Presionan la balanza de pagos

Los turistas españoles disparan su gasto en el extranjero y provocan una salida de capitales

En cuatro años se ha disparado un 67% hasta máximos históricos. Solo en el primer trimestre se han gastado más de 8.400 millones, un 17% más que en el año anterior

Foto: Turistas hacen cola para visitar Notre Dame en París (Reuters)
Turistas hacen cola para visitar Notre Dame en París (Reuters)

La llegada de turistas extranjeros a España marcará este año un récord histórico, lo que se ha convertido en uno de los principales motores de la recuperación. En el primer semestre del año han entrado casi 25.400 millones de euros gracias a los viajeros, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior. Tal entrada de dinero es lo que permite mantener el superávit por cuenta corriente de la economía española. Sin embargo, el saldo del turismo se está viendo lastrado por el fuerte ritmo al que está creciendo el número de viajes de españoles al extranjero, que provoca una salida de fondos al exterior.

Según los datos del Banco de España, en el primer semestre del año el gasto de los turistas españoles en el extranjero superó los 8.400 millones de euros, lo que supone un avance de casi el 17% respecto al mismo periodo del año anterior. Un ritmo de crecimiento del gasto turístico que está sorprendiendo a los analistas y que responde a la mejora de la situación económica interna. Por una parte, la renta disponible de las familias está aumentando con el empleo y, por otra, el mayor optimismo hace que los hogares reduzcan su tasa de ahorro y dediquen sus ingresos al consumo, como puede ser viajar al extranjero.

El peor año de la crisis para el turismo español fue 2013. En los seis primeros meses de ese año los residentes en España apenas destinaron 5.000 millones de euros a sus viajes al exterior, por los 8.400 millones que ya han gastado este año. Esto significa que en apenas cuatro años se ha disparado un 67% el gasto turístico. En este periodo de tiempo, el crecimiento anual del gasto siempre ha sido superior a los dos dígitos y, además, no ha dejado de acelerar. No hacen caso a la petición del exministro de Turismo, José Manuel Soria, cuando pidió en 2012 que los españoles viajen dentro del territorio nacional porque “es un país extraordinario”.

El saldo del turismo sigue siendo muy positivo, como no podía ser de otra manera, ya que en este periodo han entrado 25.400 millones. De hecho, la mayor parte de los españoles todavía viaja a España, por lo que una buena parte del dinero destinado a las vacaciones se queda dentro del país. Sin embargo, la salida de capitales por los viajes al extranjero supone una presión para el superávit de la balanza por cuenta corriente. Los 8.400 millones que se han gastado durante el primer semestre del año suponen un récord histórico para el país, superando los 6.500 millones que se gastaron en el mismo periodo de 2008, justo antes del estallido de Lehman Brothers.

[Sin sol y playa no hay turismo: España copa las zonas menos visitadas]

Solo en los seis primeros meses del año se ha gastado más que en todo el año 2003 (datos sin deflactar). Si se mantiene este ritmo de crecimiento durante todo el año, se superarán los 21.000 millones de salida de capitales por el turismo, rompiendo el récord de 2016, cuando se superaron los 18.200 millones de euros. Esta estimación podrá realizarse con mayor precisión cuando el Banco de España publique los datos de julio y agosto, justo la temporada alta del turismo, que determinarán el comportamiento de la balanza del turismo.

Aunque se haya producido este fuerte incremento del gasto, los españoles siguen muy lejos de los niveles que alcanzan los visitantes foráneos. A pesar de las quejas en muchas ciudades, los españoles son peores turistas -en términos de rentabilidad económica- que los extranjeros. Eurostat ofrece los últimos datos correspondientes a 2015 y son reveladores. El gasto medio por noche de los turistas españoles es de 53,77 euros, lo que sitúa al país, a la cola de la eurozona. La media de toda la Unión Europea se situó en 68,05 euros por noche, un 27% más. Y los turistas de algunos países, como Austria, Malta, Luxemburgo o Irlanda duplican en gasto al de los españoles llegando a superar los 120 euros diarios de gasto. En la cola están los viajeros de Grecia, que gastaron menos de 30 euros por noche, seguidos de los portugueses, que destinaron menos de 40 euros.

[España es el destino de moda en Europa]

El gasto de los turistas extranjeros en España también se ha disparado este año. Según los datos publicados por el INE, el gasto medio por cada turista ascendió hasta 1.132 euros en julio, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al mismo periodo del año anterior. En cuanto al gasto medio por cada día de estancia, la subida fue del 6% respecto a julio de 2016 hasta alcanzar 139 euros. Dos factores están detrás de esta subida. Por una parte, la inflación de los diferentes servicios relacionados con el turismo (desde los alojamientos hasta la restauración), que obligan a realizar un mayor gasto para adquirir los mismos productos. Por otro, el incremento de la renta disponible en los países europeos, que viven una fase del ciclo muy positiva y que permite a cada viajero elevar su gasto.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios