rebaja sus previsiones de crecimiento en 2019

El FMI salva a España de la quema tras dar un tijeretazo al PIB de Alemania e Italia

Su estimación de crecimiento para España se mantiene, al igual que para Reino Unido aunque sin perder de vista el proceso del Brexit que es un riesgo elevado

Foto: Bandera de Alemania (Reuters)
Bandera de Alemania (Reuters)

El Fondo Monetario Internacional ha rebajado sus previsiones de crecimiento global con Europa en el centro del huracán. De hecho, la institución que preside Christine Lagarde ha metido un fuerte tijeretazo a sus pronósticos sobre el PIB de la economía alemana e italiana y, en menor medida, Francia. Por el contrario, su estimación de crecimiento para España se mantiene, al igual que para Reino Unido, aunque sin perder de vista el proceso del Brexit que es un riesgo elevado que continúa generando gran incertidumbre.

De hecho, es Europa la principal culpable de la rebaja de sus estimaciones para el crecimiento mundial. Tal es así que "la debilidad mostrada en la segunda mitad de 2018 será la que lastre los próximos trimestres, con una caída del crecimiento global proyectado al 3,5% en 2019 antes de repuntar ligeramente al 3,6% en 2020", lo que supone un 0,2% y un 0,1% menos que el estimado en el anterior informe.

Un patrón que, según el FMI, refleja un "persistente declive en las tasas de crecimiento de las economías avanzadas", con especial mención a Alemania, que se lleva una de las peores partes. Y es que el PIB de la eurozona se va a moderar del 1,8% en 2018 al 1,6% en 2019, tres décimas menos de lo proyectado, y un 1,7% en 2020 lastrado, en gran parte, por su principal motor económico.

Tal es así que para el PIB germano, sus pronósticos respecto a los proyectados en octubre se han reducido un 0,6% hasta el 1,3% en 2019 y al 1,7% en 2020, frente a un crecimiento estimado del 1,5% en 2018. Esto es así por un menor consumo privado y una mayor debilidad de la producción industrial tras la introducción de los nuevos estándares de emisiones y una desaceleración de la demanda exterior.

En el caso de Italia, cuya previsión también baja un 0,4% respecto a la anterior, hasta el 0,6% en 2019, ha pesado el aumento de sus costes de financiación a pesar de la moderación experimentada recientemente frente a los picos de octubre y noviembre. Así, un periodo prolongado de rentabilidades elevadas puede añadir estrés a sus bancos, pesar en la actividad económica y deteriorar las dinámicas de endeudamiento.

En tercer lugar, Francia se puede ver afectada negativamente por las protestas en la calle de los llamados chalecos amarillos, por lo que rebaja su previsión una décima al 1,5%, mismo crecimiento que en 2018.

Ante este panorama, las expectativas para España son más positivas si cabe, teniendo en cuenta que le FMI no espera un deterioro de sus previsiones de crecimiento que mantiene en el 2,2% en 2019, tras moderarse desde el 2,5% estimado para 2018, y del 1,9% para 2020. Eso sí, sin perder de vista Reino Unido.

Previsiones del Fondo Monetario Internacional
Previsiones del Fondo Monetario Internacional

Y es que aunque mantiene su previsión de crecimiento en el 1,5%, alerta sobre "la substancial incertidumbre" que hay y explica que estas estimaciones están basadas en el impacto positivo de estímulos fiscales anunciados en los presupuestos de este año y asumiendo que se alcanza un acuerdo sobre el Brexit que permita una "transición gradual hacia el nuevo régimen".

En cualquier caso, son varios los frentes abiertos que tiene la economía global por delante, que el organismo internacional espera que crezca un 3,5% en 2019 y un 3,6% en 2020. Y es que además de Europa, también responde a "los efectos negativos del aumento de tarifas promulgados por Estados Unidos y China". En este sentido, explican que "una escalada de las tensiones comerciales, aunque ya incorporadas en las previsiones anteriores, siguen siendo una fuente clave de riesgo para el escenario".

Así mismo, una serie de desencadenantes más allá de la escalada de las tensiones -continúa en su informe- puede provocar un mayor deterioro en el sentimiento de riesgo, con implicaciones adversas para el crecimiento, especialmente teniendo en cuenta los altos niveles de endeudamiento público y privado", concluyen.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios