negociaciones del próximo marco presupuestario

¿Subir el IVA a los billetes de avión para financiar las Erasmus y la defensa europea?

Las negociaciones del próximo marco presupuestario multianual están a punto de comenzar y se esperan calientes. Los gobiernos, como era de esperar, se resisten a echar mano del monedero

Foto:

Una nueva tormenta se barrunta en el horizonte europeo. Las negociaciones del próximo marco presupuestario multianual, el que marcará las prioridades cofinanciadas por la UE a partir de 2020, están a punto de comenzar y se esperan calientes. Uno de los grandes interrogantes es cómo se hará frente al agujero multimillonario que dejará en el presupuesto comunitario. ¿Quién va a cubrir los 12.000 millones que aporta el Reino Unido? ¿Habrá que meter tijera a las cuentas europeas?

Los gobiernos europeos, como era de esperar, se resisten a echar mano del monedero. Algunos, como Holanda, se niegan en redondo a aumentar sus aportaciones al presupuesto comunitario, que no suma más del 1% del PIB europeo. Pero existe una alternativa: buscar nuevas vías de financiación directa para la UE. Por ejemplo, nuevos impuestos sobre los carburantes fósiles. Una propuesta que un grupo de economistas ha hecho llegar a los líderes europeos, que el viernes discutirán la cuestión presupuestaria en Bruselas.

“Creemos que es el momento adecuado para crear una contribución de los combustibles fósiles al presupuesto de la UE. Esto facilitaría vuestras negociaciones, a la vez que se fortalece el compromiso de Europa en la lucha contra el cambio climático”, argumentan los economistas, entre los que se encuentran Enrico Letta y Pascal Lamy. En la misiva, obtenida por El Confidencial, recalcan que tasando con cinco euros cada tonelada de CO2 emitida con la quema de carbón, petróleo o gas, se podrían obtener ingresos de 17.000 millones al año.

Con cinco euros por cada tonelada de CO2 emitida con la quema de carbón, petróleo o gas, se podrían obtener ingresos de 17.000 millones al año

¿Estaría usted dispuesto a que subieran el IVA de los billetes de avión para financiar el presupuesto comunitario? ¿O aceptaría la industria aérea una tasa sobre el queroseno que utilizan sus aeroplanos como combustible? Los economistas plantean un amplio abanico de opciones concretas, que también contemplan elevar el impuesto mínimo sobre el diésel de la UE. La mayor parte de ellas se centran en el sector del transporte, uno de los más contaminantes a día de hoy en Europa.

Las ONG y defensores de las políticas climáticas ven con buenos ojos la iniciativa. ”El transporte es el mayor problema climático de Europa, pero también es notoriamente comprometido. La aplicación de impuestos sobre el carbono y el combustible para el transporte ayudaría a llenar la brecha Brexit en el presupuesto de la UE al tiempo que se acelera la transición a tecnologías más limpias”, opina Samuel Kenny, de Transport & Environment.

Sin embargo, la propuesta promete levantar ampollas en el sector del transporte que, salvo en el caso de los barcos, ya cuenta con objetivos de reducción de sus emisiones contaminantes. La inclusión de la aviación en el sistema de comercio de emisiones europeo (ETS, por sus siglas en inglés) supuso todo un reto que, incluso, llevó a la UE a las puertas de una guerra comercial con algunos de sus socios, como EEUU o Rusia.

El comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos, Günther Oettinger. (EFE)
El comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos, Günther Oettinger. (EFE)

Queda por ver cuál es el ánimo entre los líderes europeos, que abordarán la cuestión presupuestaria por primera vez este viernes, en una cumbre informal en Bruselas. El dilema es el habitual: no se puede tener todo. Y si las capitales quieren proseguir con los programas actuales —desde la popular Erasmus y la investigación hasta los proyectos de infraestructuras—, mantener las políticas de cohesión y las agrícolas, pero además apostar por la gestión de la migración y la defensa europea, hace falta dinero.

Lo ha advertido el comisario encargado de Presupuestos, el alemán Günther Oettinger: “Si se quiere entrada, plato y postre, luego hay que pagar la cuenta”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios