CONFIRMA QUE EESPAÑA CRECIÓ AL 3,1% EN 21017

El Banco de España aplaude el 155 pero alerta de una repetición de lo ocurrido en octubre

El gobernador Luis Linde considera que la aplicación del artículo 155 ha aliviado las tensiones en la economía, pero alerta del riesgo de que la situación no se normalice

Foto: Luis María Linde en almuerzo-coloquio del Club Siglo XXI. (EFE)
Luis María Linde en almuerzo-coloquio del Club Siglo XXI. (EFE)

La situación en Cataluña sigue siendo un enorme riesgo para la economía española. El gobernador del Banco de España, Luis Linde, considera que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña ha "contribuido a aliviar tensiones económicas", como demuestra la prima de riesgo. Esta recuperación continuará si se normaliza definitivamente la situación, pero en caso contrario, se hará realidad la predicción que hizo el BdE en noviembre: un impacto del PIB de hasta el 2,5% en dos años. De momento, ha confirmado que la economía española creció el 3,1% en 2017.

"Si en los próximos meses se alcanza una normalización, entendiendo por normalización una situación en la que los agentes políticos actúan con auténtico respeto a todo nuestro marco legal, y creo que hay subrayar el calificativo de auténtico, ello conduciría, muy probablemente, a un mejor escenario de crecimiento que el que hemos considerado en las últimas proyecciones y a un impacto, finalmente, moderado", ha asegurado Linde en una conferencia en el Club Siglo XXI de Madrid.

"Si, por el contrario, esa normalización no se produce, ello puede afectar de modo más pronunciado al consumo y a la inversión. Una nueva pérdida de confianza puede motivar que las familias aumenten su ahorro por motivo precaución y pospongan sus decisiones de adquisición de bienes de consumo duradero y de compra de vivienda. Y, sobre todo, puede afectar a la inversión empresarial en Cataluña, dado que el entorno de incertidumbre retrasaría la realización de nuevos proyectos de inversión y postergaría las decisiones de contratación. Además, estos efectos sobre las decisiones de inversión y consumo se podrían extender tanto a los agentes residentes como a los no residentes, afectando negativamente a variables como el turismo o la inversión extranjera" ha añadido. Su conclusión es que "el resultado sería un impacto negativo más elevado sobre la actividad tanto en Cataluña, como en el conjunto de la economía española".

No recuerda el trasvase de depósitos en octubre

El FMI ha rebajado este lunes su previsión para España en 2018, hasta el 2,4%, precisamente por el impacto de Cataluña. Una rebaja a la que Linde ha restado importancia: "Retocar una décima no tiene mucha importancia, no es muy significativo". El gobernador ha confirmado que el PIB de nuestro país creció el 3,1% en 2017, pero ha coincidido en que este ritmo se moderará en 2018 por el menor impulso de la política fiscal y monetaria, así como por el menor impulso del consumo privado.

Linde ha evitado todos los temas polémicos de actualidad. Así, ha asegurado no acordarse de las cifras de depósitos en octubre (CaixaBank asegura que captó 500 millones tras el referéndum), se ha excusado en que él aún no era gobernador cuando se produjo la nacionalización de Bankia, y ha restado importancia al enfrentamiento de la cúpula del supervisor con los inspectores: "No hay una guerra, el BdE no tiene una guerra con nadie. Ha habido diferentes problemas, espero que se vayan solucionando pronto, pero no es un tema demasiado relevante".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios