en el 3,1% para 2016

BBVA mantiene las previsiones de crecimiento pese al 'impasse' político

El Brexit y la incertidumbre generada ante el vacío de poder son factores de riesgo, pero no impiden que la recuperación de la economía española prosiga su curso.

Foto: BBVA Research pronostica la creación de 800.000 puestos de trabajo en dos años. (EFE)
BBVA Research pronostica la creación de 800.000 puestos de trabajo en dos años. (EFE)

España crecerá al 3,1% en 2016 y al 2,3% en 2017. Son las estimaciones del último Observatorio Económico elaborado por BBVA Research, que ha mantenido invariables las previsiones de crecimiento a pesar de la existencia de riesgos como el Brexit o el bloqueo político en España.

El servicio de estudios de la entidad financiera constata que la recuperación prosigue su curso en el segundo semestre de 2016 y estima que el PIB podría encadenar cinco trimestres consecutivos creciendo a un ritmo del 0,8%.

"La incertidumbre política es elevada y podría restar siete décimas al crecimiento de 2016-2017"No obstante, la incentidumbre política "es elevada y podría estar restando siete décimas al crecimiento de 2016-2017", estima Rafael Doménech, responsable de análisis macroeconómico de BBVA Research.

Este organismo confía en que la desaceleración en la creación de empleo sea leve y pronostica la creación de 800.000 puestos de trabajo en dos años: 500.000 este año y otros 300.000 en 2017. El motor de crecimiento de la economía española sigue siendo el consumo de los hogares (-0,7%). También destaca la inversión en maquinaria y equipo (+2,3%).

Factores de riesgo

Otros elementos que preocupan a nivel global de cara al futuro son la ralentización de la economía estadounidense, la crisis china, la vulnerabilidad de los países emergentes y los efectos de una eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea, entre otros. El Brexit podría tener un impacto del 0,4% del PIB en la economía española y del 0,3% en el conjunto de la zona euro, si bien los más perjudicados serían los británicos (-1,5%).

La otra cara de la moneda son los bajos precios del petróleo, un impulso fiscal mayor al previsto y una política monetaria expansiva, factores que han servido para contrarrestar los riesgos y mantener las previsiones de crecimiento.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios