ECONOMÍA DIGITAL

Bruselas, tenemos un problema: el 'blockchain' choca con la normativa de datos

En mayo de 2018 entra en vigor la nueva (y esperada) normativa en materia de protección de datos. Desde el sector jurídico avisan: las tecnologías 'blockchain' no casan con la nueva regulación

Foto: Las tecnologías 'blockchain' se caracterizan por su inmutabilidad e inalterabilidad. (Reuters)
Las tecnologías 'blockchain' se caracterizan por su inmutabilidad e inalterabilidad. (Reuters)

El nuevo reglamento de protección de datos no ha entrado todavía en vigor y ya asoman algunas grietas. Es el caso de su relación con el 'blockchain' (cadena de bloques), una tecnología disruptiva que gana peso cada día y que está transformando los procesos de negocios en general y los servicios financieros en particular. Una revolución que no termina de maridar con el derecho al olvido que recoge el nuevo reglamento europeo.

Esta nueva tecnología es una nueva forma de almacenar datos en un libro de acontecimientos digitales compartido en varios bloques por muchas partes diferentes y protegido criptográficamente. El punto fuerte del 'blockchain' es su inmutabilidad e inalterabilidad: una vez que se introducen los datos no pueden ser borrados. Para actualizarlos, debe existir consenso entre todas las partes implicadas. “Es una tecnología imparable. La clave para abordarlo pasa por encontrar un equilibrio entre tecnología y privacidad”, señala Gisela Santos, asociada senior de Garrigues.

Con estos datos en la mano, la pregunta es: ¿Qué pasa si la información registrada en uno de esos bloques contiene datos personales y un individuo ejercita su derecho al olvido? Un supuesto que ya se plantean en el sector legal y que pone en un brete al nuevo reglamento.

La eliminación de cualquier contenido choca directamente con la idiosincrasia de esta tecnología y, en el hipotético caso de que se tuviese que suprimir información, en el sector aseguran que reconstruir la cadena sería una tarea hercúlea. En opinión de Santos, el avance de la tecnología es tan rápido que a veces supera al propio legislador.

Para solucionar este supuesto, la legislación nacional de cada país miembro podría limitar el alcance del derecho al olvido en los sistemas 'blockchain'. Otra solución pasa por desarrollar cadenas editables. “Se está trabajando en cadenas privadas y también editables. En estas últimas, se permite que uno o varios administradores puedan reescribir o cambiar bloques de información de posición en un tipo de 'blockchain' editable que lo permita sin alterar la totalidad de la cadena”, explica Natalia Martos, socia de Privacy, IT & Digital Business de Andersen Tax & Legal.

A vueltas con el 'blockchain'

Si no lo ha hecho ya, incorpore estas dos palabras a su diccionario: 'blockchain' y 'bitcoin'. Detrás de ellas ya no hay gurús tecnológicos, sino empresas y despachos que ya trabajan con ellas y se preparan para el terremoto normativo y económico que van a suponer.

“Los sectores bancario y asegurador son los que más están invirtiendo”, explica Martos, “Es una forma de adelantarse a las 'fintech' y no quedarse atrás”.

'Bitcoin', la moneda virtual. (Reuters)
'Bitcoin', la moneda virtual. (Reuters)

Una tesis que casa con el último Observatorio de Digitalización Financiera de KPMG y Funcas, donde se señala que esta tecnología “puede cambiar el mundo de las entidades financieras de forma radical”. En palabras de Ignacio Faus, consejero delegado de KPMG: “Es una de las tecnologías potencialmente más disruptivas. Además resultará de gran utilidad porque se tiende hacia una moneda completamente virtual, que interesa a los reguladores ya que optimizará mucho el sistema económico”.

En materia normativa, Martos cree que la clave pasa por la autorregulación en vez de la regulación: “Toda sobrerregulación podría limitar el crecimiento del 'blockchain' y las enormes posibilidades que ofrece”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios