritmo que la Comisión Europea desea, por lo que pide que los esfuerzos continúen porque “las necesidades de desapalancamiento continúan”.

En lo que se refiere a la deuda pública, España, que se sitúa en el 97,8% del PIB, se encuentra muy lejos del objetivo del 60% del PIB. La reducción paulatina en los niveles de deuda se produce gracias al “fuerte crecimiento económico” que ha sido “el principal impulsor de la reducción en general del déficit público”, pero en cualquier caso es “aún alta” y está “disminuyendo lentamente”.

Aunque España ha mejorado sus datos respecto al tercer trimestre (cuando la deuda pública se situaba en el 98,9%), lo que está claro es que será muy difícil que alcance el compromiso fijado con los socios europeos de cerrar el ejercicio con un nivel del 95,9% del PIB.

Bruselas está especialmente preocupada por la situación de la deuda en España, y la Comisión Europea ya pidió al Gobierno que cualquier euro extra que se logre en el próximo ejercicio sea dedicado al pago de la deuda. No es el único país que afronta altos niveles de deuda, le acompañan Bélgica, Francia e Italia. En noviembre Valdis Dombrovskis, vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, se mostró muy claro sobre la opinión que le merece la evolución de los niveles de deuda pública en estos Estados miembros: “Esos cuatro países no han usado los tiempos de bonanza para poner sus finanzas públicas en orden y en 2020 no planean ningún ajuste fiscal significativo o incluso planean una expansión fiscal”, espetó Dombrovskis.

Empleo

Referido al empleo, la Comisión Europea suspende a España y la coloca a la cola de la clase. Los niveles de desempleo siguen siendo muy altos desde cualquiera de las perspectivas: tanto a nivel general, como el desempleo de largo plazo y el juvenil, España tiene algunos de los peores datos de Europa.

El objetivo para la Comisión Europea está en que el desempleo baje del nivel del 10%, y en España se encuentra en este momento en el 17,4%. “El desempleo ha caído rápidamente, pero es muy alto y está por encima de los niveles de antes de la crisis”, señala el Ejecutivo comunitario en su comunicado, señalando que los niveles de desempleo son demasiado altos “especialmente entre los jóvenes y las personas menos cualificadas”.

Bruselas también señala que España es el segundo país después de Grecia con un mayor nivel de desempleo de largo plazo (6,4%), pero destaca la importante mejora respecto a los datos de 2015, siendo el país en el que más ha mejorado el dato (5 puntos).

La Comisión Europea continúa alertando a España de “desequilibrios macroeconómicos” relacionados con un alto nivel de deuda externa e interna, privada y pública, que se suma a un nivel de alto desempleo que, además, tiende a estancarse y ser de largo plazo, afectando también a los jóvenes.

En su informe anual con datos de 2018 sobre posibles desequilibrios de los distintos Estados miembros, la Comisión Europea identifica dos males principales en España: un alto nivel de deuda, y una tasa demasiado alta de desempleo. En ambos campos se está avanzando, pero no al ritmo al que el Ejecutivo comunitario desea. Madrid no está sola. El Ejecutivo comunitario ha identificado a diez países con desequilibrios (Bulgaria, Croacia, Francia, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Portugal, Rumanía y Suecia además de España) y tres Estados miembros con desequilibrios excesivos (Chipre, Grecia e Italia).

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios