Saca otros 3.500 millones del fondo de reserva

El Gobierno pagará la extra de los pensionistas con un préstamo de 6.000M

Retirará 3.500 millones de euros de la 'hucha de las pensiones' para abonar la extra de verano, lo que deja el Fondo de Reserva en solo 11.600 millones

Foto: La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves cómo se pagarán los 17.218 millones de euros que hay que pagar a los pensionistas como suma de la prestación mensual, la paga extra de julio y el abono del IRPF. Como ya no queda dinero suficiente en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y los ingresos por cotizaciones son insuficientes, el Gobierno ha autorizado que se paguen 5.986 millones de euros con cargo al préstamo del Estado a la Seguridad Social aprobado en los Presupuestos Generales del Estado. El préstamo para todo el año asciende a 10.192 millones, lo que significa que para esta paga extra se agotará casi el 60% en un solo pago (quedará por abonar la extra de diciembre), aunque la cuantía del fondo es ampliable.

Además, el Gobierno sacará 3.514 millones de euros del Fondo de Reserva para completar la paga de verano, lo que significa que la hucha de las pensiones se reducirá hasta los 11.602 millones de euros (en precio de adquisición). De este modo, en la primera mitad del año, el Gobierno habrá retirado el 23% del dinero que quedaba a final de año. Los 11.602 millones que quedan ahora en la 'hucha' serían suficientes para pagar la extra de diciembre a los pensionistas dado el ritmo actual de las cotizaciones, aunque lo más probable es que el Gobierno no utilice todo este dinero y aproveche el crédito concedido por el Estado a la Seguridad Social para así no vaciar el Fondo de Reserva.

Como señala el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, "la utilización de parte del préstamo habilitado por los PGE y aprobado este jueves tiene como fin mantener las reservas del Fondo sin tener que desinvertir activos". Sin embargo, el efecto neto sobre la Seguridad Social es el mismo, puesto que, en vez de reducir sus activos, eleva sus pasivos, ya que contrae una deuda con el Estado. El resultado, en términos de endeudamiento neto, es idéntico.

Javier JorrínJavier Jorrín

El Gobierno ha explicado que los 3.514 millones de euros retirados de la hucha de las pensiones se han obtenido sin tener que desinvertir, sino que proceden de los vencimientos que han tenido lugar en los últimos meses y las plusvalías por intereses. Esta cuestión técnica no evita que la Seguridad Social haya agotado casi uno de cada cuatro euros de los que quedaron al final de 2017. En su momento más boyante, el Fondo llegó a acumular unos ahorros por valor de 67.000 millones de euros en el año 2011 que, a día de hoy, casi se han evaporado. De hecho, si no hubiese sido por el préstamo concedido por el Estado, actualmente quedarían poco más de 5.500 millones, cuantía que se agotaría al final del año con la extra de diciembre.

De esta forma, la Seguridad Social podrá abonar a tiempo los 17.218 millones que tendrá que desembolsar en los próximos días. En total, se pagarán más de 9,5 millones de pensiones, una cifra que no deja de aumentar y que eleva la presión sobre el sistema. La nómina de las pensiones marcó un nuevo máximo histórico en junio, con un coste de 8.747 millones de euros, un 3% más que en el mismo mes del año anterior. Los ingresos por cotizaciones son suficientes para pagar la nómina mensual de las pensiones, pero cuando llega el momento de pagar la extra, la recaudación es insuficiente y es cuando el Gobierno tira de los ahorros.

La utilización de parte del préstamo habilitado por los PGE tiene como fin mantener las reservas del Fondo sin tener que desinvertir

Esta no es la primera vez que el Estado tiene que ayudar a la Seguridad Social para pagar las pensiones. Entre 1994 y 1999, el Tesoro tuvo que hacer préstamos similares. Sin embargo, esto sí es una novedad desde la creación del Fondo de Reserva, ya que hasta ahora, cualquier déficit se había cubierto gracias a la hucha acumulada durante los años de la burbuja. Pero este dinero se ha agotado, lo que obliga a una reforma del sistema para buscar alternativas que lo hagan sostenible. La Seguridad Social tendrá 10 años a partir de 2018 para devolver este préstamo al Estado; y, eso sí, no devengará intereses (al contrario que la deuda del Tesoro que financió la Seguridad Social).

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios